Review Californication: Everybody’s a Fucking Critic

web

Everybody’s a Fucking Critic guarda mucho de esa esencia humana del “yo lo hago, pero que no me lo devuelvan”. Es pandemia. Todo aquel que no realiza un trabajo cree que puede hacerlo mejor que quien lo está llevando a cabo y así hasta el infinito. Una cadena de cosas por callar. Empieza a quedar muy poquito para despedirnos de esta magnífica sexta temporada de Californication y aún hay mucho por decir. ¿Comentamos?

Cerramos el episodio anterior con Hank sosteniendo el fruto del trabajo de su hija y esta semana abrimos con un careo para buscar verdades. Hay miradas muy poco esperanzadoras para los linces a los que no se escapa un sólo gesto. Mucha tensión, no saber cómo decir la verdad sin dañar al de enfrente. Hank, como padre, tiene una gran responsabilidad. El problema es que sus tácticas no funcionarán jamás. No es que odie la novela de su hija, es que necesita ser pulida, nadie hace magia la vez primera. Claro está, que cuando un novato tiene que escuchar duras críticas a algo en lo que ha depositado tantísimo empeño de los labios de su propio padre… la cosa cambia. Por mucho que busquemos cajones metafóricos y hablemos de alcohol, la realidad suena algo así como “desecha lo que tienes y empieza desde cero”. Y qué difícil.

Probará de su propia medicina. Si bien le ha faltado todo el tacto del mundo para sincerarse con Becca, la verdad que él mismo tiene que escuchar de labios ajenos no es más agradable. En palabras del propio Atticus, la obra de Hank “es mierda”. Le puede. Es superior al escritor trabajar por encargo, no es ningún secreto. Ese God Hate us All será un lastre que llevará para los restos. Si poca pasión le ha despertado el proyecto, saber que tiene que enfocarse más en el patético filme que surgió sin tener que surgir de su obra, es la puñalada final. Esa película es artífice del desastre, nada sería como es sin esa película, nada se habría volatilizado y la cordura de nadie habría sido puesta a prueba. Así es la vida. Le va a resultar más que duro. Va a tener que esforzarse no sólo por hacerlo mejor, sino por aniquilar a los demonios.

Es por eso que una visita a Faith puede aclarar las ideas, hacer las veces de bálsamo y, ¿por qué no?, devolvernos un poco de sexo cuando buscamos una musa. No es que la obra sea mala, es que en ella no hay corazón. Se puede ser más claro, pero no más sincero. Lo que hay en estas páginas no es Hank, sino un relleno. Una gran escena, en parte (sólo en parte, sólo) porque David Duchovny tocando la guitarra desnudo está en mi top de cosas vistas en la vida.

guitarra

Y han vuelto a regalarnos un final precioso, cargado de simbolismo, de emociones, tan Californication que duele. Becca se encuentra a solas a punto de homenajear a Bradbury cuando el segundo escritor derrotado del día entra en escena. Hasta los leones reciben críticas, claro que sí. Aquí no hay nada que quemar porque la creación propia se imprime como un hijo y llega a doler. Las llamas no son la solución, sino seguir intentándolo. El mundo no necesita más abogados. Puede que tampoco necesite escritores, pero el corazón habla y la vida ya es bastante difícil sin luchar por lo que importa. Hank no es un mal padre, en realidad, es sólo que no sabe vivir sin ser un desastre y eso se extiende por todas partes.

end

No puedo despedirme sin hablar de la otra cara caótica de la moneda, el triángulo Marcie/Stu/Runkle al que se ha unido la feminazi escritora. Y qué risas. Los dos hombres quieren volver a la vida de una mujer que no sólo no tiene clara la decisión, sino que sufre la eterna persecución de una chiflada. Y esto hay que cortarlo de raíz, claro está. Adiós Ophelia, aunque todavía tiene la llave de la jaula del pene de Stu… Eso duele. Y como todas las grandes cosas, para terminar siempre tiene que haber una constante que ayude en la despedida. Un Runkle meado, por ejemplo.

Me consta que no todo espectador opina igual, pero a mí esta sexta temporada, vuelvo a repetirme, me está resultando sublime. Muy única a su manera, mucha esencia si la percepción y las emociones no me juegan una mala pasada.

¿Qué os ha parecido?

Nota del autor
5
Vuestra nota
Review Californication: Everybody’s a Fucking Critic
4.3 (86.67%) 9 votes

Categorías: Californication Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »