Review Californication: Monkey Business

Si tuviera que destacar algunas de las muchísimas cualidades de Californication te diría que es inimitable, culta, extrema, provocadora y que, además, se emite sin parones. Y así lo ha confirmado Showtime: emitirán la season finale el 27 de marzo. Doce semanas, doce capítulos. Lo ideal para no desconectarnos de esta gran serie que, según muchos, está emitiendo su mejor temporada hasta el momento.

Empezamos con una nueva… ¿referencia musical? Monkey Business es el cuarto álbum de Black Eyed Peas, una cotizada banda estadounidense de hip hop la cual, personalmente, odio hasta morir. Me niego a pensar que Tom Kapinos (principal productor ejecutivo de la serie) haya querido hacerles un guiño. Para mí y para muchos de vosotros Monkey Business es tan solo el cuarto episodio de la cuarta temporada de Californication, un buen capítulo que nos lleva a nuevas tramas pero que quizá le ha faltado un poco de sutileza argumental.

Tan solo sentarnos en el sofá vemos que ya han pasado unas semanas desde que Hank se encerró en aquel hotel para finiquitar el que sería su primer guión para la gran pantalla. Y lo ha acabado provocándole un delirio de esperanza a Charlie Runkle. Esto les lleva a reunirse con Stu, al que ya conocimos en el capítulo anterior, y con Zig, el multimillonario que va a pagar cada uno de los dólares de Fucking & Punching: The Movie e interpretado por ¡Fischer Stevens! Qué grande es…

Complicado...Complicado…

Por otra parte, Karen y Marcy se enfrentan a una situación tremenda. Un acontecimiento que ha dado un giro completamente inesperado: Marcy está embarazada. El principal problema es que dentro lleva una pesadilla que bien podría ser de Charlie, de Rick Springfield, de cualquiera de los “encuentros ocasionales” de la lista de Craig o de cualquier otro pene que se le hubiera cruzado por la calle. Dicho esto, Marcy deberá elegir si practicar un aborto o afrontar una futura maternidad. La verdad es que dudo, a diferencia de Karen, que Marcy pueda llegar a ser una buena madre. Bueno, definitivamente se le vienen problemas de los gordos.

Estas semanas han servido para que Becca se haya consolidado como nueva guitarrista de Queen of Downtown. Por lo que antojamos en la última review, era un hecho bastante predecible y así ha sido. Hay que decir que la distorsión de las guitarras y de los golpes de batería han estado desquiciando a Marcy durante todo el capítulo mientras que, por otro lado, también han servido para que Karen conozca a Ben, el padre de Pearl. Por cierto, acabo de enterarme de que la actriz que interpreta a la cantante de Queens of Dowtown (Pearl) en realidad se llama Zöe Kravitz y es la hija de… ¡Lenny Kravitz! Y sí, Lenny Kravitz se parece un poco a Ben.

Rock BandRock Band

Desafortunadamente, en este capítulo Hank Moody se ha mostrado menos protagonista que en lo habitual, dejándose llevar por agentes, directores y productores hasta llegar a la mansión de Zig. ¡Menudo lío se ha montado allí! Pechos, mamadas, fumazos, erecciones descontroladas… no podía acabar bien. ¿Y ahora qué pasará con Fucking & Punching? Sin un multimillonario como Zig para financiar la película tendremos que esperar o especular. Con dos cadáveres de por medio (monkey included), nuestro protagonista ha solicitado ayuda a Aby, su abogada a la defensa. Inminente tentación. La tendremos vigilada.

Así, pues, nos despedimos de Fischer Stevens (Zig), del mono, de la pronta producción de Fucking & Punching, de la review y de las pocas esperanzas de Hank para recuperar a Karen, viéndose perdida entre las caricias de Ben. La próxima semana nos llega el 4×05: Freeze Frame.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Californication: Monkey Business
Valoración

Categorías: Californication Reviews Series Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »