Review BSG: Daybreak (Part I)

Review BSG: Daybreak (Part I)

Primer contacto con el último episodio de Battlestar Galactica, enésima sorpresa agradable de la historia de la serie. Hablar de capítulo espectacular no es noticia, pero es que además en esta ocasión hemos tenido que aguantar las embestidas sentimentales generadas por la situación desesperada de la humanidad. Y por la carga emocional que supone saber que estamos llegando al final del camino. Daybreak es un capítulo con muchísimo sabor a despedida, en especial porque nos hemos guardado la acción para el capítulo doble de la semana que viene. Y en esta nos hemos mirado a los ojos para contarnos verdades…

Disculpad por el retraso. Todavía tenemos cinco días para comentar este maravilloso capítulo. La review de No Exit ya no es la más larga de la historia…

  • Episodio 4×19: Daybreak (Part I)
  • Fecha de emisión: 13 de marzo

Estoy seguro que si diseñara mentalmente el último episodio de Battlestar Galactica, no se parecería demasiado a Daybreak. En mi lista de “acontecimientos obligatorios” que debía tener la season finale, he tachado muy pocos. Pero me da igual, ¿sabéis por qué? Porque nunca me había emocionado tanto con un capítulo de televisión. Nunca. Nunca había apretado los dientes para sostener esa lagrimilla que se quiere desbocar. Y jamás me había sentido tan cerca de una realidad y unos personajes de ficción.

De hecho, me he sentido como uno más en ese hangar en el que el almirante Adama proponía una misión suicida. Que levante la mano el que no se haya emocionado con esta línea…

Sí o noSí o no

Galactica lleva cinco años sorprendiéndonos y en su último episodio tampoco nos ha defraudado. Lo ha hecho a través de flashbacks, que probablemente no han aportado demasiadas novedades, de la vida de los personajes principales en Caprica. BSG es la historia de la supervivencia de la humanidad, por eso Daybreak ha puesto el acento en Adama, Roslin, Baltar, Lee y Starbuck, los humanos más destacados de la flota, después de varios episodios mirando casi exclusivamente a la historia de los cylons. Veamos qué nos han enseñado esos flashbacks:

La historia de Baltar
Durísima, emocionalmente hablando. Su flashback nos ha enseñado uno de los primeros encuentros entre Baltar y Número 6, alterado por la inesperada aparición del padre de Baltar. Gaius lleva una vida lujuriosa, lo podíamos intuir, y tiene bastante abandonado a su padre. Sin duda, Baltar es el menos humano de todos los personajes de la flota. La discusión que mantiene con su padre es escalofriante. Por cierto, se insiste en la idea de los orígenes humildes de Baltar, sus primeros años como granjero y su posterior “pérdida voluntaria” del acento.

En el presente, en Galactica, Baltar se ha limitado a pedir un representante en el gobierno a Lee. Gaius cree que tiene suficiente respaldo público como para ocupar un lugar en el Quorum. Pero Lee no cree lo mismo. Y, como comentaba al inicio, le ha mirado a los ojos para decirle lo que piensa de él, que al final y al cabo es lo que pensamos todos: Baltar es un maldito egoista que nunca ha hecho nada por los demás. La triste relación con su padre lo confirma. Baltar no ha cruzado la línea, el único de los protagonistas que no lo ha hecho. Y si es coherente con su historia, que nadie espere un acto heroico del señor Gaius 'Superviviente' Baltar.

Laura, muy delicadaLaura, muy delicada

La historia de Roslin
Trágica. Algún guionista de Galactica odia a Laura Roslin, porque en sus últimos años de vida sólo acumula desgracias. Después de una fiesta en casa con sus hermanas, Laura recibe la noticia de que han tenido un accidente de coche junto a su padre y todos han fallecido. Tras una bonita escena en una fuente pública, vemos a Laura, meses después, recibiendo una propuesta para unirse a una campaña presidencial. Paradójicamente, Laura asegura que odia la política. No tenía ni idea que sólo unos meses después sería la máxima representante política de la humanidad.

En Galactica, Roslin nos ha puesto los pelos de punta con su entrada en el hangar. La salud de la presidenta es terriblemente delicada, pero eso no le impide desconectarse de las máquinas, llegar hasta Bill Adama y cruzar junto a él la línea que probablemente la conduzca a la muerte. Su salud y la de Galactica van de la mano. Por eso, es muy posible que cuando el último circuito eléctrico de Galactica se apague, Roslin cierre los ojos para siempre. En cualquier caso, eso sería la semana que viene, ahora su lugar es al lado de Bill Adama.

La historia de Starbuck y Lee
Inesperadamente, hemos conocido a una Starbuck feliz, enamorada. Ni rastro de esa piloto descarada e inmadura de los primeros días en Galactica. Kara Thrace vivía en Caprica al lado de Zak Adama, al que hemos tardado más de 75 episodios en conocer. Lo mejor del flashback es la primera escena, en la que Lee llega a casa de Kara con un ramo de flores. Y todos hemos pensado, tal vez influenciados por el mundo lostiano, que en realidad no estábamos viendo un flasback sino un flash forward, en el que Lee y Starbuck vivían juntos en un nuevo planeta rebautizado como Caprica. Pero la historia de estos dos nunca ha sugerido un final feliz. Por cierto,no he entendido la escena de Lee con la paloma intrusa…

En el presente, Lee se ha dedicado a desmontar la estrella de combate como máximo representante de la humanidad. Sin duda, lo más apasionante de su historia es que al final de Daybreak se ha quitado el traje y se ha puesto el uniforme de oficial de Galactica. Pedíamos a gritos una última escena entre Lee y Starbuck en el espacio, destruyendo cylons. Por su parte, Kara sigue empeñada en descifrar la ecuación matemática propuesta por Hera en la canción cylon. Después de su mal trago en el hangar, en el que Baltar hizo público que había muerto en la tierra, Starbuck ha recibido el consuelo de “su padre”, Bill Adama.

Starbuck y AdamaStarbuck y Adama

La “breve” historia de Adama
Del paso del almirante por Caprica hemos visto más bien poco, aunque bastante jugoso. A un joven Bill presentándose candidato para dirigir una estrella de combate llamada Galactica. ¿Os suena? Ya en su nave, Bill ha decidido ir a buscar a Hera, en un arranque de sentimentalismo con cierta aroma kamikaze. El hilo conductor del capítulo ha sido el propia Adama, que se ha paseado por las distintas estancias de Galactica hasta llegar al famoso hangar, donde nos ha puesto los pelos de punta con su discurso. La idea del almirante, en una misión decididamente suicida, es hacer saltar Galactica hasta el corazón de los cylons, probablemente para estrellarse contra él como profetizó Hera.

Si no hay suficiente personal para guiar la estrella de combate, Bill ha asegurado que liderará un batallón de Raptors para destruir a Cavil y conseguir a Hera. En un viaje que, casi con total seguridad, será sólo de ida. Detrás de esa línea hay muy pocos hombres, pero exceptuando a Baltar (y al doctor Cottle, éste obligado por Adama), creo que están todos los personajes principales: Tory, Tyrol, Ellen, Saul, Bill, Laura, Starbuck, Lee, Helo…

Los que van a morir te saludanLos que van a morir te saludan

Al principio he comentado que no habíamos visto nada de los cylons en Caprica. Me he equivocado voluntariamente. Hemos visto a Sam dentro de una bañera y recuperándose de un partido. Pero no creo que su escena nos haya dado demasiadas pistas sobre el doble episodio de la semana que viene. Francamente, el flashback de Anders lo encuentro prescindible. A lo mejor me sucede como con la paloma de Lee y no he conseguido captar la doble lectura. Tendré que volver a verlo… Por cierto, antes de acabar, ¿por qué sigue Athena cargándole todas las culpas a Helo de la desaparición de Hera? Como si el hombre no estuviera sufriendo.

Y entre discursos que ponen la piel de gallina y momentos cargados de emoción, hemos llegado al final de los primeros 42 minutos de la series finale de Battlestar Galactica. Personalmente, como he comentado, esperaba otro tipo de final, seguramente más cercano a lo que veremos la semana que viene, pero es innegable que los guionistas saben cómo llegar a nuestra fibra más sensible. Y a la mía han llegado. Daybreak narra la historia de humanos como tú o como yo, que un día se vieron metidos en una trama de dimensiones históricas convirtiéndose en la esperanza de salvación de toda la humanidad. La semana que viene ya habrá tiempo de hacer volar los Raptors, destruir cylons y despedirnos de Galactica… ¿Mantenemos el debate vivo hasta el próximo viernes?


Categorías: Sin categoría

66 comentarios

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »