Review Californication: Blind Faith

web

Encontrar lo que uno busca requiere en ocasiones un esfuerzo titánico y el desempeño de acciones que no siempre serán plato de buen gusto. A veces encontramos las cosas que nunca buscábamos, otras vagamos durante lo que puede parecer una eternidad, sin rumbo, esperando a que esa visión que tanto necesitamos, ese pequeño chip que tiene que encenderse en nuestra cabeza haga el clic definitivo. Cuenta atrás. Un par de episodios para despedirnos de Hank hasta el año que viene y un montón de sensaciones muy intensas que se agolpan dentro. Hablemos de ellas.

Becca quiere marcharse a ver mundo y dar un paso más en aquello de vivirlo todo. Quiere hacer como los grandes, como esos autores maravillosos a los que admiramos, como Miller, como Burroughs, nada menos. Suena muy grande para su padre, que no quiere despegarse de ella, pero es lo que toca. Quiere coger la carretera y saborear el asfalto como lo hizo Faith.

Resulta menos extraño de lo que nos gustaría el verlos intentando ser una “pareja” normal, o todo lo normal que puede llegar a ser ese tándem. No termina de gustarme porque ya lo comenté en la review anterior, ese asunto pendiente queda siempre en la bandeja de correo para mirar más tarde. Y la cuestión es que hacen una pareja jodidamente magnífica, al menos de manera temporal. Pero el fantasma de Karen siempre seguirá ahí. Para todos.

Faith, la musa nómada, se verá en la difícil tesitura de tener que pasar por casa arrastrando al escritor con ella. Vaya cuadro. Vaya escena que presenciar. Un museo de los horrores cristiano, con una madre que no sabe vivir ni respirará nunca con libertad, con un padre que la entiende mejor de lo que piensa pero que se ha acomodado a la vida de manual mientras se queda en el sofá viendo porno y bebiendo cerveza. Es un cuadro sin arreglo, por mucho que juntemos las manos y recemos antes de la cena.

cena

Por si no fuera suficiente, Faith no sólo va a tener que lidiar con actitudes plásticas, sino con fantasmas del pasado poco agradables. Allí donde un día vivió todo son habladurías porque nadie concibe que alguien pueda subir al autobús de una estrella del rock y experimentar el sexo como si fuera a morir mañana. Para sus padres no es más que una puta que se quitó el hábito ante Dios para abandonarlo todo.

Es una pesadilla hecha realidad. Faith ha crecido en un lugar donde nunca ha podido ser nadie y donde los que dejó atrás se comportan como hienas escondiendo cierta envidia por no vivir. Y sí, no es que la vida de la musa sea ideal. Es cierto que es una mantenida poética, es cierto que no tiene un techo, son ciertas muchas cosas, pero, ¿difiere tanto de los demás? No creo que sea tan distinta a los amargados con los que tiene que encontrarse al volver a ese amago de hogar, simplemente se ha dejado llevar por instintos que para otros están escondidos. Y no será precisamente mi personaje favorito, pero a veces es interesantísima y está dando un sabor muy propio a esta temporada tan estupenda.

end

¿Y qué hay de Hank? Demasiado mayor para mantener una relación con la musa (a ojos de juicio rápido, no a los míos y supongo que tampoco a los vuestros), demasiado joven de espíritu para terminar de ser adulto y con una hija que va por el mismo camino. Nadie puede evitarlo. Lo que sí puede es disfrutar de lo que la vida le va poniendo día a día en bandeja, incluso si después (siempre) le trae problemas. Quiere y siempre querrá a Karen, lo más importante en su vida siempre serán ella y su hija y nunca, nunca renunciará al sexo esporádico, las oportunidades de colocarse, beber hasta caerse o vomitar en una cuneta. Es como si tuviera demasiado presente que un día terminará todo y no vamos a volver para tener una segunda vida donde arreglar nuestra mierda.

Todos recordamos aquella primera escena de Californication, ¿verdad? “You can’t always get what you want”, una monja, sexo oral, Cristo como testigo. Siete años después la musa ha llegado para hacer realidad esa fantasía. Nunca es tarde. Y nunca tendremos suficiente de esta serie.

Magnífico episodio de nuevo. Sólo podemos pedir que los dos restantes estén a la altura y quedemos tirándonos del pelo por volver a ver una orgía en el corazón de Los Ángeles.

Nota del autor
4.5
Vuestra nota
Review Californication: Blind Faith
4.6 (92.86%) 14 votes

Categorías: Californication Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »