Review BSG: Six of One

Review BSG: Six of One

Después de la tempestad siempre llega la calma. Y después de una season premiere cargada de acción, necesitábamos un respiro, un episodio de personajes, de diálogos y de momentos. Six of One es un homenaje a la conversación, a la lucha entre caracteres, a la despiadada intención de hacer prevalecer una opinión sobre otra, aunque estén en juego las relaciones personales. Vamos a comentarlo…

Estamos ante uno de los episodios con menos acción de Battlestar Galactica. No se produce ninguna de las habituales batallas entre cylons y humanos porque cada bando tiene su propia guerra interna. La clave de la cuarta temporada será la búsqueda de la identidad y del pasado de unos y otros. Y ese descubrimiento pasa por encontrar la Tierra, de la que los humanos se alejan cada vez más, según Starbuck. Pero vamos a focalizar nuestra atención en esas conversaciones, esas luchas personales que han marcado el capítulo.

En un primer término, la batalla dialéctica entre Starbuck y el viejo Adama. Bill, tal vez guiado por la voluntad de Roslin, decide no escuchar a Starbuck, su hija adoptiva. Starbuck está loca, lo ha demostrado cuando ha intentando atentar contra la presidenta. Sin embargo, ha arriesgado su vida por la verdad, por su verdad. La presidenta no ha titubeado, ha disparado y, el destino o su mala puntería (algo discutible estando a menos de un metro de distancia), han querido que Starbuck siguiera con vida.

La segunda batalla verbal se produce entre Adama y Roslin, que podrían haber roto sus vínculos a raíz de este episodio. Aunque Roslin no ha fallado en sus predicciones pasadas, es posible que esté asumiendo demasiado protagonismo. La conversación entre los dos líderes de Galactica es una lucha encarnizada entre la razón y la fe. Laura empieza a tener dudas sobre su función en Galactica, aunque no ha dejado de creer en el destino. Y Adama está harto de perder, de huir…

La tercera conversación importante, no tanto por el fondo sino por la forma, es la que mantienen Starbuck y Lee. El joven Adama ha dejado de creer en su misión como piloto. Necesita un cambio en su vida y en esta ocasión no está motivado por nada en concreto, sino por un sentimiento, una intuición. Starbuck comparte sensaciones con Lee. Y llega uno de los momentos más esperados: el beso. Un beso de despedida. Supone un adiós a los dos mejores pilotos de Galactica, pero también a la batalla contra los cylon y, por extensión, al objetivo vital de las tres temporadas anteriores.

En último lugar, y no por ellos menos importante, la conversación múltiple que mantienen los cylon. Debaten sobre la necesidad de manipular electrónicamente a los cylons voladores, que han empezado a sentir, a distinguir a sus compañeros y a tomar decisiones por sí mismos. A un lado, Número Dos, Número Seis y Número Ocho. Al otro, Número Uno, Número Cuatro y Número Cinco. Una manipulación en las votaciones por parte de estos últimos desembocará en una guerra interna entre modelos cylon. Número Seis desconecta el control sobre los cylons que no tienen forma humana, que atacan a Cavil (Número 1). Colosal. Uno de los puntos fuerte de los cylon era su unidad. Las batallas internas erosionarán su confianza y mermarán los ataques contra los humanos. Lo que sucederá en la nave cylon a partir de ahora es una incógnita.

Otro de los momentos importantes es la conversación entre Tory y Baltar, pero la ayudante de la presidenta se marcha antes de obtener una respuesta. Baltar en su línea: parece saberlo todo y parece no saber nada. En conclusión, un capítulo de momentos cruciales que marcarán el desarrollo de la temporada. ¿Qué os ha parecido? ¿Os ha gustado más que la season premiere?

.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review BSG: Six of One
Valoración

Categorías: Battlestar Galactica Reviews Series Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »