Review Banshee: All the Wisdom I Got Left

banshee-3x08

Banshee sale poco del pueblo, pero cuando lo hace le sienta de maravilla. Lo hizo al final de la segunda temporada para asaltar la guarida de Rabbit, repitió en A Fixer of Sorts para subir a bordo de un camión cinco estrellas y lo ha vuelto a hacer en All The Wisdom I Got Left para cazar a Chayton Littlestone. Louisiana, escenario de una serie tan paciente y melódica como Treme, se ha disfrazado de ring de boxeo para acoger un combate a la altura del esperado Pacquiao-Mayweather del próximo 2 de mayo: Chayton VS Hood. Y no han sonado trompetas, sino baterías.

  • Episodio 3×08: All the Wisdom I Got Left
  • Fecha de emisión: 27 de febrero

Mucho mejor que el final de fuegos artificiales con el que nos ha obsequiado All The Wisdom I Got Left es la sensación que deja el capítulo de que cada personaje de Banshee está terriblemente marcado por su pasado. Un pasado que define su personalidad y que le impide seguir adelante, como ha quedado demostrado una vez más cuando, aparte de perseguir a Chayton hasta New Orleans, hemos visto cómo Proctor y Sugar eran incapaces de distanciarse de ese “yo” que fueron un día. En Banshee no hay ciudadanos con sueños e ilusiones, sino seres atormentados que son incapaces de mirar al futuro sin acordarse de su pasado. No es casualidad que, desde que empezó la serie, flote en el ambiente la sensación de que la historia de Lucas Hood acabará muy mal. No soy sólo yo, ¿verdad?

El otro elemento destacable del capítulo, más allá de lo que sucede en él, es que en Banshee la historia siempre avanza. Es de agradecer que si Hood y Brock dicen en un capítulo que se van a New Orleans a por Chayton, la primera escena del capítulo siguiente sea la de Hood y Brook llegando a New Orleans. Parece de una lógica abrumadora, pero también es una forma de proceder poco habitual de las series, que suelen recrearse en tramas secundarias para vendernos todo el pescado en la season finale. Esto enlaza con lo que dijimos en Tribal, un capítulo que bien podría haber pasado por final de temporada debido a la tensión del mismo culminada con la muerte de Siobhan, y que se puede aplicar también a All The Wisdom I Got Left, en el que cerramos el arco principal (Chayton Littlestone) de la tercera temporada a pesar de que estamos en la octava parada del recorrido.

banshee-3x08-1

Empecemos por los secundarios. Kai Proctor ha vivido uno de los momentos más duros de su vida sólo unos días después de enterrar a su madre. Como suponíamos, los tejemanejes de Rebecca a espaldas de su tío han generado consecuencias cuyo alcance es ahora mismo incalculable. La cuestión es que Kai, que había hecho un esfuerzo enorme por reintegrarse en su comunidad y por cambiar la imagen que ésta tenía de él, ha sido arrebatado de sus entrañas cuando más cerca estaba de tener éxito. Durante el secuestro, Proctor no piensa en si le van a arrancar la piel a tiras en las próximas horas o si todo es culpa de Rebecca, sólo piensa en la vergüenza que está sintiendo ante su gente. Y es que los fantasmas de su pasado regresan a su puerta cuando más cerca estaba de seguir adelante, en lo que es un mal endémico a los personajes de esta serie.

Tampoco consigue escapar de su pasado el pobre Burton, viva imagen del perro apaleado que encuentra consuelo en los brazos de un nuevo dueño, al que es y será fiel hasta el día de su muerte. No es que Proctor sea precisamente un encanto con su hombre de confianza, pero Burton sabe que no es nadie sin él. Por cierto, Rebecca se ha quedado a cuadros cuando ha intentado “seducir” al hombre de las gafas… y todos hemos comprendido por qué nunca ha sentido deseo sexual por ella. El gran problema de Rebecca no es que tome malas decisiones, es que subestima a la gente con la que hace negocios. Será una cuestión de inexperiencia o un exceso de confianza en sí misma, pero su osadía va a tener consecuencias muy serias. En esta serie siempre las hay. Y creo que en este caso le va a costar la vida a alguien de su entorno: las apuestas están con Emily, ya que eso dinamitaría la relación con su tío y echaría más leña al fuego de la guerra entre éste y Brock.

Otro personaje marcado por la persona que un día fue es Sugar. Lo poco que sabíamos de él, y diría que lo aprendimos en el piloto de la serie, es que es un boxeador retirado que gustaba de contar sus batallitas con una copa de whisky en la mano hasta que llegó Lucas Hood a Banshee y lo rescató de su aburrimiento a base de aventuras. All The Wisdom I Got Left ahonda en ese pasado como boxeador a través de uno de sus rivales sobre el ring, al que dejó muy malherido y al que ahora trata de ayudar económicamente. La historia de Sugar sirve para que se fortalezca su relación con Job. La pareja cómica de Banshee se pone seria, especialmente un Job que huele a leguas la estafa que está sufriendo su amigo y al que decide ayudar de forma desinteresada. Aunque toda esta trama me parece ligeramente superficial, me gusta la idea de ahondar en el pasado de los secundarios y me encanta ver a Job pateando culos de losers con su vestuario más ridículo hasta la fecha. En serio, un premio Emmy ya para el encargado de vestir cada semana al hacker.

banshee-3x08-2

El gran problema de Rebecca en la gestión de los asuntos de su tío es el mismo que ha tenido Chayton con Lucas Hood: lo ha subestimado. No lo culpamos, ya que Chayton creyó que se enfrentaba a un sheriff más, a uno como los muchos a los que habrá puesto finos a lo largo de su vida, y no a un criminal (no lo olvidemos) tan letal como él. Hood no tiene la imponente apariencia de Chayton, ni desde luego su voz, pero su contador de muertes alcanza niveles muy similares a los del líder Redbone, que ha firmado su sentencia de muerte con esta frase:

You can’t kill me, you’re just a man and no man can kill me

Todo el mundo lo sabe: la principal razón para creer que un personaje va a morir es que diga que va a estar bien. Aquí volvemos a destacar eso de que en Banshee siempre pasan cosas: a los quince minutos de capítulo, Chayton tenía una mano en el cuello de Lucas en medio de una pelea de MMA sin árbitro; a los treinta estaba abalanzándose sobre la cama del sheriff para clavarle un puñal, antes de protagonizar una excepcional (la enésima) coreografía de lucha; y a los cuarenta y cinco estaba de rodillas en el puerto, rezando a sus Dioses con un agujero del tamaño de una cabeza en el tórax antes de tener ese mismo agujero, qué cosas, en la cabeza. La salvajada final de Banshee con Chayton no es más que la consecuencia directa de las locuras cometidas por éste, sobre todo por el asesinato de Siobhan, que casi sale más ahora que está muerta que cuando estaba viva. Es más, un gran villano como Chayton merecía una despedida a la altura: Breaking bad style.

banshee-3x08-3

A pesar de lo goloso que habría sido acabar la temporada con esa imagen, Banshee pasa de calendarios y nos lleva de vuelta al pueblo. Caos controlado, que decíamos hace unas semanas. Allí vuelve a aparecer la figura del Coronel Stowe, que ha mandado recoger el Camp Genoa después de atender con mucho interés a las explicaciones del experto sobre cómo se llevó a cabo el asalto. Decíamos que cada acción tiene sus consecuencias y ésta va a repercutir directamente sobre Carrie. El militar ha unido cabos y ha concluido que la única persona que pudo robarle las huellas y la voz fue su ex novia, quien por cierto reacciona con mucha templanza a su presencia. No tardará en relacionar a Hood, Sugar y Job con el asalto, así que nos espera un final de temporada agitado, como no podía ser otra manera.

Stowe da miedo como Chayton, pero es un miedo distinto. Chayton podía matarte con todos los músculos de su cuerpo, pero no tenía una especial motivación para hacer daño a Hood y compañía, más allá de que fuera un jodido psicópata. El Coronel es menos atlético y su voz no está sacada del inframundo, pero tiene una motivación: vengar su honor… y llevarse unos cuantos millones de dólares, qué diablos. Premio para Banshee por lo bien que enlaza los villanos.

Cierro con la deserción de Lucas Hood, que vuelve a Banshee convencido por Brock para llevarse por delante a Kai Proctor, pero que se encontrará con otro marrón más grande: Stowe. Lo que me preocupa a mí es qué pasará cuando Stowe esté también fuera del radar: ¿qué le quedará al sheriff para seguir en Banhsee? Sin Anastasia, sin Siobhan, con una hija a la que no puede criar y con una galopante crisis de identidad…

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review Banshee: All the Wisdom I Got Left
4.9 (98.36%) 73 votes

Categorías: Banshee Reviews Etiquetas: , , ,

8 comentarios

  1. TheScape

    Lo único que no me gustó mucho es que la muerte… Después de la genial escena sádica con el cuchillo y el “shhhh” de Hood de hace un par de episodios, esta escena sabe a poco (por más gore que sea). Eso sí, los detalles como el “Hey” final o el parecido de la escena al final de Gus en BBad me gustó.

    Dejando de lado eso, me canta la química Sugar-Job que ha ido apareciendo durante toda la temporada que culmina con la escena del pasado de Sugar. Es algo que más o menos ya presagiaba la intro para los que estaban atentos.

    También me ha encantado la escena tensa entre Carrie y Stowe. El actor que hace de general es realmente bueno y intuyo que se quedará hasta la siguiente temporada de 8 capítulos (es demasiado bueno como para que se vaya en los siguientes dos capítulos). Esa sonrisa de buen niño, sabiendo sus intenciones y fingiendo estar bien… Sublime.

  2. Wari Wari

    Para mi gran episodio, aunque en realidad esta serie nos dejan capitulazos casi siempre…

  3. Advocatus

    Muy buen capítulo. En mi opinión esta está siendo la mejor temporada de la serie hasta la fecha y eso que las dos anteriores estuvieron a un gran nivel pero esta prácticamente no ha tenido un capítulo malo. Y todavía nos queda el desenlace de los problemas que le ha ocasionado su sobrina a Proctor , sus asuntos pendientes con la justicia y las consecuencias del robo a los mercenarios.

  4. Lolo

    Buen capitulo. Quedan solo dos capitulos y me temo que tendremos dientes largos después del final porque me da a mi que el coronel va a durar e imagino que le veremos en la siguiente temporada, me parece un villano a la altura. Y bueno, espero que Proctor dé mucha guerra en general porque esta temporada ha estado algo flojillo, centrado en su familia y en la lucha interna. La muerte de Chayton es grotesco y molón al mismo tiempo como Spartacus vs Sedullus en la segunda temporada. Ha quedado bonito Nueva Orleans en el capitulo.

  5. Lolo

    “Lo que me preocupa a mí es qué pasará cuando Stowe esté también fuera del radar: ¿qué le quedará al sheriff para seguir en Banhsee? Sin Anastasia, sin Siobhan, con una hija a la que no puede criar y con una galopante crisis de identidad…”

    Ya veremos como concluye lo del coronel, si no está fuera del mapa, imagino que le veremos en la siguiente como villano. Y si no, pues seguimos con Kai Proctor que esta temporada ha estado ausente si lo comparamos con los conflictos que tenía con Hood en la temporada 1 y 2 que fue mas tenso. Creo que no veremos más problemas relacionado con los indios nativos.
    Por otra parte, me da a mí que veremos a alguna banda neonazi por lo del nuevo agente exneonazi y a liar por el poblado de Banshee para la próxima temporada. En todo caso, solo quedan dos capis para cerrar esta magistral tercera temporada y la alegria de saber que está renovada para cuarta temporada. 😀

  6. Orlando

    Buen episodio, con respecto a lo que comenta Lolo tirne mucha razon con lo de Proctor, yo creo que para la proxima temporada vendra con todo, me imagino que la sobrina y Burton iran al rescate de El.

  7. sofi

    Buen capítulo y buena review (como siempre) Me gustó la frase “Siobhan, que casi sale más ahora que está muerta que cuando estaba viva”. ¡la true!
    Otra cosa que me gustó, aparte de las escenas de peleas entre Hood y Chayton, (sobretodo el salto de este último, que me hizo recordar al Increible Hulk cuando huía)fue saber un poco más de la vida de Sugar. Es interesante aprender un poco más de los secundarios, sobretodo si son tan importantes para la historia como lo es el ex boxeador. Aparte como dices, esta escena sirvió para que Job y Sugar se acercaran un poco más y eso es bueno, puesto que tienen que estar más unidos que nunca frente a la guerra que se les viene encima contra el coronel Stowe.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »