Review Black Mirror: Metalhead

De los seis episodios de los que consta esta nueva temporada, Metalhead es el más corto de todos; corto porque su factura es además la de un cortometraje puro y duro de cuarenta minutos. Rodado íntegramente en blanco negro, su director David Slade (American Gods y Hannibal) nos muestra los primeros planos de dos hombres y una mujer en un coche huyendo. La tensión, el ritmo, su aspecto y vestimentas, los gestos dramáticos de los tres, nos ponen sobre aviso de que estamos ante una historia con claros tintes postapocalípticos.

Metalhead cuenta la historia eterna y tantas veces escrita sobre el poder de las máquinas, antaño usadas hasta el abuso por los humanos, y ahora convertidas en rebeldes e implacables máquinas de vigilancia y de guerra sin que esos sentimientos tan comunes entre nosotros les afecten para conseguir su objetivo final: Matar.
Androides metálicos con aspecto y tamaño de feroces “Perros”, llamados así por los propios fugitivos, que han destruido cualquier señal de vida en esa zona y donde les da igual acabar con rebaños enteros que con los humanos que se les crucen en el camino.

Y éste es el caso de nuestros tres protagonistas a la fuga: Belle (Maxine Peake); Clarke (Jake Davies) y Anthony (Clint Dyer). Una mujer y dos hombres que han tenido que abandonar algún refugio donde permanecían escondidos y alejados de los perros para encontrar un instrumental que cure a uno de los integrantes del grupo y que se encuentra en un almacén aislado y abandonado donde las cajas de cartón se apilan una sobre otra en estanterías metálicas formando largos pasillos. Un almacén con aspecto a los, tantísimas veces vistos, almacenes de las tiendas on-line más famosas.

El remedio y la cura es localizada en una caja en la parte alta de una de las estantería y cuando Belle se dispone a cogerla, tras ella aparece un perro metálico que en otros tiempos debió de servir como vigilante de las mercancías guardadas sustituyendo a los clásicos y mucho más costosos guardas de seguridad humanos con sus vacaciones de Navidad, verano, pagas extras y sobre todo su reticencia, tan humana ella, de vacilar a la hora de matar al ladrón por cuestiones éticas o morales.

Al detectar el movimiento el perro sale de su letargo activando sus baterías y la ataca ferozmente. Y a partir de aquí se inicia una persecución a muerte entre la máquina y la mujer donde ya intuimos que ella tiene todas las de perder. Da igual la estrategia para despistarle, da igual que ella se arranque un localizador incrustado en su piel y que ha sido lanzado por el perro.
Todo da igual porque la lógica humana del engaño, de las tretas, de las posibilidades y artes de supervivencia la máquina ya las tiene programadas y tan interiorizadas y desarrolladas que cualquier variable, cualquier decisión que tome Belle, la máquina siempre se anticipará y siempre ganará la partida.

Provista de unas baterías que se autorecargan de una energía inagotable que la hacen totalmente autónoma e independiente, la máquina cuenta con visión nocturna, rastreo, localizadores, análisis de restos de seres vivos…, y su obstinación por el objetivo es tal que se vuelve trágicamente frustrante para el espectador. Incluso si en el fragor de la lucha pierde una de sus patas, no pasa nada, está programada para seguir corriendo con sólo tres. Y sí solo estas fueran sus virtudes aún habría esperanza para combatirla y ganarla pero en sus circuitos, en sus chips, está escrito un código que supera con creces cualquier postura y planteamiento humano: la máquina no tiene conciencia y no tiene miedo a ser destruida y morir pero en el caso que así fuera, mejor que sea matando. Ese es su objetivo y para eso fue creada.

Nota del autor
5
Vuestra nota
Review Black Mirror: Metalhead
3.2 (63.33%) 24 votes

Categorías: Black Mirror Reviews Etiquetas: , ,

6 comentarios

  1. Erikcito

    En lo personal es un episodio que no me gusto, me dejo con esa sensación de ¿Me perdí algo?, ¿Eso fue todo? como que se me escapo algo de la trama y por eso no le entendía, ahora leyendo la review se aclara el agua pero no deja de ser turbia.

    • Es debido al formato. No sólo es el más corto de todos, es que su estructura como dije en la review es la de un cortometraje y en estos a veces se escapa ese “mensaje” final y que con más tiempo seguro hubiese sido más contundente. Tal vez.

  2. Sofi

    De todos los episodios que he visto de esta temporada, este es el que menos me ha gustado. La trama no me pareció muy interesante, pues ya desde el principio se anticipaba que todo el capítulo iba a tratar de la persecución del perro robot y de la sobrevivencia de los humanos.
    Aunque debo admitir que el blanco y negro le da una atmósfera inquietante, que nos hace presagiar lo peor, pues tal como dices en una pelea entre los humanos y las máquinas, nosotros siempre saldremos perdiendo.

    • Lo interesante de este episodio, a mi modo de ver, es el ritmo, la tensión y la angustia que genera gracias a lo comentas: estar en blanco y negro. Dura menos que los demás y no hay “sorpresa” por eso su estructura digamos que es más “básica”. A mí me gustó bastante por esto que te comento.

      Gracias por comentar, Sofi.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »