Review Band of Brothers: The Last Patrol

18 de enero – 23 de febrero de 1945. Haguenau. A causa de la operación alemana Norwind, el Séptimo Ejército se vió obligado a cubrir la retirada del Tercer Ejército de Patton, que se dirigió a las Ardenas. La 101 volvía a estar en primera línea de combate una vez más. Ya hacía siete meses del bautismo de fuego en el Día D y Einsenhower volvía a confiar en los hombres de Winters para cubrir un sector débilmente defendido. Su última posición había sido Bastogne. El área de Haguenau, que sería su nuevo “hogar” por varíos días, se encontraba bastante lejos, a 250 kilómetros al sureste.

¡Recuperamos nuestras antiguas reviews de Band of Brothers! Teníamos pendiente las tres últimas operaciones de la Easy…

Last Patrol es relatado centrándose esta vez en las vivencias de Webster, soldado raso de la Easy que vuelve a la compañía después de casi cuatro meses recuperándose de sus heridas en el hospital. Un método narrativo ya empleado con Eugene Roe en Bastogne. No hay que olvidar que, aunque magnífica, Band of Brothers es una serie de TV así que los guionistas tienen manga ancha para tomarse licencias. Y parece que es el caso de Webster. Por lo que sabemos, las reacciones mostradas a su llegada por sus compañeros, o la misma composición de la patrulla no es exacta. Y es que Webster, a pesar de ser alguien muy diferente entre todos los hombres que componían la Easy, era de los más queridos. Y Webster se sentía como en casa después de cuatro meses de ausencia en un hospital de campaña. Last Patrol tiene un momento de mucha tensión y acción, la toma de la casa en lado alemán por parte de la Easy. Capítulo a capítulo, es imposible encontrar alguna mancha en la realización de la serie, salvo los típicos errores menores como cuchillos que no concuerdan con los modelos empleados, botas o pistolas no reglamentarias según el soldado, etc. La acción no desciende, la tensión narrativa se mantiene permanentemente o incluso mejora, siempre hay algo nuevo que contar. Esta es la magia de esta gran serie.

En este capítulo, vemos como uno de los soldados de Toccoa, veterano en dos saltos durante la campaña de Europa, Webster, vuelve del hospital y se reencuentra con sus viejos amigos de la Easy. El recibimiento no es ni mucho menos como el propio Webster espera, al contrario, los pelotones de hombres de la Easy lo reciben con frialdad y ironía. De hecho, Webster es remitido al capitán Speirs, nuevo comandante de la Easy desde el relevo de Foxhole Norman en Bastogne. Allí se encuentra con una nueva cara en la compañía, Jack Jones, un nuevo teniente segundo que viene como reemplazo para reforzar a la Easy. Jones proviene de West Point (“a wespointer, don’t get hurt,uh?” afirma Nixon), de la misma graduación que el hijo de Eisenhower, 6 de junio de 1944. Efectivamente, el mismísimo Día D.

Nixon y Winters traen novedades a los hombres de la Easy. Sink y el batallón desean envíar una patrulla al otro lado del río Moder, que separa en dos Haguenau, para capturar prisioneros y conseguir información. Para los del batallón es una buena oportunidad para conseguir información valiosa, pero para los hombres, es una estupidez que te puede conseguir un boleto al otro barrio. Caras largas, cuchicheos con el compañero de confianza y maldecir al Ejército es moneda común. Todos se sienten afectados, incluido el NCO de la Easy, el sargento Malarkey. De hecho, la limitada disponibilidad de NCO’s aptos para liderar la patrulla preocupa y mucho al capitán Speirs y al sargento primero Carwood Lipton, aquejado por cierto de una neumonía.

Los hombres se preparan para el asalto. El propio Webster y el nuevo teniente Jones participan de la patrulla. Para Jones es una oportunidad de escribir en su historia como militar algo más que la graduación de West Point. Winters, como líder de todo el Batallón 506 PRI, prepara toda la potencia de fuego de la que dispone. Cuando los objetivos se cumplan, los quince hombres destinados a la patrulla deberán retirarse inmediatamente y hacer sonar un silbato que indicará al batallón que inicie fuego de cobertura. El río se sorteará mediante unos botes y unas cuerdas atadas a cada extremo de los márgenes del río.

La operación es limpia y rápida. El asalto por parte de los hombres de la Easy, de los más aguerridos soldados que se encuentran ese año en Europa, es efectuado dando muestras de su experiencia. Justamente, uno de los reemplazos menos experimentados, es herido por entrar demasiado pronto a la casa asaltada por fuego de metralla de su propia granada. Los alemanes son hechos prisioneros, tres en concreto, uno está herido. En pocos segundos, los americanos desalojan la casa y buscan el refugio de su orilla. En el caos inmediatamente seguido, el campo se llena de fuego de mortero, metralletas y fusiles. Un alemán es herido y se deja abandonado a su suerte. Los hombres llegan a la orilla y trasladan rápidamente a Jackson, el soldado herido, pero muere a los pocos minutos, entre terribles dolores y agonía. La tensión entre los hombres es bestial, hay intentos de dar muerte a los prisioneros capturados allí mismo. La patrulla se ha saldado finalmente con una baja. Algo del todo aceptable para los miembros del estado mayor del batallón. Sink lo considera un éxito. Tanto, que ordena a Winters una nueva patrulla. Parece que no hay más compañías en todo el Ejército de los Estados Unidos, piensan los miembros de la Easy.

Por fortuna, Winters se la juega y asume una gran responsabilidad. El asalto se efectuará a las 02:00 AM, el plan será el mismo. Pero esa noche, Winters desea que sus hombres descansen todo lo que puedan porque al día siguiente serán relevados del frente. Es decir, que no habrá patrulla. Algo que llena de júbilo a los cansados hombres de la Easy. Speirs se ofrece a redactar el informe el mismo.

Al cabo de pocos días, Nixon entrega a Winters una nueva insignia. Al parecer Sink no está conforme con el actual estado de las cosas. Winters es ascendido a Mayor.

La Easy deja Haguenau y se dirige a la reserva. El tan soñado y añorado momento que los hombres de la Easy esperaban. Juntos han combatido sin descanso desde Francia, Holanda y Bélgica. Muy pronto, entrarán en territorio alemán.


Categorías: Sin categoría

10 comentarios

  1. Ortha

    ¡Qué importa que sea tarde si es para llegar a buen puerto!
    Es 2013 y es mi primera vez viendo Band of Brothers (discúlpenos a los no-geeks). Agradezco que la información esté completa ya que sigo la serie en inglés y, debido a su jerga, a veces me pierdo y recurro a esta página a llenar huecos. ¡Gracias!

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »