Review Better Call Saul: Slip

bcs-3x08-1

Saul Goodman se inventaría una buena excusa para justificar que la review llegue sobre la bocina. Algo relacionado con una serie de catastróficas desdichas, todo muy bien interpretado y ejecutado con su determinación. Sería un plan sin fisuras. Lamentablemente, yo soy un simple escriba al que no se le ocurre más que aquello del perro y los apuntes, así que prefiero bajar la cabeza y pasar directo a comentar el octavo capítulo de la tercera temporada de Better Call Saul. ¿Quién se viene conmigo?

  • Episodio 3×08: Slip
  • Fecha de emisión: 5 de junio

Slip sería el mejor episodio de la temporada si tuviera una escena de esas que descoloca salvajemente la mandíbula en dirección hacia el suelo. No la tiene. A cambio, la serie nos obsequia con 50 minutos de armonía, de equilibro entre el desarrollo natural de los personajes y de la historia y de esos planos tan propios de Breaking Bad y que tan bien le sientan a su heredera. Porque sí, el desarrollo de Jimmy McGill, en este caso su transformación hacia Saul Goodman, ya ha empezado. Durante dos temporadas y media, Better Call Saul nos ha ido insinuando cómo el abogado que intenta vivir bajo el paraguas de la ley podía convertirse en el “criminal lawyer” que todos conocimos al lado de Walter White. Ahora ya no hay insinuaciones, sino hechos.

Todavía sin camisa y sin un eslogan en televisión, Saul Goodman ha hecho acto de presencia en la vida de Jimmy por necesidad. Ya comentamos la semana pasada que, entre todos los motivos que barajamos para motivar esa transformación, apenas le dimos importancia a uno tan válido como que no le quede más remedio. Saul sale del cuerpo de Jimmy por supervivencia, lo que pensando en el personaje que conocimos en Breaking Bad tampoco suena tan raro: es uno de los pocos personajes que volaron cerca de ese sol que fue Walter White y vivieron para contarlo. Y de los que trabajaron para Heisenberg posiblemente fue el único, familia y amigos aparte.

bcs-3x08

Eso sí, estamos ante una transformación que no ha hecho más que empezar, de ahí que veamos todavía a un Saul algo inseguro, que trabaja sin un plan definido y que comete errores. Es un Saul Goodman al 30%… pero que está en constante evolución. Si la semana pasada lo vimos fracasar en su intento por convencer al encargado de los servicios sociales, en Slip no sólo se ha salido con la suya, es que además ha conseguido recolectar 700 dólares de uno de sus compañeros de fatigas. Por cierto, el tal Freddy que quería ver a su hija era un traficante de drogas de pacotilla. Las grandes ligas todavía están muy lejos. El otro “momento Saul” de Slip lo vivimos en la tienda de música, en la que el menor de los McGill fracasó la semana pasada a la hora de colocar los anuncios. Ahora también lo hace cuando va por el camino correcto, el de Jimmy, pero recibe su recompensa cuando echa mano de sus artes naturales, que no es más que seguir el camino de Saul. Esa ha sido la guerra del protagonista durante toda su vida: golpear hacia abajo a ese Slippin’ Jimmy que siempre quería sacar la cabeza.

Puede que sólo lo haya interpretado yo así, pero la escena en la que Jimmy está tumbado en su despacho bien podría ser la escena de su muerte, en sentido figurado por supuesto, y la del nacimiento de ese nuevo hombre que sí puede pagar las facturas, comprarse una guitarra y tirarse media tarde en el suelo a ver la vida pasar. Al final, la lógica se impone: Jimmy ha peleado un mes por salir adelante y sólo ha hecho que agotar su crédito; Saul ha conseguido buena parte del dinero que necesitaba en un par de horas. Si a eso le sumamos la ilusión de Jimmy por seguir adelante con el bufete al lado de Kim daremos con la mezcla adecuada para determinar por qué esa transformación es ya imparable. Por cierto, en esta mutación también influye la imagen que tiene Jimmy de su padre. Para Marco era un hombre honrado y muy querido por todos, pero para Jimmy no era más que un perdedor que se dejaba engañar por todo el mundo.

bcs-3x08-2

La evolución de Jimmy McGill es la más evidente del capítulo, pero la mayoría de protagonistas de la serie dan un paso adelante en sus respectivas historias. El otro pilar de Better Call Saul, Mike Ehrmantraut, también se está acercando al Mike de las full measures que conoceremos de aquí a unos años, y en ese tránsito va a jugar un papel crucial el apretón de manos que cierra el capítulo. El hombre que lo arregla todo se ve incapaz de limpiar todo el dinero que obtiene por ser “autónomo”, además de asalariado en el parking, así que decide recurrir al hombre que le cambiará la vida: Gus Fring. Este pacto con el diablo, lo sabemos, va a ser muy rentable para Mike, pero también va acabar con la escasa vida social y familiar de la que dispone. Gus da mucho, pero exige otro tanto a cambio.

A Mike, por cierto, todavía le quedan remordimientos por sus acciones y por las que provocan éstas. La semana pasada vimos que apuntaba algo que le decía Nacho y en Slip hemos descubierto que se trata del buen samaritano que murió a manos de los hombres de Hector a principio de temporada y en la que Mike tuvo parte de culpa. Cuando hablaba de las geniales escenas made in Vince Gilligan’s World me refería, por supuesto, a la de Mike buscando el cadáver en medio del desierto, con esos planos cenitales y esos microcortes en la línea temporal, pero también a la escena en la que Nacho cambia los ibuprofenos del Tío por lo-que-sea que le pone dentro de las pastillas y que lo mandará casi con toda seguridad a hablar por una campanilla.

He dicho que Slip no tenía una escena impactante, de las que destrozan mandíbulas, pero sí tiene una que es pura tensión: el cambio de las pastillas. Y eso que todos sabíamos que Nacho iba a salirse con la suya, pero está tan bien rodada que tuve que aguantar la respiración hasta que vi entrar el bote de pastillas en el bolsillo del Tío. Me he preguntado muchas veces qué será de Kim cuando llegue la era Breaking Bad, ¿pero qué pasará con Nacho? La única referencia al personaje en Breaking Bad es una de las primeras frases de Saul Goodman en la serie madre: “no, yo no fui, fue Ignacio, lo buscáis a él”. Se lo decía Saul a Walt y Jesse encapuchados, y obviamente Vince Gilligan y Peter Gould lo usaron para tirar de ese hilo y desarrollar el personaje de Nacho, pero esa frase no ayuda a saber si está vivo o muerto.

Esta semana cierro con Chuck, cuya historia circula en paralelo a las de los demás y al que auguro un futuro muy negro. Y me explico. La serie hizo un trabajo excelente hasta convertir al mayor de los McGill en el villano de la temporada, un tipo rencoroso y cruel que sólo quería hundir a su hermano por celos. Jimmy y Kim destruyeron públicamente a Chuck, además en su casa, en un juzgado, y ahora la serie está haciendo un trabajo igual de genial para presentarnos al Chuck más humano y más vulnerable. No era nada fácil esta transformación, ya que hasta hace dos episodios estábamos rajando sin piedad de él, pero la serie lo ha vuelto a conseguir. Nos ha reconciliado con Chuck. Ahora queremos que le vaya bien, que salga del pozo y que pueda ir al súper a comprar leche sin que le reviente la cabeza. Pero el mayor de los McGill ya ha servido a la historia. Y su redención, unida al rechazo que despierta ahora mismo en su hermano, sugiere que sus horas en Better Call Saul podrían estar contadas. Tengan peso o no mis sospechas, lo cierto es que la serie ha colocado con maestría a los personajes de cara a una recta final que arranca esta misma noche en AMC. Qué ganas…

Nota del autor
4.5
Vuestra nota
Review Better Call Saul: Slip
4 (80%) 8 votes

Categorías: Better Call Saul Reviews Etiquetas: , , ,

7 comentarios

  1. Danielinho castaño

    ¿Alguien me puede explicar por qué yo este capítulo ya lo vi el sábado cuando según esta web (y otras) no se emitía hasta ayer lunes?

      • Better Call Jimmy

        Exacto, pero esta semana parece que los de movistar han vuelto a repetir el 8. De hecho este capitulo ya rulaba en pordede hace una semana, pero yo decidí esperar aunque me matara la espera

  2. Better Call Jimmy

    Que tensión en la escena de Nacho, que bien lleva los momentos de tensión esta serie… Y que decir de la penúltima escena bajo el puente con Saul Goodman ayudando al traficante (Sí, Jimmy no era esta persona, este era Saul Goodman) la escena solo hace falta cambiar el puente por su despacho, pero sigue siendo lo mismo. Me apena todo esto porque esto quiere decir que la serie tiene las horas contadas…

  3. Luchinido

    Yo este capitulo lo vi la semana pasada. ¿ Por qué no hay 9 esta semana ? Los parones estos matan series, en serio.

  4. sofi

    A mi también me dieron unos nervios terribles cuando Nacho le cambió las pastillas a don Hector, pero me pareció que él si se dio cuenta y que después se vengará matándolo, pues tampoco aparece en breaking bad.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »