Review Black Sails: XXIX

Screen-Shot-2017-01-30-at-1_opt

AVISO SPOILERS: En este artículo se habla libremente de la serie. Por tanto si aún no has visto el 4×01 mejor no seguir leyendo, y si lo haces, que sea bajo tu responsabilidad.

Han pasado ya unos cuantos meses desde que Starz nos pusiera los dientes largos con aquel impresionante tráiler de la cuarta y última temporada de Black Sails, la sobresaliente serie de piratas del canal de Outlander, Spartacus o The Missing, y las sensaciones que nos dejó aquel avance fueron tan positivas que el hype en la red no ha dejado de crecer desde entonces. Las expectativas se están cumpliendo, porque el pasado 29 de enero se estrenó por fin el primero de los últimos diez capítulos, y afortunadamente para todos nosotros, ávidos y avispados fans de las series en general y de Black Sails en particular, el 4×01 (XXIX) certificó a todas luces que la serie marcha viento en popa, una tendencia que indica que esta última temporada acabará demostrando por qué es “LA” serie de piratas definitiva y no una cualquiera, o lo que es lo mismo, la serie de piratas que nos merecíamos todos los amantes de las grandes series desde hacía mucho tiempo. Por supuesto, este notable salto de calidad no hubiera podido ser posible si los guionistas no se hubiesen sacudido la pereza y cogido el toro por los cuernos con todo lo relacionado con el oro del Urca y la consiguiente entrada en escena del ejército de Inglaterra.

Mi relación con Black Sails está siendo muy satisfactoria, pero empezó siendo francamente complicada, y he de confesar que incluso llegué a plantearme desterrarla al baúl de los pecados culpables en más de una ocasión cuando me embarqué en su espesa y por momentos tediosa primera temporada. En el fondo sabía que tenía potencial, pero la triste suma de un guión que no llevaba a ninguna parte, una historia que avanzaba a trompicones, un botín que se hacía de rogar y unos personajes que no acababan de encontrar su sitio hacían muy difícil su digestión. Pero contra viento y marea, y empujado por un seriéfilo amigo mío que me la recomendó repetidamente decidí ser paciente, morderme la lengua, sortear el tedio y darle una oportunidad. Y comprobé con ello que a veces hay que tener esperanza en las series que no acaban de arrancar porque pueden evolucionar y acabar siendo con toda naturalidad de lo mejor que hayas visto en televisión. Y así fue. Cruzado el ecuador de su primera temporada, Black Sails coge carrerilla y se embarca de lleno en un conflicto que va más allá del simple saqueo del suculento botín del Urca de Lima, dibujando y expandiendo un conflicto político tremendamente interesante que llevará al capitán Flint y sus piratas a enfrentarse a la todopoderosa flota naval de Inglaterra por el control de la estratégica isla de Nassau.

toby-stephens-black-sails-xxix-01-600x350 (1) (1)

Black Sails ha sabido mimar a sus personajes, haciéndolos impredecibles y dotándolos de luces y sombras que hacen que sintamos interés por ellos, y ahí está el ejemplo de la fascinante evolución de John Silver el Largo y cómo pasa de ser un pícaro bribón y egoísta a ser una figura respetada por toda la tripulación, incluído el capitán. Ahí es donde radica precisamente la mayor de las virtudes de Black Sails, porque aunque hayan subtramas que afectan a varios personajes, todas ellas confluyen en ese tour de force sabiamente tejido por los guionistas, un tour de force global, que atañe e involucra a todos los personajes por igual, y que hace que constantemente se firmen y se rompan pactos y alianzas, situando a cada uno de ellos en una constante dicotomía que enriquece sobremanera el universo pirata con las decisiones que van tomando, ergo, los bandos que acaban eligiendo. La prueba de ello está en Charles Vane, posiblemente el personaje más carismático de todo el elenco, un espíritu indomable, un antihéroe que a pesar de actuar en ocasiones de forma despreciable, empatizamos con él porque reniega del sistema, se rige por el código de honor pirata y simboliza de alguna forma algo parecido a la voz del pueblo libre. Qué duda cabe que su sacrificio por el futuro de Nassau supuso un broche de oro para el personaje interpretado por Zach McGowan.

Y entrando de lleno en esta cuarta y última temporada, “XXIX” empieza retomando la acción poco después de la reunión final que tuvo lugar tras la sangrienta batalla que enfrentó a los dos bandos en la fantástica season finale de la tercera temporada. El quinteto de protagonistas formado por Flint, Silver, Madi, Barbanegra y Rackham decide al final atacar Nassau, y todos juntos se embarcan rumbo a la isla para reclamar venganza por la muerte de Charles Vane, y así doblegar y expulsar al gobernador Rogers y a su ejército después del duro golpe que sufrió en el campamento de los esclavos rebeldes. Pero Rogers está herido, y ya se sabe que un animal es más peligroso cuando está herido, así que lo que desconocen nuestros amigos es que por gentileza (o torpeza) del vividor de Featherstone su travesía les conducirá directamente al matadero porque el ejército inglés les está esperando en Nassau con los brazos abiertos y los cañones a punto, y lo que iba a ser un golpe de gracia por parte de Flint y su tripulación se convertirá en poco menos que una masacre que los obligará a abandonar los barcos y huir para no ser aniquilados. Por supuesto, mención especial para las secuencias de acción. Me quito el sombrero (una vez más) ante la asombrosa capacidad de Starz de plasmar en pantalla las mejores secuencias de batallas navales nunca antes vistas en televisión. Un auténtico espectáculo visual que contribuye a afianzar aún más si cabe la tremenda calidad de esta serie.

black-sails-e1485659551930

En otro frente y bastante alejado del rugir de los cañones, hacemos memoria para acordarnos de que Billy Bones se quedó en Nassau tras la ejecución de Vane, decidido a liderar una campaña de resistencia contra los hombres de Rogers, mientras plantaba la semilla de la leyenda de John Silver, al que por cierto todo el mundo da por muerto tras quedar atrapado en una maraña de redes al caer al agua en una explosión durante la emboscada de los ingleses. Después de encontrarse con Flint para volver a reorganizarse, asistiremos ya sin mucha sorpresa al enémiso enfrentamiento entre éste y Billy, obligando a Madi a intervenir para poner orden. Por otra parte, Eleanor Guthrie ha contraído matrimonio con el gobernador, así que será interesante ver cuánto tiempo seguirá a su lado aprovechándose de su poder y de su influencia, y sobre todo cómo piensa afrontar las consecuencias de su participación en el ahorcamiento de Vane. En cuanto a Max, parece que su relación con el gobernador se está tensando por el evidente nerviosismo, la hostilidad y la obsesión de éste hacia los piratas, más aún después de su humillante derrota en la isla de los esclavos rebeldes de Madi y la revelación de su delicada situación económica cuya única solución pasa por borrar del mapa a Flint y restablecer el comercio en Nassau. Por último, Rackham y Barbanegra deciden atraer a los ingleses a alta mar para así permitir que Flint y compañía puedan huir, pero acabarán siendo abordados y resolverán el enfrentamiento a espada y pistola. Esperemos que Barbanegra tenga algo más de participación porque la sola presencia en pantalla de Ray Stevenson (o Tito Pullo) merece toda nuestra atención.

Lo dicho, regresa con fuerza y con la intención de despedirse por todo lo alto una de las mejores series de los últimos años, Black Sails. Y esperamos y deseamos poder disfrutar de un buen puñado de capítulos como este fantástico “XXIX” antes de sellar un broche final a la altura de lo que han sido estas tres temporadas, y aunque en el fondo es inevitable sentir cierta tristeza al saber que se bajará el telón de las aventuras de estos granujas bucaneros que nos han acompañado durante estos años, también es agradable saber con certeza que tuvimos la suerte y el placer de disfrutar de una verdadera serie de piratas. Una serie tan sólida como los imponentes navíos que zarpan y atracan cada poco en el bullicioso puerto de Nassau.
Así que respirad hondo, izad velas, reajustad gavias y juanetes, y sacad el ron, y ya de paso olvidaros de Sparrows y crackens, de hombres-pulpo y de brújulas que no señalan el norte. Porque esto no es Disney. Esto es Black Sails.

giphy

Nota del autor
4.5
Vuestra nota
Review Black Sails: XXIX
4.6 (92.5%) 8 votes

Categorías: Black Sails Reviews Etiquetas: , , , ,

1 comentario

  1. sofi

    Buena review y buen capítulo. una pena que sea la última temporada de esta magnífica serie, pero todos sus seguidores hemos tenido la suerte de disfrutar con las aventuras de los piratas.
    Me encanta ver los barcos y las escenas de acción, que al igual que tú, creo que son las mejores que hemos visto en en televisión.
    Gracias por mencionar y poner al final a Charles Vane, mi pirata favorito,a quién echaré muchísimo de menos en esta última temporada.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »