Review Californication: 2×01 y 2×02

Aunque oficialmente la serie no vuelve hasta la próxima semana, los dos primeros episodios de la segunda temporada de Californication se han filtrado (¡oh, milagro!) y, quien más quien menos, ya hemos podido disfrutar de las nuevas aventuras (no merecen otro nombre) del escritor Hank Moody. La irreverencia ha vuelto a Showtime de la mano de Californication, el lugar donde siempre habrá problemas para Hank

El motor de la primera temporada de Californication se basaba en el potencial retorno de Hank y Karen, con el molesto Bill en medio de la pareja. Bueno, en realidad era Hank quien estaba en mitad de los prometidos, pero no vamos a ponernos de parte de Bill, ¿no? Un Bill que ha desaparecido tras el plantón a dos metros del altar, ya que al menos en estos dos primeros episodios no ha habido ni rastro de él.

De modo que si antes la cosa iba de juntar a Hank y Karen, ahora estamos ante un planteamiento opuesto: pasamos de sufrir por si se juntan a sufrir por si se separan. Sufrir al fin y al cabo, que parece ser que es lo que toca cuando uno está cerca del señor Moody… Esta situación será la que mueva la serie en la segunda temporada, y es curioso porque al menos yo no lo esperaba. Veía quizá más probable que Hank y Karen rompiera ya en el primer capítulo. Han estado a punto de hacerlo, pero el final del 2×02 nos deja a un paso de la enésima reconciliación. De todas maneras, empecemos por el principio: vasectomía.

Sí, amiguitos, en un acto de clara enajenación mental Hank decide pasar por quirófano y someterse a una operación ahí. Eso demuestra que quiere cerrar el grifo (con una Becca es suficiente) y que no le acaban de convencer los preservativos para ello. Y de alguna manera implica su intención de alejarse de la promiscuidad. Pero Hank siempre tiene la manera de complicar las cosas: nunca equivocarse de habitación fue tan embarazoso… Pero una cosa lleva a la otra y resultado es acabar en comisaría.

Hank tocando fondoHank tocando fondo

Ya en junio nos llegaba el chivatazo de que el segundo capítulo de esta temporada prometía tener escenas memorables. No nos engañaban… La pareja Runkle (Charlie y Marcy) se sale en todo momento, especialmente durante su encocada discusión. Verlos en pleno frenesí de gritos, en plan No me chilles que no te veo, es hasta el momento lo mejor de esta segunda temporada. El despido de Charlie (brillante escena nuevamente, qué mala pécora es esa secretaria…) junto con la aparición del nuevo amigo que Hank hace en prisión, Lew Ashby, serán las nuevas vías narrativas de esta tanda de capítulos.

Charlie tocando otra cosa...Charlie tocando otra cosa…

Fuera ya de la comedia, destacaría los brillantes momentos en que Becca opina sobre la relación de sus padres. Siempre me parece tramposo hacer tan sabio a un niño, pero con esta actriz casi me lo creo todo.

En general, ha sido un arranque de temporada sostenido, fuera de grandes giros en la trama, alejado de los fuegos artificiales y con pocas sorpresas. Pero como a mí me ha dejado con ganas de ver el 2×03, ¿qué más le podemos pedir a una serie? ¡Nos vemos allí!

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Californication: 2×01 y 2×02
Valoración

Categorías: Californication Reviews Series Etiquetas: , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »