Review Banshee: Bloodlines

banshee-2x04-1

Uno de los grandes placeres de esta vida es tener razón. Y el que diga lo contrario, o bien ya la ha perdido, o bien miente. Como en todas las afirmaciones tan rotundas como ésta, sin embargo, hay una excepción: en el mundo de las series, no tener razón puede ser aún más satisfactorio que tenerla. Por eso, cuando yo afirmé que Nola estaba implicada de alguna manera en el asesinato de la niña india y el tiempo me quitó la razón, la reacción después de confirmarme a mí mismo mi infinita torpeza fue de sorpresa y asombro por el descubrimiento del verdadero culpable. Ergo, no entendí la última escena de The Warrior Class ni las intenciones de Nola… ¿será por eso que me ha gustado mucho Bloodlines?

  • Episodio 2×04: Bloodlines
  • Fecha de emisión: 31 de enero

Nola no es culpable. Yo me vuelvo a equivocar. Y la serie encuentra a un nuevo actor gigante para darse de palos con el sheriff Hood. La vida sigue igual en Banshee, sólo que un poco menos complicada que la semana anterior: hemos dado con el asesino de Lana, que ha resultado ser también el secuestrador de Solomon y el amish más enorme del pueblo.

Bloodlines es un buen capítulo de Banshee por dos razones: la hábil resolución del asesinato de la niña india y, sobre todo, la lucha interior de Lucas Hood. De la resolución del caso Lana, que ha servido para poner en pie de guerra a kinaho y amish, se agradece que hayamos llegado a partir de una investigación mas o menos natural del departamento de policía. Entended por natural, teniendo a Hood, todo aquello que no signifique saltarse las normas tres veces en un minuto. Banshee no es un whodunnit en el que se nos presentan a los sospechosos y al final del capítulo se declara el culpable. Así que, insisto, me parece un punto a favor que Bloodlines se haya preocupado por masticar la investigación hasta llevar a Hood ante Jonah. Por supuesto, que luego Jonah sea la fusión de tres amish no es más que la consecuencia de estar en Banshee y en contra del sheriff, un escenario que te convierte automáticamente en un superhombre de proporciones dantescas. Muy Tarantiniana la escena entre Hood y Jonah, esperando al té, conscientes de la inminente pelea, como en ese memorable arranque de Inglourious Basterds, con el coronel Landa investigando al leñador francés.

Aún así, la investigación habría acabado en una vía muerta si no hubiera sido por el empujoncito de Proctor. En concreto, el empujoncito de un punzón en la boca de Jonah y la extracción simultánea, sin anestesia, sin escrúpulos y sin piedad, de varios dientes. Kai se ha implicado personalmente en la búsqueda del asesino de Lana porque la vida de su sobrino estaba en juego y, con él, la estabilidad emocional de su protegida Rebecca. A estas alturas de la serie, es más que evidente que a Kai sólo le importan dos cosas: la familia y los negocios. Y no sé si por ese orden.

banshee-2x04-2

El hombre más influyente de Banshee también ha protagonizado un peculiar encuentro con Alex en el que, básicamente, le ha tendido la mano por el bien de todos. Viene a ser como cuando dos niños se están peleando no-tan-en-broma y uno de ellos dice: “al final alguien se hará daño…” Como sabéis, esa frase es la antesala de la desgracia. Proctor debe sentirse identificado con Alex, por aquello de no encajar en una comunidad, de ahí que haya propuesto regresar a ese periodo de tregua que existía cuando gobernaba su padre. Alex le ha apartado la mano, despechado por la muerte de la niña india y por el olor a tripas de vaca que todavía desprende, y los dos han culminado la tensión de los últimos episodios con una pelea de bar. Muy infantil, pero necesaria. Con la tensión fuera, Proctor ha cerrado la crisis entregando a su némesis la bolsa de dientes de Jonah, que Alex ha aceptado de buen grado. Si el jefe de los kinaho quiere mantener su trono está condenado a entenderse con Proctor y su primera decisión va en esa dirección: “destitución” fulminante de su hermana Nola.

Nola llegó a Banshee para espabilar a su hermano, para obligarle a tomar medidas más drásticas, para convertirlo en un verdadero líder. La bella india nos ha hecho creer que el proceso se ha completado con su expulsión, como si fuera la última prueba que debía pasar Alex, pero yo prefiero pensar que Nola sólo se ha hecho a un lado para esconderse entre las sombras. Desde allí se lanza mejor el tomahwak. No compro que Nola haya dicho su última palabra con Proctor. Sencillamente, no me lo creo.

banshee-2x04-3

Cierro el apartado de la investigación aplaudiendo que Banshee se meta en terrenos pantanosos de la mano de Kai, que en su llegada al poblado amish ha acusado (con razón) a los suyos de una abominable hipocresía. A Dios rogando y con el mazo dando, que decimos en España. Y es que, por un lado exilian a un pobre chaval que mira más allá de sus campos de trigo, y por el otro mantienen a un profesor cuyos métodos de enseñanza, digamos, son algo violentos. En realidad, Proctor sabe que es mucho peor que todos sus familiares juntos, pero es la forma que tiene de sacar la rabia que siente por no ser aceptado en la comunidad… a pesar de lo mucho que hace por ella. En fin, me gusta el tema amish, ya lo he dicho en alguna ocasión, y me gusta cómo lo trabaja Banshee.

El otro gran tema de Bloodlines es la lucha interior de Lucas Hood, que está justo en medio de lo que fue, de lo que es, de lo que quiere ser y de lo que dicen sus acciones de él. Hood no es un criminal, o sí, pero desde luego no es sólo eso. Tampoco es un sheriff y cada día que pasa el departamento de Banshee se le va un poco más de las manos. No sabe qué quiere ser, porque directamente no sabe ser sin Ana. Y sus acciones, violentas y desproporcionadas, no dejan de ser por el bien del pueblo, de Emmet, de Deva o de Siobhan. O sea, esa falta de identidad que tiene el personaje de Antony Starr es el reflejo perfecto de su situación. No es Lucas Hood, pero tampoco es ya ese ladrón del pasado. El rostro de Hood nos cuenta en cada momento que tiene unas ganas locas de coger el dinero de los diamantes y largarse, pero a la vez se siente atraído por la estabilidad que le ofrece Banshee y la posibilidad de hacer las cosas bien. Y por Ana, sí. Sirva la última escena de ejemplo: por un lado, le dice a Job que prepare la pasta de los diamantes, que se van; y por la otra, abraza a Siobhan y le dice que se va a encargar de ese animal llamado Chayton y que no debería haber dejado que fuera sóla con Emmet. O sea, un ataque de responsabilidad que sólo responde a su buena fe, al cariño que siente por sus compañeros de trabajo y a esa voluntad de controlar su vida, ya que ese es el camino más directo para recuperar a Ana.

Evidentemente, Chayton no se marchará de Banshee sin probar los puños de Lucas Hood por segunda vez…

banshee-2x04-4

Bloodlines, que en castellano significa linaje, hace referencia a las conexiones de los kinaho (Alex-Nola) y de los amish (Proctor-Rebecca-Solomon), pero también a los lazos familiares que unen a Hood y Deva o a Carrie y Rabbit, protagonistas en el arranque y en la despedida del episodio. Carrie ha amanecido con la pesadilla de un sueño precioso en el que regresaba a casa con su familia. Y ha acabado el día mirando a la cara al único miembro de su familia que le habla, que también es el único al que desea la muerte. Rabbit arrastra muchas secuelas del final de temporada, pero está vivo y mantiene intactas sus influencias, lo que supone una amenaza preocupante para Ana y Hood. Su presencia nos recuerda que en algún lugar de Banshee sigue Jim Racine, con un reloj en cuenta atrás en una mano y una pistola en la otra. Es muy poco creíble que Rabbit sobreviviera a la masacre, pero todavía era más difícil de creer que Banshee prescindiera del carismático Ben Cross.

Con Bloodlines cerramos un arco argumental importante, en el que hemos estado muy cerca de la guerra civil entre indios y amish. Mantenemos abierto por ahí el asunto de Jason Hood, que ha hecho bingo en la expresión “estar en el lugar adecuado en el momento adecuado”, el del gigante Chayton Littlestone, al que no van a contener unas simples cadenas, o el romance Siobhan-Hood, del que pronto tendremos un nuevo capítulo. ¿Qué tal esta noche?

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review Banshee: Bloodlines
4.5 (89.47%) 19 votes

Categorías: Banshee Reviews Etiquetas: , , ,

9 comentarios

  1. Trebor

    400000 espectadores pueden no parecer muchos para una cadena como Showtime, FX, no hablemos ya de AMC… pero para Cinemax, que lleva poco apostando por las series, es un exitazo. De hecho es su serie más vista (creo emiten 3 o 4)

    La media de la pasada temporada creo que estaba en 380000 espectadores semanales, si ahora están por encima de 400000, están contentos ^^

  2. Another longshadow

    Gran episodio!!!! Esta serie se pone cada vez mejor. Me encanta cuando Kai y Hood trabajan juntos. Nola me gusta cada vez mas tiene mas cojones que su hermano, ella quiere guerra y la va a conseguir de alguna manera. El episodio estuvo tan bueno que ni siquiera habia pensado en Rabbit y su voz que estremece al mas valiente. Be the fucking shark!!!!!!

  3. Ignacio

    Buen capítulo. Lástima la charla del final; vamos, está bien que Banshee sea bastante irreal en muchos aspectos, y se disfruta de esto, pero que *SPOILERS* Rabbit se presente en la penitenciaria? Con pedido de búsqueda? Quien lo rescató?*FIN SPOILERS*

    • berkeler

      Pues Ignacio, a mí me parece más increíble que Nola se presente en la comisaría a matar al profesor amish y allí no haya nadie para impedirle el paso (y además, ¿en esa comisaría sólo tienen una celda y a la vista de todo el mundo? xD). Rabbit ya se sabe que es un hombre con influencias y habrá tirado de contactos para poder entrar en la cárcel a hablar con Anna. Pero fuera de estos “errores”, Banshee está teniendo una temporada sobresaliente, cada vez con más alicientes y tramas interesantes.

  4. Grande Banshee. Cómo se nota que en esta segunda temporada, con los mismos elementos que la anterior, intenta parecer una ”serie grande”, quitándose a pasos agigantados los clichés de ‘seriucha de acción’ o ‘serie de peleas y sexo’. Ya aporta más cosas.
    PD: David, tengo que contrariarte esta vez. Cinemax, la cadena gracias a la cual vemos Banshee, se da uno y dos cantos en los dientes con la audiencia de esta, su primera producción propia en forma de serie. Bordear el medio millón de espectadores, no siendo el más conocido canal de pago, a mi vista (soy un friki de las audiencias, sí xD), es un logro bastante mayor que el de las grandes networks (FOX, ABC, NBC, CBS y CW) en viernes, conocido por muchos como el agujero negro de las series, o lo que es lo mismo, donde van casi siempre las sentenciadas.

  5. BRUTAL!. Que bien que me la paso con Banshee. Desde principio de temporada pedíamos un poco mas de Job y hoy hemos tenido un poco más de este personaje y sabía yo que el personaje del hijo de Lucas Hood no podía irse del pueblo sin alguna complicación. Cada vez me gusta más el personaje de Nola y por último hemos vuelto a ver Rabbit. Gran capitulo de banshee

    (la tortura de Proctor al profesor amish ha estado brutal, lo que mas me ha llamado la atención del capitulo)

  6. Review Banshee: Bloodlines | #AyChamo#AyChamo

    […] By David Martínez […]

  7. sofi

    Genial como siempre Banshee, Lucas Hood cada vez más metido dentro de la piel del sherif, yo creo que como mencionaste antes, le gusta la estabilidad que ha encontrado en ese pueblito simpaticón y no creo que lo vaya a dejar, al menos no por ahora.
    El personaje de Nola me gusta mucho, la actris me caía re mal en House, pero acá, cada día me gusta más. Mujeres fuertes que toman sus propias decisiones e incluso hasta la justicia por sus propias manos, que bien que maneja el tomahwak. De seguro no será la última vez que la veamos.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »