Review Breaking Bad: Cornered

¿Os imagináis que para escribir las reviews de Lost nos hubiéramos ido a una isla saltarina e ilocalizable? ¿O que, para inspirarse de cara a la dosis semanal de Dexter, Martínez tuviese que pasar a alguien por el cuchillo? No digamos ya qué le supondría a Isabel cada cita fringiana, o cuantos CV’s tendría que haber echado Javi para poder encontrar un lugar digno de las reviews de The Office. En el mundillo de Breaking Bad el paralelismo puede implicar una zona semidesértica y una autocaravana… que es justo desde donde estoy escribiendo esto. ¿La Doble D copiando la fórmula de la blue meth en base al cuaderno de Gale? Podría ser, pero no. De nuestra cocina solo salen estos rollos aburridos en los que solemos gritar bien alto lo mucho que nos gusta Breaking Bad, y esta semana no hay excepción que valga.

Porque sí, porque aunque Cornered ha tenido un poco de bajón respecto a los dos anteriores capítulos, un poco de mucho sigue siendo mucho. Este 4×06 nos mete de lleno en el que será el gran arco argumental de la temporada, que quizá no habíamos visto con claridad, pero que no dudo será la guerra abierta entre Gus y el cartel. Una guerra que llenará aún más de minas el camino de Walt y sus alrededores, y que por tanto dinamitará las ya espumosas (por decirlo suavemente) relaciones del exprofesor con todo su entorno. Porque si el mundo de la droga está a tiros con Los Pollos Hermanos, más o menos lo mismo le pasa a Walt: con Skyler ha terminado lo que fuese que empezó la semana pasada, con Jesse sigue protagonizando Escenas de Matrimonio y con su hijo ya veremos lo que pasa cuando le quite el coche. De Hank no hay nada que decir… aún.

Cómo te gusta jugar…
A más de uno nos ha pasado: hemos clickado play y aún habiendo visto en el resumen escenas del capítulo anterior nos hemos llevado un pequeño susto al ver el vapor flotando por el camión. No era Mike, no nos han dado gato por liebre; eran dos (cómo me gusta esta palabra) esbirros de Gus que han acabado fatal. A Vince Gilligan (o a quien sea que escriba los guiones, que no creo que todo lo haga él, ¿no?) le encanta jugar con el espectador, y esta temporada está siendo bastante fértil no solo ya en jugarretas sino en fantasías de montaje y otros efectos técnicos. Sin ir más lejos, me ha gustado mucho el plano en el que vemos la vida desde la perspectiva de una pala. No soy de los que se ponen a dar vueltas sobre el significado de esa toma, sobre lo que el director quiere decirnos (¿meternos en la atormentada vida de una pala?) ni nada parecido. Me gusta. Punto.

El panteón de las frases míticas.
Breaking Bad lucía en su cinturón algunas muescas. ¿Quién no recuerda el Yeah, Mr. White… yeah, science!? ¿O aquel Stay out of my territory lleno de tensión? Pues ahora hay más. Apunta: I am the one who knocks. Una frase que concentra toooodo lo que Walt lleva dentro. Toda esa mezcla de tensión, de miedo, de responsabilidad, de ego, de mil cosas contradictorias que cuando se ponen a hervir salen así. I am the one who knocks. Merece una lectura el discurso entero:

Who are you talking to right now? Who is it you think you see? Do you know how much I make a year? I mean, even if I told you, you wouldn’t believe it. Do you know what would happen if I suddenly decided to stop going in to work? A business big enough that it could be listed on the NASDAQ goes belly-up, disappears. It ceases to exist without me. No. You clearly don’t know who you’re talking to, so let me clue you in. I am not in danger, Skyler. I am the danger. A guy opens his door and gets shot, and you think that of me? No. I am the one who knocks.

No es para menos la doble respuesta de Skyler. En primer lugar, su cara al escuchar el speech. Un auténtico poema. Un gesto que dice ¿Quién es este monstruo y qué ha hecho con mi marido? Pobre. En segundo, y tras una moneda al aire, otra frase gloriosa que es precisamente la que cierra el capítulo: Someone has to protect this family from the man who protects this family. Maravillosa. Le ha faltado ponerse el sombrero y presentarse como Heisenberg 2. Después de tanto tiempo esquivándose, los trenes van a chocar y de qué manera. Skyler vs. Walter, fight!

Ha habido más frases dignas de mención. Me quedo con estas dos de Gus, antentos:

  • Set up a meeting.
  • I like to think I see things in people.

Estas dos frases son casi todo lo que dice Mr. Pollo durante el capítulo, y casi el 50% de su aportación a la temporada. Y, sin embargo, significan tantísimo. La primera es sinónimo de que vamos a tener acción de la buena. No me refiero a tiros, sino a más Gus. A Gus sentado en una mesa negociando, esa es casi la mejor acción que podemos tener en Breaking Bad. La segunda es un regalo para los oídos de Pinkman, un canto de sirena, pero dicho de una manera que intenta anular toda la conversación entre Jesse y Walt (la comentamos en el siguiente párrafo, impaciente…). Magistral Gus.

Una serie de listos.
De chicos y chicas listos, digo. Y en el buen sentido de la palabra. Cada uno a su manera, pero varios personajes han demostrado picardía e intuición. Por ejemplo, Skyler. La matriarca White, después de la noche de borrachera (de vino y de ego) de su marido, se ha empezado a oler la tostada y ha escuchado una y otra vez el mensaje del contestador. Una y otra vez hasta que ha dado con la interpretación correcta. No era una declaración de amor, en realidad era una despedida. A raíz de ahí, el hechizo que brevemente había reunido a los White se rompe. A raíz de ahí, el I am the one who knocks. Y Skyler tirando una moneda al aire en el Four Corners Monument para decidir a qué estado huir. Está claro que el destino la quiere en Colorado, pero una espectacular mirada de Holly provoca que Skyler haga trampas. Al cuerno el destino…

Si lo de ella con el contestador ha sido brillante, no lo ha sido menos que Walt descubra la treta de Gus. Mr. White conoce perfectamente lo poco aficionado que es su jefe a confiar en los yonquis, de modo que la única explicación a lo que está pasando es la que es: que Jesse esté siendo usado. Por desgracia, la manera en que se explica Walt (It’s all about me, dice) le vuelve a colocar como Capitán Ego, y ante los ojos de Jesse eso significa credibilidad cero. La brecha que Gus quiere abrir entre los dos socios es ya una realidad. Pinkman vuelve a tener esa mirada de te partiría la cara al enfocarse a Walter. Muy grande, por tanto, Gus.

Sublime también el truquito de ahorrarle la limpieza al nuevo favorito, una jugarreta que Walt intenta esquivar a base de señoras hondureñas y billetes de 50 dólares y que acaba fatal. Impagables esas escenas de Cranston chapurreando el castellano… y también el momento en que brinda con la cámara de vigilancia, con el café en la mano. Por cierto: esa cafetera es la única herencia que nos deja Gale. Eso, y el no poder dejar de tararear Major Tom… El último listo de la clase es Jesse. A su manera, Pinkman le demuestra a Mike que puede serle realmente útil en algunas misiones gracias a su conocimiento de la psicología yonqui. Me ha encantado esa escena en que logra enchufarle la pala al pobre Tucker, que a estas horas debe andar ya cerca del centro de la Tierra. En cualquier caso, el tío Mike sigue siendo imprescindible cuando las cosas se ponen feas…

Los colores.
A lo largo de la serie hemos visto muchos ejemplos de cómo jugar con los colores, con las luces y las sombras. En este Cornered, uno más: Walt estalla cuando se quita la camisa y se queda con la camiseta negra. Se vuelve oscuro. Es un paso más en la transformación de Walt, una especie de Anakin mutando en Darth Vader a marchas forzadas, que vemos de nuevo en toda la escena con Bogdan. Su exjefe intenta aleccionarlo, pero es inútil. La persona con la que habla es otra. Es Walt el Negro, ya no es Walt el Gris. Un hombre que ha perdido en cierta manera su vara de medir lo moral (la escena del billete es un caso claro) y lo real (quizá comprar champán caro fue una travesura, pero regalarle un deportivo rojo a tu hijo se escapa de lo justificable). Ya no estamos ante un antihéroe, sino un paso más allá.

Como decía Sabina, era tan pobre que no tenía más que dinero

Nota del autor
3.5
Vuestra nota
Review Breaking Bad: Cornered
4.3 (86.67%) 6 votes

Categorías: Breaking Bad Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »