Review BSG: No Exit

Review BSG: No Exit

Si la grandeza de una serie se midiera por la variedad de sus episodios, por sus recursos, por su repertorio, la magnitud de Battlestar Galactica sería universal, inimaginable. Después de pasarnos dos horas corriendo al lado de Adama, disparando con Starbuck, gritando con Roslin y cruzando los dedos para que Gaeta y Zarek fracasaran, Galactica nos ofrece una silla y una copa: acomódate, que vamos a hablar. La única pega que le ponemos a No Exit es que, cargado de respuestas, nos recuerde que esto se acaba. Bienvenidos al episodio más revelador de la historia de la serie…

¡La review más larga de la historia está lista! El capitulazo lo merece…

  • Episodio 4×15: No Exit
  • Fecha de emisión: 13 de febrero

Tened piedad: jamás me he enfrentado a una review tan complicada. Tal vez porque jamás había visto un episodio tan lleno de respuestas, tan denso y a la vez tan bien hilvanado. No Exit es la biblia de los cylons, una enciclopedia de la historia de los tostadores, en la que Ellen Tigh, los cuatro de Galactica y Cavil (rebautizado como John) juegan un papel esencial. Una biblia explicada en fascículos, en la que viajamos en el tiempo hasta los días de Nueva Caprica, al día en que Ellen moría a los ojos de Saul y volvía a nacer en una nave resurrección. Sí, los cinco últimos también resucitan. Pero vayamos por partes. Tres historias centran la atención del episodio:

Tyrol y Adama, juntos de nuevoTyrol y Adama, juntos de nuevo
  • El regreso del jefe Tyrol a sus funciones en Galactica. Adama le ha encomendado la misión de arreglar a su chica, la nave que los ha llevado hasta allí. I'm still a cylon, dice Tyrol. Y Bill, inmenso, le contesta: It's all right. So's my XO. Fix my ship, chief. Su nave. En la que sólo unos días atrás estuvo a punto de ser asesinado por un grupo revolucionario. La tecnología cylon parece el único modo de curar la nave, pero Adama se opone rotundamente… hasta que las grietas llegan a su habitación. Nada más que comentar salvo la sensación, cada vez más convincente, de que el líder moribundo que guiará a los humanos es la propia nave…
  • La operación de Anders, que ofrece los momentos de máxima tensión del episodio. La vida de Sam pende de un hilo y necesita una operación. Pero ese hilo contiene información privilegiada sobre la vida de los cylons en la Tierra. Y Anders quiere que su público sean los cylons de Galactica: Just get the rest of them. Please tell them I remember everything. Earth. Why we're here. Everything (Trae a los demás. Diles que lo recuerdo todo. La Tierra. Por qué estamos aquí. Todo).
  • La conversación entre Ellen y John. Podrían estar doce horas seguidas hablando. Y yo estaría doce horas seguidas mirando…

Debido a la complejidad del capítulo, creo que será útil resumir, a la vez que comentamos, todo lo que ha explicado Anders y todo lo que ha dado de sí la conversación entre la señora Tigh y Cavil. Veamos:

Anders, calvoAnders, calvo

La historia de Anders
Hablando en plata: Sam está chungo. Muy chungo. Tiene una bala alojada en su cerebro y sólo una rápida intervención le salvará la vida. El problema es que esa bala ha activado su memoria. Y para Sam, como para los otros tres últimos cylons de Galactica, las respuestas sobre su existencia valen más incluso que su vida. De ahí que Sam apure el tiempo detallando todo lo que recuerda, hasta sus últimas consecuencias. La semana que viene veremos las secuelas.

Anders dice que los cuatro últimos de Galactica trabajaron en unas instalaciones de investigación en la Tierra, recreando la tecnología de resurrección de la décimotercera tribu. Pequeño detalle: Ellen y Saul estaban casados y Tory y Galen enamorados. Los cinco últimos tuvieron éxito en su trabajo, así que cuando los centuriones atacaron y destruyeron la Tierra, se descargaron en nuevos cuerpos. Y se marcharon en un viaje espacial en busca de las 12 tribus para alertar sobre el peligro de la creación de centuriones, recordándonos una de las frases que marca esta serie: todo esto ha sucedido antes y volverá a suceder en el futuro. Llegaron tarde. La primera guerra cylon había empezado.

Los centuriones estaban trabajando en la creación de cylons con forma humana, pero sólo tuvieron éxito con el híbrido. Bueno, es relativo, todos conocemos al híbrido… Así que los cinco últimos hicieron un trato con los centuriones: os enseñamos cómo se hacen cylons con forma humana si os largáis. Trato hecho. Si recuperamos la primera escena de la serie, podemos concluir que este pacto duró exactamente 40 años. Además, como quien no quiere la cosa, Anders suelta que ellos son los creadores de los ocho modelos cylon con forma humana. ¡Parad la nave! No sé si rompe más que sean sus creadores o que… ¡haya un décimotercer modelo! Estaba claro que la ausencia de un Número 7 era bastante sospechosa. Por cierto, el cylon exterminado por Cavil (esto lo dice Ellen) se llamaba Daniel y era muy artista. Artista… ¿como Starbuck y sus pinturas? A que Starbuck es hija de un cylon y una humana…

Antes de empezar la operación, Anders todavía tiene cosas que decir: Cavil fue la primera creación de los cinco últimos, pero también salió algo defectuoso, ya que se negó a aceptar al Dios que trataban de inculcarle. Así que Cavil se cargó a los cinco últimos e impidió que accedieran a sus recuerdos al resucitar, incapacitando así su recuerdo de que eran, y son, cylons. Además, fueron introducidos entre los humanos uno a uno. Finalmente se lleva a cabo con éxito la operación para extraer la bala. Casi prefería sacrificar a Anders con tal de que siguiera explicando fascinantes batallitas de la Tierra…

Cavil, Ellen y... ¡salvadora Boomer!Cavil, Ellen y… ¡salvadora Boomer!

La conversación entre Cavil y Ellen

Hace doce meses: Ellen resucita en una nave. Rápidamente nos damos cuenta que no es la Ellen alocada de Nueva Caprica o de Galactica, es una Ellen paciente, sabia, cargada de información. Otro modelo, otra Ellen. La primera visita que recibe la señora Tigh es la del Brother Cavil, rebautizado como John en honor al padre de Ellen, una de sus creadoras. En pocos segundos se enzarzan en una discusión porque ambos tienen diferente punto de vista sobre la relación con los humanos y sobre sus limitaciones. Poco después entra Boomer, que más adelante será decisiva.

Hace diez meses: Cavil le enseña un vídeo a Ellen con la explosión del Ojo de Jupiter en el templo de los cinco últimos y le dice que tuvo que apagar a D'Anna porque había visto sus caras. Ellen le contesta que eso sólo es temporal, a diferencia de lo que hizo con el modelo número 7. Vuelve a aparecer en escena el mencionado Daniel, que se llevaba especialmente bien con Ellen. Eso pudo levantar ciertas desconfianzas en Cavil, que cortó por lo sano. El propio Cavil entra en cólera sobre la estupidez de los últimos cinco, que lo construyeron con multitud de limitaciones. Ellen le recuerda que está creado con la intención de que sienta amor y sea libre, como los humanos. Por cierto, el discurso de Cavil sobre sus posibilidades pone la piel de gallina…

Hace cuatro meses: Situamos la escena poco después del episodio The Hub, en el que la nave resurrección ha sido destruída. Por primera vez, Cavil y el resto de modelos temen a la muerte. John le exige a Ellen que cree una nueva nave resurrección, pero ésta le contesta que sólo puede hacerlo con la ayuda de los cuatro últimos de Galactica. Implacable, Cavil advierte a Ellen de que le abrirá el cerebro para rescatar información. Y para torturarla, que ya hemos visto el odio que hay en sus ojos.

Hace dos días: Ellen descubre que Cavil torturó a los cinco últimos para enseñarles una lección y para que estuvieran agradecidos cuando fueran resucitados. Es evidente que no funcionó. Cavil insiste en que la señora TIgh debe construir la nave resurrrección, a la vez que sigue culpándola de crearlo y hacer de él un monstruo. Ni siquiera un acercamiento amoroso de ella ablanda la decisión de John, que se marcha para preparar el instrumental de tortura. Y recuperamos a Boomer, que entra en la habitación supuestamente para entregar a Ellen una bata y llevarla a quirófano, pero en una jugada maestra, se monta en una junto a Ellen y se marcha. ¡Grandísima Boomer!

¿Me dejo algo? ¡Sí! Una conversación entre Laura y Lee Adama en la que la presidenta admite estar agotada y cede su cargo en funciones al hijo de Adama, aunque ella seguirá ostentando la presidencia. Estaba cantado. Dos Adama al frente de la humanidad. No Exit es uno de los mejores episodios de la serie. Y no ha hecho falta disparar ningún Viper, ni montar otra revolución, ni que Starbuck juegue entre Lee y Anders. Galactica es grande. Es inmensa. Qué lástima que sólo queden cinco capítulos…


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »