Review BSG: A Disquiet Follows My Soul

Review BSG: A Disquiet Follows My Soul

Si tratáramos de representar la travesía de la nave Galactica por los últimos diez episodios de la serie, podríamos gritar que se aproxima una zona de turbulencias. ¿O más bien debería decir revolución? Tras cuatro años de búsqueda incesante de la Tierra, el hogar deseado, y la situación de la misma, el poder de Adama y Roslin está herido de muerte. Por eso, la proximidad de un nuevo pacto con los cylons ha movido las conciencias de algunos, que pronto cogerán las armas para evitar esa unión. A Disquiet Follows My Soul es un episodio tranquilo, de esos tan políticos a los que nos tiene acostumbrados la serie, pero cuenta cuatro o cinco escenas brillantes. ¿Lo comentamos?

Pactar o pactar. Es la única solución que encuentra el viejo Adama para mantener con vida a su gente. El problema es que ese pacto debe ser con el diablo mecánico, los cylons. Como decía, A Disquiet Follows My Soul es un episodio de momentos, como el que protagonizan Bill, Saul, Lee, Gaeta y Helo, la cúpula militar de Galactica, en el despacho del almirante. Saul, como cylon, y Helo, como pareja de una cylon, no tienen dudas de que el pacto es necesario y ventajoso para ambos. Los Adama, siempre heroicos, entienden el pacto como una forma de salvación para la humanidad. El único que se niega a aceptar esa realidad es Felix Gaeta. Y como veremos más adelante, está dispuesto a llegar hasta el final para impedir la entente.

Contextualizamos: población hundida por el descubrimiento de una Tierra inútil; suicidios; erosión del poder militar (Adama) y político (Roslin); pérdida de la fe y consecuente confianza en líderes alternativos (Baltar); nacimiento de nuevos referentes políticos; y creciente odio hacia el enemigo, representado por los cylons. La consecuencia más evidente es la desobediencia a las órdenes de Adama, desbordado por la situación y forzado a emplear la fuerza para calmar los levantamientos.

Teniendo en cuenta esta situación, se producen dos momentazos para la historia de Galactica:

  • Ante la ausencia de Laura Roslin, el demagogo Tom Zarek se hace con el favor del Quorum y rechaza la propuesta de pacto con los cylons. Además, amenaza con asaltar el trono de Laura si la presidenta no da la cara. El Quorum respalda por mayoría las palabras de Zarek y da el primer paso hacia una revolución.
  • La pelea entre Starbuck y Gaeta en la habitación de recreo es espectacular. La pobre Kara tiene suficiente con haberse encontrado (y quemado) en la Tierra como para preocuparse de las debilidades de Felix, herido todavía por la pérdida de la pierna. El diálogo entre ambos es para enmarcar, pero a nosotros nos importa más el siguiente gesto siguiente: Gaeta cierra la puerta y empieza a forjar la revolución del poder militar.

¿Cuál es la mejor manera de superar una situación de estrés? Sí, estás pensando en la misma que yo, que también es la misma que utilizan Laura y Bill al final del episodio. Sin embargo, durante A Disquiet Follows My Soul, a la presidenta le da por correr. ¿Cómo es posible que una enferma de cáncer pueda hacer esos esfuerzos? A raíz del desastroso descubrimiento de la Tierra y de la sorprendente salud de Laura, me planteo que tal vez los escritos de Pythia, que hablaban de un líder moribundo que debía guiar a la humanidad, no se referían a la presidenta, sino a otro personaje enfermo… ¿Gaeta? Eso sería un what the frak! descomunal.

Para cerrar el tema revolución, es necesario comentar la última escena del episodio: el pacto entre Gaeta y Zarek. No creo que Felix tenga la ambición de ascender al trono de Adama, pero está convencido de que la unión con los cylons sólo puede generar más desgracias. En cambio, Zarek desea el poder político desde que se creó el gobierno, por eso tengo ligeras desconfianzas ante esta unión. La revolución está en marcha.

Muy apartado de la trama principal, A Disquiet Follows My Soul nos desvela un hecho terriblemente impactante: ¡Nicholas no es hijo de Tyrol! Permitidme que, sin ninguna información del futuro de la serie, dude de la importancia de este hecho. Sí, eso deja a Hera como único ser mitad cylon mitad humano, pero sólo le resta importancia a la figura de Galen, que vuelve a quedar como un perdedor. Por cierto, el padre de Nicholas es el piloto Hot Dog, que no recuerdo haberlo visto al lado de Cally en ningún episodio. Espero encontrar un sentido a esta revelación en los próximos episodios, en los que nos espera una guerra a muerte entre el poder establecido y los sublevados… ¡World War!


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »