Review Banshee: Snakes and Whatnot

banshee-3x02-des

Por encima de lo bien dirigidas que están sus escenas de acción, por encima de esa inesperada delicadeza para adentrarse en temas propios del drama e incluso por encima del trepidante ritmo que imprime a todos sus episodios, lo que más me gusta de Banshee es su tremenda personalidad. Salvando las distancias, me recuerda un poco a Hannibal, sólo que una se recrea en planos cortos cargados de simbolismo (jugando habitualmente con la comida) y la otra conduce la mayoría de las escenas al terreno del caos y la ansiedad, en especial las que tienen que ver con la violencia y el sexo. Por una cosa u otra, nadie duerme tranquilo en Banshee…

  • Episodio 3×02: Snakes and Whatnot
  • Fecha de emisión: 16 de enero

Snakes and Whatnot no pasará a la historia de Banshee. Seamos honestos. No es un episodio para sacar demasiadas conclusiones, más bien para solidificar las posiciones de los actores principales y saber qué papel jugarán unos y otros en el caos que se desatará más pronto que tarde en las calles de Banshee. Y es que a la incipiente guerra entre Proctor y Chayton, que ya ha iniciado las hostilidades, se sumará el previsible enfrentamiento entre los hombres de Stowe y los chicos de Hood por esos millones que tan bien custodian los militares. De hecho, lo mejor del episodio, sin contar la excepcional intro al estilo Breaking Bad (que en principio no se repetirá), es la construcción de ese temible villano que es el Coronel Stowe.

Responsable de operaciones encubiertas en Afganistán e Irak, Douglas Stowe es un hombre acostumbrado a ganar. O como mínimo, a no perder. Por eso, creo que se va a tomar bastante mal que Ana lo haya abandonado sin darle demasiadas explicaciones, más allá de que es una relación que no conduce a ningún sitio y que ella no está atravesando su mejor momento. Y tiene toda la razón, sobre todo en lo segundo. Sin embargo, un hombre que es capaz de aparecer en la cafetería donde trabaja su novia, llevarla a la parte de atrás del local y hacerle un favorcito oral, digo yo que no se tomará muy bien la frialdad con la que lo ha tratado la ucraniana.

Hay dos escenas clave que ayudan a configurar la personalidad de Stowe. Una de ellas es la gestión de las emociones que hace tras la “ruptura” con Carrie, cuando lo vemos entrenando en solitario en una de las carpas militares. Aparte de descubrir que Langley Kirkwood, el actor que lo interpreta, está suficientemente en forma como para completar un Ironman, también entendemos que es un hombre disciplinado y peligroso. La otra escena importante es la que tiene con uno de sus soldados al que atrapa metiendo la mano en la caja fuerte y al que acaba destrozando a porrazos, lo que explica que es un hombre temperamental. Recapitulemos: no le gusta perder, es duro como el acero y es más inestable que la dinamita. ¡Ideal para Banshee!

banshe-3x02-rebecca

Hablando de inestabilidad, otro de los personajes que ha dado un paso adelante en este Snakes and Whatnot es Rebecca Bowman. La bellísima sobrina de Proctor ha demostrado ser de gatillo fácil y ha convertido una “amistosa” reunión entre dos traficantes de drogas en un baño de sangre. En el máster acelerado de mafioso que está cursando Rebecca, la chica ha saltado a un segundo nivel en esa escena, primero por no consentir ni un pequeño vacile y segundo por no pestañear a la hora de volarle los sesos a ese perdedor. “Acaba lo que has empezado”, le dice Proctor, y nos imaginamos que a esa muñequita le temblará el pulso y se marchará corriendo… hasta que caemos en la cuenta que esto es Banshee. No hay espacio para la compasión ni para los personajes femeninos débiles. De verdad, cómo molan las tías en esta serie.

La muestra de que Rebecca no ha completado su formación, sin embargo, es su indefensión en los cara a cara con los hombres que pesan 40 kilos más que ella, en especial los que van armados. Aunque se ha defendido con uñas y dientes cuando se han colado en la mansión de Proctor (¿por qué es tan fácil entrar?), ha hecho falta que Burton se quitara las gafas para reconducir la situación. Como pronosticó Nola ante Chayton, harán falta mucho más que dos matones para dañar a Proctor. De momento, ese asalto no sólo no le ha hecho ningún rasguño, sino que generará una oleada de represalias que tendrán su impacto en el entorno de Chayton, al que nos hemos acercado en este 3×02.

Detrás de ese armazón de músculos tatuados y de esa voz que parece distorsionada por ordenador, aparece un Chayton protector, incluso cercano. Lo hemos visto en el flashback en el que rescató a Nola de una vida insana, pero también en la orden de apartar a su hermano del asalto a casa de Kai. Si la serie quiere desatar la furia del líder de los Redbones, y no tengo ninguna duda de que así será, creo que a su hermano le queda más bien poco tiempo en el mundo de los vivos. Personalmente, le recomendaría que se regalase una de esas sesiones de relajación como la que ha tenido su hermano junto a dos bellas señoritas, en esa especie de ritual muy poco tribal pero muy divertido.

Por cierto, me encanta cómo se van tejiendo las dos escenas: por un lado, la virilidad del jefe indio, convertido en un poderoso tótem, inalcanzable y con aura de indestructible; por el otro, la desnudez de Rebecca en plena noche, vulnerable, indefensa y desprotegida. Y al final: sexo y violencia, que a nadie se le olvide dónde estamos.

Chayton no es el único líder que ha recibido un “baño de humanidad”. Proctor ha ido al encuentro semanal con su madre y, al no presentarse ésta, ha tardado poco en caer en la cuenta de que algo iba mal. En efecto, va fatal: la madre de Proctor sufre un cáncer irreversible. Y la mejor forma que encuentra Kai para pagar su fuga del ecosistema amish y su escasa empatía es pagar, literalmente, por todos los lujos que necesite su madre hasta el día de su muerte. Proctor se ha enfrentado a centenares de tipos duros y les ha vencido, pero ha sido incapaz de superar el rechazo de su comunidad, a la que no ha podido dejar atrás. Es necesaria esta “cara B” de Proctor, así como la de Chayton, para que los personajes no se conviertan en robots programados para matar. La historia de la madre de Kai desconcierta por inesperada, pero la misma sensación que tenemos nosotros es la que tiene Proctor. Y eso le humaniza.

Por cierto, el hecho de que la nueva enfermera particular de mamá Proctor sea la ex mujer de Brock significa que estamos un poco más cerca de que el policía vuelva a intentar poner entre rejar al carnicero más rico del estado.

banshe-3x02-nazis

Llevamos más de mil palabras y apenas he hablado de Hood. El sheriff da pasos de tortuga en su relación con Siobhan, a la que ya ha dejado caer que podrían compartir techo. No me parece una buena idea, básicamente porque ahora mismo Hood consume su tiempo libre planeando con Job, Sugar y Ana el asalto a la caja fuerte de los militares. Y a nadie le interesa que Siobhan, mucho menos a la propia Siobhan, sepa a qué se dedica realmente el sheriff. Por cierto, me gusta cómo está tratando Hood la guerra entre Proctor y Chayton: va a un lado y a otro y procura mantener controlados a ambos bandos, pero deja claro que lo único que desea es que esa bomba no le explote en la cara. Desde luego, nuestro protagonista es un hombre pragmático. Peor le ha ido la gestión de su relación con Deva, a la que se acercó la semana pasada e incluso llegó a confesar que no se había ido de Banshee por ella. Las palabras de Gordon impactaron en Hood, que ha entendido que robarle a la mujer y a la hija (y una vida idílica) en poco más de un mes era una canallada.

Banshee ha introducido tres personajes nuevos en este 3×02 que creo que tendrán recorrido en la tercera temporada. Uno de ellos es el encantador aspirante a policía de la foto, que ya ha empezado a borrar (también literalmente) su pasaso más oscuro. A mí me huele a reemplazo del nuevo policía indio. Las otras dos caras nuevas también son policías, aunque de la particular reserva india. Ella, para seguir confirmando lo bien que trata la serie a las féminas, es una mujer con agallas, carácter y ganas de trabajar haciendo el bien. Él, su superior, es un hombre oxidado y seguramente corrupto que prefiere mirar hacia otro lado cuando ve un problema. Me interesa más ella y, por supuesto, el chico de los tatuajes nazis.

Dos temas para cerrar. Gordon ha empezado a salir del bache renunciando a drogas y prostitutas, y aunque aún tiene algún que otro traspiés -esa insinuación a su compañera ha sido un epic fail de manual-, ha puesto las bases para recuperar a su familia. La figura de Gordon es muy necesaria para esta serie porque es la única que se puede considerar una autoridad respetable, que no envía cajas llenas de cocaína por toda Pennsylvania ni tiene un armario lleno de metralletas. La figura del alcalde nos recuerda que Banshee no es un planeta sin ley, sino un lugar donde conviven los buenos y los malos… sólo que nosotros sólo prestamos atención a los malos.

El otro tema, por supuesto, es el final del episodio, en el que alguien se presenta en casa de Hood a punta de pistola. Un buen momento para abrir las apuestas: ¿Chayton, Proctor, Gordon, Rebecca, Nola o tal vez un personaje de su pasado? Podéis dejarme vuestra opinión en los comentarios… ¡esta noche salimos de dudas!

Nota del autor
3.5
Vuestra nota
Review Banshee: Snakes and Whatnot
4.4 (88.15%) 54 votes

Categorías: Banshee Reviews Etiquetas: , , ,

6 comentarios

  1. Lolo

    Los primeros minutos me ha dejado LOQUÍSIMO. Me ha recordado a Breaking Bag, no por la máscara sino por la cámara subjetiva. Eso sí, me gustaría que volviese al opening de antes, el de 3×01 que me gusta mucho ver como van cambiando las fotografías y sus estados. Por cierto, sublime la fotografía de este episodio.
    En cuanto a la trama en sí, algo flojo en mi opinión, se va allanando el terreno antes de estallar la guerra después de algunos intentos de intimidación, amenazas y ataques. Eso sí, un puntazo el ex-neonazi reinsertado. Espero que salga más, sería divertido y contraproducente si llegara a ser agente, muy Banshee.

    Espero que esta temporada de Banshee nos dé un lésbico integral entre Ana/Carrie y Nola. Nos lo merecemos, he dicho.

    • kmj

      Es que como no ocurra despues de este final de capitulo me voy a buscar a Allan Ball.
      Otro dia habra que hablar de Rebeca no?
      Por otro lado me gustaria ver al FBI investigando el robo de las armas, o era un farol del militar? No me quedo muy claro eso

  2. Anónimo

    Sobre la intro, en una entrevista se puede entreleer que es exclusiva de el segundo capítulo y que después volverán a la de siempre. Era una excusa para hacer que la gente se centre más en los episodios de entremedio de la serie. De hecho han dicho también que hay muchos capítulos con elementos típicos de final de temporada…

    Así que es probable que vuelva el ex-neonazi una vez le “pase algo” al novato. Porque sinceramente, tiene pinta de que no le espera un muy buen futuro (como ya pasó con el hijo del verdadero hood).

  3. Rilla

    La intro de esta semana ha sido una maravilla, aunque yo también prefiero que vuelvan a la de siempre. El capítulo ha estado bien para sentar las bases de lo que va a pasar.
    Rebeca ya es digna heredera de Kai.
    Y espero que veamos esta temporada más robos y a Job y Sugar en acción.

  4. Lolo

    Lo que hace grande a Todoseries y a la redacción de David Martínez es que aporte mejor valoración en un episodio que se puede considerar como normalito, para asentar bases futuroas. Te felicito David Martínez, por aportar líneas, conclusiones e ideas que hace que veamos este episodios (y a la serie en general) una distinta perspectiva, una mejor perspectiva.
    ¡Te quiero, David, coño!

  5. Andres

    yo creo que el de los tatuajes va con doble intensión, no creo que sea solo alguien que busca un empleo. Y apoyo la moción del lesbico…

¡Únete a nuestra comunidad!

Responder a Lolo Cancelar respuesta