Review Anatomía: Remember the Time

Hace ya nueve años que empezó Anatomía de Grey, así que como podréis imaginar son muchas las cosas a recordar. Son muchos los buenos momentos pero también malos los que hemos vivido a lo largo de estos últimos años. La verdad no sabría decir de cuales ha habido más, pero me atrevería a decir que de los segundos. Desde aquí os invito a todos, además de a comentar el capítulo, a compartir con el resto cuales han sido esos momentos que se os han quedado marcados, sean buenos o malos. Mientras los pensáis vamos con la review.

La semana pasada comentábamos que en este Remember the Time esperábamos obtener algunas respuestas sobre algunos de los temas más delicados del momento. Por suerte para nosotros así ha sido. Hoy voy a comenzar hablando de Arizona Robbins, que por lo que veo, va a ser uno de los personajes más comentados esta temporada. No sé por qué tenía la sensación de que la pierna se la habían quitado nada más llegar al hospital tras ser rescatados. Parece que estaba equivocada. Pobre Callie. Si ya de por sí es una decisión difícil de tomar la de amputar o no una pierna, que sea la de la persona más importante en tu vida, a la que además le has prometido que no se la ibas a amputar, sólo hace las cosas más difíciles aún. Pero que queréis que os diga, creo que si llegara el día el que me viera en esa situación (espero que ese día nunca llegue) tomaría la misma decisión que Callie. Se puede entender la frustración y el enfado de Arizona con Callie por no haber mantenido su promesa, pero espero que con el tiempo comience a ver las cosas con otros ojos y pueda llegar a perdonarla. Aunque no es con su amada esposa la única persona con la que tiene un problema. Creo que no habré sigo la única a la que le ha impactado lo honesta que ha sido Robbins con Karev. Nunca he visto tanto odio en Arizona como en esa escena. A ver, razón no es que le falte sobre ciertas cosas que le ha dicho, pero aún así estas son el tipo de cosas que se suelen pensar pero no decir en voz alta por ser bastante duras. Y Alex es duro pero no es de piedra. Él mismo confiesa que se siente fatal, es totalmente consciente de la situación pero que te lo suelten así a la cara tiene que ser devastador. Espero que llegue el día en que Arizona pueda perdonarlo y que él mismo pueda perdonarse a sí mismo, aún sabiendo que lo sucedido se escapa del control de cualquiera.

Seguimos con Mark. Si alguien pensaba que la semana pasada ya nos habíamos despedido de él se equivocaba. Este capítulo ha sido la última oportunidad de ver a Mark con vida y decirle adiós. No me ha gustado que a Jackson no le diera tiempo a llegar con la niña para que se pudiera despedir de su padre. Shonda eres mala… Estos últimos momentos con Mark nos han servido también para ver que, aunque Webber ya no es el jefe del hospital, es inevitable no seguir viéndolo de esa manera. Owen no lo está haciendo mal, pero todavía le queda mucho para llegar a la sabiduría de Richard. Y si me dio coraje el que Mark no pudiera despedirse de su hija, más coraje me dio que Jackson no pudiera despedirse de April, precisamente por intentar que su ex mentor pudiera despedirse de su pequeña. Esa escena fue una frustración tras otra.

Meredith y Derek por su parte, parece que han sido los más “afortunados” dentro de lo que cabe. Están vivos, cuerdos y con todos sus miembros intactos o casi. No tiene que ser fácil para Derek haber perdido un porcentaje de la movilidad de su mano y mucho menos si eso le impide operar y tener que dedicarse a la enseñanza. Pero en comparación con el resto, parece un mal menor ¿no creéis? La única duda que me queda y de la cual no han dado una explicación es por qué el matrimonio se queda en Seattle. No sé si tendremos explicación o no, pero sea cual sea me alegra que se hayan quedado.

Para esta review he querido dejar a Cristina Yang para el final y es que Sandra Oh lo ha vuelto a hacer. Su interpretación en este capítulo pide a gritos una nominación a los Emmy. Sin lugar a dudas, su personaje ha sido uno de los que más ha sufrido a lo largo de estas nueve temporadas y esto último ha sido la gota que ha colmado el vaso. No llegaba a comprender muy bien por qué esa reacción a no hablar pero cuando lo ha hecho me he quedado de piedra con todo lo que ha salido por su boca. Como luchó por mantener con vida a Mark, como estuvo ahí con Arizona para calmar la infección de la pierna o lo más duro de todo, como tuvo que ver como los animales peleaban por el cadáver de Lexie. Ha sido, como la película de Antonio Banderas y Melanie Griffit, too much… Con respecto a su amistad con Meredith decir que tras esa última gran pelea, me alegra que al final ambas recapacitaran. Lo mejor de esta amistad es que, no importa como de mala sea la situación, es demasiado fuerte como para romperla.

En fin, otro gran capítulo para la lista. Ha sido Anatomía de Grey en su más pura esencia: cien por cien drama y entretenimiento. ¿Qué nos deparará el próximo capítulo? En dos semanas lo sabremos. Sí, lo sé, comenzamos pronto con los parones este año… Antes de irme, os dejo con la única canción que ha sonado en este Remember the Time. Enjoy!

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review Anatomía: Remember the Time
5 (100%) 1 vote

Categorías: Anatomía de Grey Reviews Etiquetas: , ,

9 comentarios

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »