Review Anatomía: P.Y.T. (Pretty Young Thing)

Review Anatomía: P.Y.T. (Pretty Young Thing)

Ahora puedo decirlo, a la hora de hacer una review hay algo peor que escribir una entradilla: que se te acumulen los capítulos a comentar. Sí, lo sé, esto no puede ser, María Teresa, llevo casi dos capítulos de retraso y os pido disculpas. En breve llegará la review de The Golden Hour pero antes toca comentar Pretty Young Thing. Seguro que ya lo habéis visto así que ¡adelante!

Hay poco que decir de Pretty Young Thing. Ha sido un episodio correcto y ameno pero sin nada especial. Podríamos decir que estamos ante un capítulo de relleno y prescindible y es cierto, pero debo decir en su defensa que un par de capítulos con poca intensidad pueden venirle bien a la temporada, ya sabéis, por eso de no saturar a los espectadores con demasiadas emociones y dar un golpe de efecto en los episodios finales.

Empecemos con Alex Karev. Hacía tiempo que no veíamos una trama cómo esta, es decir, la historia típica y tópica que se repite con Alex desde el principio de los tiempos, a saber: Karev conoce a chica, Karev es grosero con chica, chica odia momentáneamente a Karev, chica se da cuenta de que Karev es un buen tío y que además es muy mono… y así hasta el próximo episodio. Cómo decía, muy típico, es la historia de siempre: Todas las mujeres de la vida de Alex establecen una relación de amor-odio con él antes o después. A pesar de ello, no me disgusta la idea de que Karev tenga un nuevo interés amoroso, tampoco me disgusta la Dra. Lucy Fields. Además, ya va siendo hora que de Alex tenga una relación más o menos seria, dejando a un lado la “relación” con Lexie, el chico duro no ha estado con nadie formalmente desde la marcha de Izzie Stevens. Creo que Lucy tiene todo a su favor para convertirse en la nueva chica de Alex.

Lucy FieldsLucy Fields

Vamos con un personaje que despierta de su letargo, el Jefe Webber. En este episodio me ha sucedido algo curioso con él: Ahora que se avecina una acertada y necesitada trama para él he caído en la cuenta de lo desaparecido que ha estado esta temporada. Richard ha ido apareciendo discretamente en todos los episodios pero ha protagonizado muy pocas tramas, por no decir ninguna. Creo que continuar con la investigación de Ellis Grey en solitario va a venirle muy bien a Richard Webber y también a la serie. La visión de Ellis Grey que tenemos es, mayoritariamente, la que nos ha ofrecido Meredith, puede ser interesante redescubrir a la cirujana a través de los ojos del hombre que la amó y con quien compartió los mejores años de su vida profesional. Por otro lado, los recuerdos pueden presentarnos a un Richard Webber diferente, un hombre que se enfrenta, esta vez sobrio, a la que es al mismo tiempo la mejor y la peor época de su vida.

El caso de Richard Webber nos muestra lo acertado que está siendo el relevo de personajes esta temporada: No han dejado que nos cansemos de Cristina (y sus consecuencias) retirándola justo a tiempo y ahora nos devuelven personajes que, aunque son viejos, sientan como una bocanada de aire fresco.

Es el caso, también, de Lexie. La pequeña Grey ha sido una de las protagonistas de Pretty Young Thing, por algo el título del episodio hace referencia a su trama, una historia que se articula alrededor de Tatcher Grey. Siempre he tenido debilidad por este personaje, quizá porque es un gran perdedor y por eso me alegro de que haya encontrado la felicidad al lado de una rubia tatuada. Igual que Meredith, creo que Lexie ha exagerado la situación. Lo realmente interesante aquí es el cambio de papeles que han hecho las hermanas Grey en ese capítulo. Se me ha hecho extraño ver a Meredith no odiando a su padre y, en cambio, ver a Lexie criticándolo y buscando el apoyo de su hermana mayor (hate him with me!).

Quizá ayudaría dejar de llamarla zorra tatuadaQuizá ayudaría dejar de llamarla zorra tatuada

Claro está que la novia de su padre no es lo único que atormenta a Lexie, la próxima paternidad de Mark y las consecuencias que ha tenido para ella tienen gran parte de culpa de su estado de histeria. La pequeña Grey se siente abandonada por Mark y tiene miedo de que su padre haga lo mismo. Lexie es más vulnerable que nunca y Jackson Avery no va a dejar pasar la oportunidad de acercarse a ella. En Adrift and at Peace ya vimos la cara de decepción de Jackson al ver que Lexie y Mark se reconciliaban y parece que, ahora que la pareja está en crisis, va a volver a atacar de nuevo. Para Avery, lo que al principio del capítulo parecía un trámite para conseguir una operación al final se convierte en el inicio de una lucha que no piensa abandonar. Me ha encantado la forma en la que Jackson se excusa delante de Mark, quien lo ha estado utilizando de forma patética durante todo el episodio. Así como a principio de temporada no era partidaria de un acercamiento entre Lexie y Jackson, ahora creo que es una buena idea. Vaya por delante que soy una acérrima defensora de la pareja Grey-Sloan pero un tiempo separados no les hará mal, Lexie necesita espacio para pensar si realmente está preparada para asumir la nueva situación.

Y hablando de la nueva situación, no me gusta nada lo pesadísimos que se están poniendo Mark y Arizona con el tema de la alimentación de Callie. ¡No me extraña que Torres esté al borde de un ataque de nervios! Esta trama se me ha hecho muy pesada, pero se salva, in extremis, con la intervención final de Callie que pone ambos en su lugar.

Una mujer, un café y tres votosUna mujer, un café y tres votos

Siguiendo con Callie, comparte trama médica con Owen Hunt. No hay demasiado que decir de ella pero querría destacar el papel de Owen. Los traumatismos innecesarios en particular y el poco aprecio por la vida en general, sacan de quicio al Dr. Hunt. Sobre todo porque ha vivido una guerra donde la gente lucha por sobrevivir cada día. Quizá en discurso que le hace al jackass que tiene por paciente huele demasiado a patriota americano pero en el fondo tiene toda la razón y me gusta que lo haya dicho porque en esa escena Hunt no es Owen, el marido de Cristina, ni Owen el Jefe de trauma si no el auténtico Owen Hunt en toda su esencia, el mismo que últimamente se resiste a aparecer, el que no necesita otro gran personaje a su lado.

Acabamos con Meredith quien ha tomado la sabia decisión de continuar buscando una cura para el Alzheimer y declinar la oferta del Jefe. Como bien dice ella, la Ellis Grey de los diarios no es la misma persona que ella conoció. Personalmente creo que el ensayo sobre la enfermedad de su madre le ayudará a entender su comportamiento y que llegará, finalmente, a perdonarla.

Es vuestro turno, ¿qué os ha parecido Pretty Young Thing?

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Anatomía: P.Y.T. (Pretty Young Thing)
Valoración

Categorías: Anatomía de Grey Reviews Series Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »