Review Black Sails: XXXVI

1

AVISO SPOILERS: Este artículo contiene spoilers de tamaño superlativo. Por tanto si aún no has visto el XXXVI (4×08) te recomiendo que sigas el consejo de Gandalf el Gris y huyas de la insensatez.

Es gratificante echar la vista atrás y darse cuenta de que en estas ocho semanas hemos navegado con viento a favor, sin interrupciones ni sobresaltos en nuestra ruta hacia el adiós de los piratas, y el mérito es inmenso, porque no hay que olvidar que ni es fácil, ni está al alcance de todos, más aún en estos días en los que muchos de nosotros, abducidos por esas rojas y demoníacas letras que rezan Netflix, consumimos una serie tras otra como si se tratara de una bolsa de caramelos. Así es esta maldita televisión del futuro, produciendo y ofreciendo series a tutiplén que desgraciadamente no siempre cumplen con las expectativas. Por tanto, seguiré negándome a oir palabras como aburrimiento o decepción en la misma frase que Black Sails, porque a día de hoy, la serie roza la excelencia y ya no tiene nada que demostrar a aquellos que un día no creyeron en ella.

Por otro lado, tengo que confesar que me apena ver cómo una serie tan grandiosa está pasando casi de puntillas y sin hacer mucho ruido por el restringido universo de la televisión mainstream, del que, parece ser, solo puedes pasar a formar parte si tu avión cae en una isla mágica, posees un ejército dothraki o revientas cabezas con un bate de béisbol. Y no es justo, porque a diferencia de otras muchas series que, o bien mostraron signos de agotamiento en sus tramos intermedios, o directamente se fueron desinflando, víctimas de su propio éxito, la serie de Starz está consiguiendo algo de lo que deberían tomar nota muy seriamente los demás canales de televisión con series que están llegando a su fin. Me refiero a la solidez que ha caracterizado los ocho capítulos que hemos visto hasta ahora, y que es la responsable de que estemos babeando con el adiós definitivo de los piratas.

2

En Philadelphia asistimos emocionados a la redención final de Max, que rechaza la muy apetecible oferta de Marion Guthrie de controlar Nassau desde las sombras contrayendo matrimonio con un joven de familia adinerada, un prometedor aristócrata y businessman cuya familia “progre” no vería con tan malos ojos a una nuera con un pasado tan turbio como el suyo. Pero la terrible deuda que contrajo con todos los de Nassau y muy especialmente con Anne el día que decidió traicionar a los piratas dejándolos en la bahía a merced de los cañones de Rogers, ha pesado más a la hora de tomar una decisión. Su desgarradora confesión a la (todavía) convaleciente Anne y sus lágrimas de dolor bajo la noche fría de Philadelpia encogen el corazón, pero ver la mano de la valiente pirata deslizándose por el banco buscando la complicidad de su amiga ha sido, sin lugar a dudas, de lo mejor de este XXXVI.

De vuelta a alta mar, Silver acepta seguir a Billy Rogers hasta un lugar remoto para la entrega del oro del Urca: la isla del Esqueleto, un lugar siniestro que no está en ninguna ruta de navegación y que se antoja perfecto para transacciones de dudosa legalidad. Con lo que no contaba John Silver es con la (siempre) frágil lealtad de Flint, que paradójicamente y después de afirmar con total solemnidad que Madi es importante para el futuro de Nassau, y conociendo la disposición de Rogers de hacer lo que haga falta para lograr su objetivo, se las ingenia para robar el oro español y huir tierra adentro, convirtiéndose en el enemigo público número uno, en la presa perfecta para Israel Hands y su escuadrón de caza-piratas, y protagonizando con ello otro cliffhanger épico. La caza de James Flint ya ha empezado, y todo indica que sus horas en el show están contadas.

4

XXXVI ha dividido casi todo el metraje entre el rescate de Madi y la negociación de Max, pero también ha habido tiempo para un movimiento inesperado de la sirvienta de Rogers, que para conseguir volver con sus hijos a Londres se ha propuesto desenmascarar al desbocado gobernador y destapar sus secretos financieros con la ayuda de la antigua madame del burdel, resentida por no haber formado parte del consejo de gobierno de Nassau y otrora consejera valiosa en los días de Eleanor Guthrie. Asimismo, también hemos asistido a los infructuosos esfuerzos de Rackham y Featherstone por reclutar a un viejo y ebrio lobo de mar para que les ayude a llegar hasta la isla del Esqueleto. Esperemos ver pronto al pícaro capitán en acción, porque su personaje se convirtió hace ya tiempo en una de nuestras debilidades.

A falta de tan solo dos capítulos, los destinos de nuestros amigos empiezan a tomar forma, y si Jonathan E. Steinberg y su equipo de guionistas siguen respetando y combinando la fidelidad a la obra de Stevenson con algunas licencias de necesaria inclusión en cualquier ficción televisiva, todo indica que al final la sangre no va a llegar al río, al menos para nuestros amigos. Bueno, para todos excepto para el capitán Flint, que lo tiene francamente crudo. Lo dicho, otro gran capítulo de Black Sails, y otro aviso para navegantes en busca de finales satisfactorios. Ya lo sé, no paro de decirlo, pero os aseguro que no siempre se suele acertar en la confección de las últimas temporadas, y lo que está haciendo Starz con su serie de piratas se sale de la media. Es innegable que va a dejar el listón muy alto para futuras producciones, y quién sabe, el camino allanado para una posible adaptación de las aventuras de Jim Hawkins.

Nota del autor
4.5
Vuestra nota
Review Black Sails: XXXVI
5 (100%) 1 vote

Categorías: Black Sails Reviews Etiquetas: , , ,

3 comentarios

  1. earl

    Pues yo creo que flint y silver se han puesto de acuerdo para engañar a billy y a rogers, saben que ellos querian separlos y quiza finjan que se salieron con la suya

  2. Ezequiel Summers

    Que gran serie y que magnífica temporada se esta mandando.
    La paciencia recompensa, luego de una primer temporada media media la serie no ha hecho más que crecer y crecer. Dos capítulos nada más, y mucho por contar estoy seguro.
    Veremos si se mantiene la fidelidad con respecto a la novela.
    Flint muere, como se sabe, pero veremos si la muerte es similar a la que dan a entender en la novela y la parte del entierro del tesoro.
    Que lindo sería ver una adaptación de la novela y de paso que usaran a los mismos actores, caso Silver, Billy Bones e Israel Hands.

  3. sofi

    Concuerdo con ustedes, en que esta es una de las mejores temporadas de Black Sails. Ojalá puedan hacer un spin off de la serie, pues voy a extrañar mucho a los personajes, sobretodo al Capitán Flint

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »