Review BSG: Revelations

Review BSG: Revelations

Los secretos siempre son mucho más apasionantes que las revelaciones. Por eso, estoy ligeramente decepcionado con Revelations. Es un episodio espectacular que podría haber sido majestuoso si se hubiera exprimido más el papel de los cuatro últimos cylons de Galactica. A la postre, sólo la manifestación de Saul ha estado al nivel de las expectativas. Tory, Anders y, sobre todo, el jefe Tyrol han pasado excesivamente desapercibidos. Menos mal que el final es para arrancarse los pelos uno a uno y que el hilo conductor del episodio es arte plasmado en una serie. Se acabó Galactica hasta 2009, pero ya habrá tiempo de llorar. Abróchense los cinturones, comentamos Revelations, una de las mayores obras maestras de la televisión…

Voy a empezar justificando mi ligera decepción tras ver Revelations, porque no creo que sea justo para Galactica después del capitulazo que nos ha ofrecido. Después del final de la última temporada estaba convencido de que el momento de la revelación de estos cuatro últimos cylons sería traumático para la flota. Han convivido con ellos durante muchos años, han sido sus parejas, sus grandes amigos o el hombro donde apoyarse. Por eso, exceptuando el duro golpe que recibe Adama con la manifestación de Saul (incluída la grandiosa actuación del viejo), las revelaciones de Anders, Tory y Tyrol han sido débiles.

Tory ha huído a la primeras de cambios, confirmando que era la más cercana a la filosofía cylon. La confesión a Roslin no ha sido todo lo espectacular que se preveía. ¡Ha sido su mano derecha durante dos años! Todos sabemos que la presidenta es una mujer muy dura, pero en un momento de máxima tensión lo más lógico es desplomarse. En cualquier caso, Laura ha estado excelente, por enésima vez, en especial cuando ordena a Adama que bombardee la nave cylon (con ella a bordo) si se les escapa su opción de encontrar la Tierra. Sin ser consciente, Laura ha estado muy cerca de la muerte en varias fases de la negociación.

Un Emmy para Adama...Un Emmy para Adama…

El último defecto que le voy a sacar a Revelations es la escasa participación de Tyrol. Tal vez sea un cariño personal, pero creo que Galen había sido determinante durante las tres anteriores temporadas y siempre había estado en el centro de la acción arriesgando su vida. Nueva Caprica es el ejemplo más obvio. Por eso, esperaba que cuando se destapara que el jefe es un cylon, todos sus compañeros del hangar se llevaran una decepción. Quería ver sus caras de incredulidad y su desesperación por haber recibido órdenes de un cylon. Con Anders ha sucedido algo similar, aunque sí hemos podido ver la reacción de Starbuck. ¿No esperábais algo más de Kara? Después de jugarse la vida por regresar a buscarlo…

Revelations ha empezado confirmando que D'Anna nunca debió apagarse. Es un gran personaje que ha sabido jugar sus cartas para sobrevivir, ahora que cada vez es más humana. Junto a Lee han protagonizado los momentos de mayor tensión del episodio. Por cierto, me quedo con la revelación (sí, lo siento, hubo muchas) de D'Anna de que sólo hay cuatro de los últimos cinco cylons a bordo de Galactica. ¿Nos podemos fiar de sus palabras? Creo recordar que en ese momento ni Helo ni Roslin estaban en Galactica, sino en la nave cylon… ¿Será una pista?

No voy a dejar pasar ni un segundo más en esta review sin hacerle un pequeño homenaje a Gaeta. Felix vuelve a estar en su puesto de trabajo pese a sus carencias físicas. Aunque la escena que se le cae algo al suelo es bastante tópica, creo que ha servido para enternecernos y pensar en todo lo que ha hecho por Galactica y la supervivencia de la humanidad. Bravo por Gaeta, un HÉROE con mayúsuculas.

La táctica de D'Anna para presionar a Galactica es magnífica. O llegan los cuatro cylons a su nave o irá matando a un rehén cada 15 minutos. La confesión de Saul, que ya hemos comentado anteriormente, sirve para que Lee monte el contrataque de los humanos. Si tocas a algún rehén, me cargo a Saul, uno de los cuatro últimos que buscas. Como reconoce Roslin después, Lee ha sabido gestionar la crisis a la perfección, moviendo sus fichas de manera inteligente para llevar la delantera en la negociación con los cylons. Nota: ver a Saul atado a punto de ser lanzado al vacío genera pánico.

Saul, al borde de la muerteSaul, al borde de la muerte

Es curioso cómo reacciona Baltar cuando se entera de que Tory es un cylon. Asegura que ya lo sabía, que lo sospechaba desde el primer momento. Baltar había tenido contacto directo con Tory, pero no le preocupa que sea un cylon, sino que se dio cuenta cuando la vio. Gaius está hecho de otro material, distinto a los humanos y a los cylons. Mientras tanto, D'Anna ejecutaba al primer rehén y Lee ponía en marcha el plan B. En otro lugar de Galactica, Ander sy Tyrol observaban el Viper con el que Starbuck había llegado a la Tierra. Había algo extraño en él, aunque no sabían muy bien de qué se trataba… El híbrido tenía razón. D'Anna señalaría a los cuatro cylons de Galactica para encontrar la Tierra.

Baltar se cuela en la negociación entre D'Anna y Lee intentando buscar una solución pacífica, pero la cylon está convencida de forzar a los humanos a través de la guerra. Armamento nuclear apuntando a Galactica y listo para ser disparado. Lee responde abriendo las compuertas y dejando a Saul a un sólo paso de la muerte. En el momento más cercano a una guerra nuclear entre civilizaciones aparece Starbuck asegurando saber la posición de la Tierra. Su Viper, y sólo su Viper, le había dado las respuestas.

Lee gestiona el descubrimiento a la perfección. Después de años de lucha y supervivencia, el pacto con los cylons es indispensable para llegar a la Tierra, dejar de sobrevivir y empezar a vivir. D'Anna acepta el acuerdo en nombre de los tostadores y las dos civilizaciones parten hacia la Tierra. En los últimos compases antes de llegar a casa, la alegría se desborda en la flota cuando el almirante asegura haber encontrado la Tierra. Han sido necesarias cuatro temporadas para escuchar ese anuncio.

Y llegamos al cliffhanger final. En esta ocasión Galactica no ha apostado por la revelación como sorpresa, como sucedió al final de la tercera temporada, sino por el impacto visual. Primero de todo, porque ver a humanos y cylons juntos (híbridos -Hera- incluidos) caminar por la Tierra es una imagen que no esperábamos. Después de todo, las dos civilizaciones tenían el mismo objetivo. Y segundo porque la Tierra está completamente destruida. No hay rastro de templos majestuosos y calles pavimentadas con oro, hay destrucción y un olor a muerte espeluznante, exactamente de lo que estaban huyendo los humanos y los cylons. ¿Es la Tierra? ¿Habrá guiado Starbuck, como presidjo el híbrido en Razor, a la destrucción de la humanidad? ¿Podrán convivir los humanos con los cylons? ¿Qué pasará con los cuatro de Galactica? ¿Por qué no tenemos noticias del último modelo cylon? ¿Por qué queda tanto para 2009? Galactica apaga sus motores e inicia un letargo que durará medio año. La espera merece la pena…

Esto es la Tierra...Esto es la Tierra…


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »