Review Banshee: Behold a Pale Rider

main

Una semana más, el pequeño pueblecito de Banshee se ha visto golpeado por un hecho que ha acaparado la atención de todos sus habitantes. A estas alturas de la temporada, si hay algo que nos queda claro es que Banshee no es un sitio tranquilo. En parte, como bien dice Proctor hacia el final del episodio, da la impresión de que el nuevo sheriff es un imán para los problemas. Pero no todo es culpa de Hood, eso hay que reconocerlo. ¿Comentamos el séptimo episodio de Banshee?

Si en la review anterior comentábamos que no habíamos visto ni rastro de Job, esta semana ha dado la impresión de que la serie ha tratado de redimirse desde el primer momento: como ya se veía venir, Job, Sugar y Hood ahora forman equipo, muy a pesar del primero, que no termina de fiarse del tabernero. Mientras planean su siguiente golpe, Hood recibe una llamada que le hace abandonarlo todo: como no podía ser de otra manera, al otro lado de la línea se encuentra Ana, que le promete a nuestro sheriff ayuda con sus planes.

En el episodio anterior vimos cómo Ana contactaba con su padre para decirle que, ahora sí, estaba dispuesta a entregar a Lucas. Por eso la apresurada llamada de Ana nos ha olido mal desde el principio… y no nos equivocábamos: la única intención de la antigua delincuente era la de cumplir la palabra que le dio a Mr. Rabbit.

La semana pasada me preguntaba si Ana sería capaz de entregar a Hood o si al final se arrepentiría. Y, a decir verdad, me ha sorprendido la determinación con la que lo ha llevado todo a cabo. Ha tenido sus dudas, por supuesto, pero ha seguido adelante con su plan y, de no ser por Job y por el propio Hood, ahora mismo Lucas estaría en manos de Mr. Rabbit, sin lugar a dudas.

lucasatado

Pero volvamos a Banshee. Emmett, el compañero de Hood, se encuentra haciendo unas compras en una pequeña tienda cuando, sin comerlo ni beberlo, se ve envuelto en un atraco. Y, a pesar de llevar consigo su arma, a punto está de costarle la vida. De hecho, sobrevive gracias a la piedad de uno de los atracadores, que decide salvarle. Ya en ese primer momento se puede apreciar con facilidad la diferencia de caracteres de los dos ladrones: mientras que uno dispara sin dudar al cajero de la tienda, el otro prefiere huir sin disparar a Emmett.

Se inicia así una persecución que encuentra su fin en el instituto de Banshee, donde se refugian los ladrones tomando como rehenes a los que se encuentran allí: varios estudiantes (entre ellos, por supuesto, Deva) y una profesora, que resulta ser la pareja del alcalde. Ahí es nada…

La noticia se cunde como la pólvora, y en pocos momentos las cámaras de televisión rodean el instituto. Además, se filtra un vídeo del interior, grabado por una de las chicas retenidas a través de su teléfono móvil. Es así como Hood, que ve en televisión a Deva entre los rehenes, saca fuerzas de flaqueza: ya no sólo debe escapar por sí mismo, sino que debe hacerlo por la chica. Por su hija.

Por suerte, la fuerza bruta no es la única arma con la que cuenta el sheriff: Job, atento como siempre, le localiza a través de su teléfono, y acude a su rescate instantes antes de que Mr. Rabbit dé con él. La rabia del mafioso al ver que Hood ha vuelto a escapar es indescriptible: son muchos los años de rencor acumulados, y haber estado tan cerca de su objetivo no debe ser agradable…

rabbit

En Banshee, los agentes de policía manejan la situación lo mejor posible, con Brock a la cabeza. Hay que decir que el agente lo hace tan bien como puede y que su actuación es más que digna, a pesar de que toda la situación le sobrepase un poco. Sin embargo, el regreso de Hood vuelve a dar la vuelta a la situación: el sheriff, siguiendo esa forma de actuar tan propia y particular, decide entrar al instituto completamente desarmado. Si es una heroicidad o una locura es algo que cada uno podrá decidir por su cuenta. Pero está claro que hace falta mucho valor para actuar así.  

Dentro del instituto, las cosas transcurren más o menos como cabría esperar: Hood consigue liberar a todos los rehenes y acabar con los dos ladrones. Una cosa que me ha llamado la atención es que, en este caso, no ha habido moralina de ningún tipo: tanto el “ladrón bueno” como el “ladrón malo” han corrido la misma suerte. Y quizás no lo merecían… pero ha sido así.

Ya es la segunda vez que Hood salva la vida de Deva, y da la impresión de que no tiene por qué ser la última. Está claro que Hood siente debilidad hacia la muchacha, y no duda a la hora de arriesgarse para poder salvarla.

deva

A pesar de que la situación, dentro de lo que cabe, se resuelve de manera satisfactoria, no todo el mundo se muestra satisfecho con la actuación de Hood: por un lado, Brock siente herido su orgullo; por el otro, el agente del FBI no ve con buenos ojos los métodos del sheriff de Banshee. Y, para colmo, ahora Mr. Rabbit sabe dónde buscar a Hood, gracias a las noticias. Lucas Hood tiene contadas sus últimas horas de tranquilidad en Banshee…

Por increíble que parezca, los hechos que hemos visto en este episodio han llevado al acercamiento entre Ana y Hood: arrepentida por haberle entregado, Ana decide visitar a Lucas para pedirle perdón. La deuda que tiene con él es doble: le debe la vida de su hija (una vez más) y la vergüenza de haberle engañado para poder vivir tranquila con su familia.

Hood, por supuesto, se muestra muy dolido. Es más que lógico, teniendo en cuenta la traición que ha sufrido. Y, a decir verdad, nunca habíamos visto tanta tristeza en los ojos del sheriff como cuando mira directamente a Ana en los últimos compases del episodio. Sin embargo, a pesar de todo, la atracción que existe entre los dos personajes es algo que no se puede ignorar, y que les ha llevado a, muchos años después, volver a hacer el amor. Es muy interesante la relación entre estos dos personajes, que se necesitan y se dañan mutuamente a partes iguales, pero que no pueden mantenerse separados. Ya veremos cómo avanza todo esto.

Por ahora, nos quedamos con esa pequeña reconciliación que da un respiro a Hood. Un respiro que no durará mucho, teniendo en cuenta que Mr. Rabbit ya tiene puesto el objetivo en Banshee y ha enviado a sus secuaces a la ciudad. Se avecinan malos tiempos para nuestro protagonista…

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review Banshee: Behold a Pale Rider
4.2 (84.29%) 28 votes

Categorías: Banshee Reviews Etiquetas: , , ,

13 comentarios

  1. […] 1×07 Behold a Pale Rider: Rabbit envía a uno de sus hombres, Olek, para matar a Lucas, en un capítulo en el que el sheriff debe rescatar a Deva, la hija de Carrie, de un secuestro (Review) […]

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »