Review Arrow: Home invasion

toc-toc

Tras un capítulo normalito y un parón de tres semanas, Arrow ha vuelto con fuerza, mostrándonos por dónde parece que van a ir las tramas en la recta final de la temporada. Y he de decir que lo que viene pinta muy bien, aunque en este capítulo me han dado muchas ganas de darle un puñetazo a mi muy querido Oliver Queen (por la espalda para salir corriendo después, que el tío está muy cachas).

Empecemos hablando de la isla. Slade y Shado siguen dándole vueltas a cómo interponerse en los planes de Fryers, y se dan cuenta de que para entrar por la fuerza les hace falta un tercer hombre, alguien que pueda cubrirles las espaldas arco en mano. Y Shado, que es su tiempo pre-isla debió ser entrenadora personal o motivadora, decide que puede enseñar a Oliver a manejarse con un arco en un día. Así que ahí van a practicar al bosque, y entre una cosa y otra, acaban besándose. La verdad es que no se las puede dejar solas cerca del joven Queen, las vuelve a todas locas. En lo que va de serie, y a pesar de ser un pobre hombre traumatizado y aislado, ya han sucumbido a sus encantos Laurel, Helena, McKenna, y ahora Shado. Pero él, a pesar de llevar meses a pan y agua (literal y figuradamente, creo), la detiene porque quiere a otra chica, y cuando salga de esa isla va a dejárselo claro.

Katniss EverQueen

En el presente, Oliver y la chica en cuestión han quedado para comer, pero Laurel tienen que quedarse trabajando con una pareja y su hijo pequeño, que van a testificar contra un empresario corrupto. Pero esa noche son asesinados por un sicario, aunque el niño logra escapar. Y ahí llega el momento incómodo número 1 del episodio: Tommy y Ollie van a ver cómo está Laurel, Tommy se entera de que habían quedado para comer y se pone en modo hombre de la casa, prometiendo proteger a Laurel y al niño, que va a pasar la noche en su apartamento para mayor protección. Pero el sicario (que los seguidores de Angel habréis reconocido como Gunn) aparece cuando Tommy estaba haciéndose el padrazo, y aunque Laurel se defiende bastante bien escopeta en mano mientras Tommy y el niño están escondidos, hubiera muerto de no haber sido por la aparición del Vigilante, en quien Laurel deja claro a Tommy y su padre, confía plenamente.

Así que Tommy se traga su orgullo y propone ir a la Mansión Queen, con su equipo de guardaespaldas y sistemas de seguridad y primogénito reconvertido en justiciero. El problema es que Tommy no sabe que Oliver tiene otros planes para esa noche.

Cumpliendo su palabra, Ollie, Felicity y Diggle quieren eliminar a Deadshot. Para ello siguen en contacto con la amiga de Diggs en A.N.G.U.S, que ya se ha dado cuenta de que el guardaespaldas tiene un plan paralelo, y logran atraer a Deadshot a un encuentro trampa, donde tanto los miembros del equipo como Oliver y Diggle le estarán esperando. Desgraciadamente, el magnate maligno intenta abandonar de la ciudad al mismo tiempo, así que Oliver toma la decisión de ir a por él y deja colgado el plan. Como resultado, el asesino ve a Diggle, se huele la trampa, elimina a medio equipo y le pega una paliza a Diggs.

deadshot

Mal, Oliver. Vale que Laurel es Laurel y la quiere, pero creo que podría haber pensado otra solución. Haber intentado que nuestra querida Felicity hiciera algo para impedir que huyera, o haber avisado al Detective Lance, tan interesado como él en detenerlo. Pero como se trata de Laurel, Oliver no piensa, y así se lo dice Diggle, que se siente traicionado y se marcha. Tiene pinta de intentar acabar con Deadshot por su cuenta, así que esperemos que Oliver espabile y le ayude de verdad esta vez, porque el pobre Diggs no es rival para el francotirador (por muy espectacular que esté sin camiseta, que lo está).

Para rematar la buena racha, la fiesta de pijamas en casa de los Queen no es muy cómoda. Tommy sigue pasivo-agresivo, Moira comparte con Laurel lo buena influencia que era para su hijo, y a Laurel se le nota a la legua que sigue colada por Oliver. Cuando Mr. Blank (el asesino) aparece en la mansión, apagando las luces y asesinado guardaespaldas, Oliver encierra Tommy, Oliver y el niño en una habitación y va en su busca. Tras una muy buena pelea entre ambos, consigue matarlo y hacerlo pasar por una heroicidad de uno de los guardaespaldas muertos.

Así que todos pueden volver a casa, pero Tommy ha tenido una revelación esa noche. Mientras Oliver estaba fuera peleando Laurel estaba fuera de sí de preocupación, y Merlyn se da cuenta de que entre ellos sigue habiendo mucho más que cariño. Además Tommy tiene que seguir mintiendo sobre el secreto de Oliver, lo que daña su relación, pero si dejara de hacerlo y le contara la verdad a Laurel, tiene claro que ella correría a los brazos del joven Queen. Así que, con un poco de orgullo propio, abandona a Laurel, dándole como excusa que la experiencia cercana a la muerte le ha hecho darse cuenta de que no está preparado para el compromiso.

Por cierto, Thea se ha perdido esta noche tan movida en casa Queen porque andaba ocupada con Roy, y aparentemente a Moira no le quita el sueño el paredero de su hija adolescente, ocupada como anda con ser una víbora. Roy Harper sigue empeñado en encontrar al Vigilante para agradecerle que le salvara y poder ayudarle, pero lo único que consigue es que el Detective Lance se de cuenta y le lleve a dar un paseíto por la morgue, donde tienen a 26 víctimas de Oliver. Y aunque el discurso del detective es bueno, Roy sigue empeñado en ayudar a The Hood, porque le ha dado un sentido a su vida. Así que Thea, que está colgadísima por el chico, decide ayudarle.

En la isla las cosas tampoco van mejor. Cuando Slade quiere probar las habilidades con el arco de Oliver, que no parece muy convencido, aparece Yao Fei. Pero, oh, no viene solo, sino que les ha traicionado y trae consigo a un contingente de hombres de Fryers, diciéndoles que su tiempo en la isla ha acabado, y no creo que se refiriera a mandarlos de crucero.

Así pues el episodio acaba lleno de alegría: Oliver ha perdido a sus dos únicos amigos, Laurel está hecha polvo por la ruptura, Tommy cada vez parece acercarse más a su padre, Diggle anda metido en una cruzada que no parece poder ganar y la búsqueda de Roy y Thea puede acabar con el secreto de Oliver en casa.

En resumen, un capítulo en el que prácticamente todos los personajes han tenido trama y desarrollo personal, e incluso donde dos personajes hasta ahora poco aprovechados como Tommy y Laurel han tenido más campo, además de algunas escenas de acción muy dignas de mención.

Si os apetece, aquí os dejo la promo del siguiente episodio, con el prometedor título de “The undertaking” y una pinta espectacular (y una buena ración de Felicity, que en este capítulo se la ha echado de menos).

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review Arrow: Home invasion
4.2 (84%) 20 votes

Categorías: Arrow Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »