Review Anatomía: New History

La Dra. Teddy Altman ha llegado

New History, como cabía esperar, nos ha traído varias novedades: la incorporación de la Dra. Teddy Altman, la vuelta de Meredith al trabajo y el retorno momentáneo de Izzie. Muchas novedades, sí, pero el 6×09, es un capítulo de transición: nos introduce nuevas tramas pero no avanza en ninguna. No es de esos episodios que te dejan el corazón encogido y clavado al sofá. Eso sí, nos regala una escena final de las que ponen los pelos de punta. ¿Lo comentamos? ¡Adelante!

En primer lugar quiero dar mi más sincera enhorabuena a la gente que se encarga de las promos de ABC. Es increíble cómo una frase que no tiene ninguna importancia en el episodio puede convertirse en un bombazo en el contexto adecuado. No, Izzie no está embarazada, ni ella ni nadie. Dicho esto, vayamos al 6×09.

Meredith ha vuelto al hospital y no tiene nada que hacer: demasiados cirujanos para tan pocas cirugías. No obstante está feliz y tranquila, relativizando la situación. Si cogiéramos a la Dra. Grey de la primera temporada y la pusiéramos al lado de la de la sexta probablemente pensaríamos que no son la misma persona.

Por otro lado, Cristina sigue desencantada con el programa que el Seattle Grace le ofrece, así que Owen decide agasajar a su amada con una mentora, una “diosa” de la cirugía cardiovascular que pueda guiar a la Dra. Yang en su camino hacia la excelencia: la Dra. Teddy Altman (Kim Raver). Las cosas no empiezan muy bien entre ellas. Altman sirvió en Irak con Hunt y su relación es más que cordial, además, Owen, por alguna extraña razón, no le ha comentado a su amiga que tiene una relación seria. Tanta broma y camaradería hacen pensar a Cristina que, entre Hunt y Altman, ha habido más que palabras. Los celos no tardan en apoderarse de ella y pide a Owen que busque otro cirujano pero él cree que Teddy se merece una oportunidad.

Altman se integra con el resto de cirujanos y se entera de que Hunt le ha conseguido el trabajo para complacer a Cristina. A cualquiera le molestaría, pero ella se lo toma genial y adopta la mejor estrategia para ganarse a Yang: darle un bisturí y dejar que lleve las riendas de una operación. Un movimiento muy inteligente, Teddy ha conseguido que Cristina pase del odio visceral al amor incondicional en una sola intervención y es genial ver a la Dra. Yang emocionada, de nuevo, con la cirugía.

En el terreno personal, tal y como Cristina se temía, la relación de Teddy y Owen va más allá de la amistad, al menos, ella tiene sentimientos hacia él. Una trama que no ha hecho más que empezar ¿Se encontrará Cristina con una cómplice en el quirófano y una rival en lo personal? Apuesto a que sí.

Izzie y Alex ni siquiera se miranIzzie y Alex ni siquiera se miran

Por otro lado, Izzie (a la que le ha crecido mucho el pelo) ha vuelto al Seattle Grace para que Derek examine a su profesor de ciencias del instituto, que padece una demencia. Stevens no tiene ganas de dar explicaciones a nadie e intenta que su estancia pase lo más desapercibida posible, pero no lo consigue y. como era de esperar, se encuentra con Alex, que se queda atónito, ¿cómo es posible que Iz esté en el hospital y ni siquiera lo haya llamado? Karev se enfada y hace lo me mejor se le da: hacerse el fuerte y tratar de ignorar que el y su esposa están en el mismo edificio, pero no será una tarea fácil, sobre todo porque Meredith y Cristina no paran de hablar de ello.

Izzie tampoco está dispuesta a arreglar las cosas con su marido, más bien al contrario. Finalmente es Karev, empujado por Meredith, quien da el primer paso y va a hablar con ella y, lo que tenía que ser una conversación constructiva, se convierte en una lluvia de reproches que Iz le hace a Alex: le acusa de haber tenido algo que ver en su despido. Ella dice que no puede perdonarselo y Álex, recuperando la dignidad perdida, le contesta que él tampoco puede perdonarla a ella. ¡Bravo por Alex! Ya era hora de que se hiciera valer ante la, cada vez más egoísta, Dra. Stevens. Con esta escena Izzie acaba de perfilarse como uno de los personajes más odiados de la sexta temporada (si no el más) y es curioso porque siempre ha sido uno de los más queridos.

Entre tanto, el Jefe sigue en horas bajas, pero alrededor de él se construyen la trama más divertida y la más dramática del capítulo.

Vayamos a por la divertida. Adele, la mujer del Jefe, se presenta en el hospital hecha una furia: Richard no ha ido a dormir a casa y algo no le huele bien. Bailey será, una vez más, la que cubra las espaldas del Jefe y lo hace tan bien que Adele piensa que su marido y ella tienen una aventura. No es extraño que lo piense, ya que no seria la primera vez pero… ¿El jefe y Miranda? Me parece casi tan descabellado como se lo parece a Bailey. Una trama innecesaria y sin mucho sentido pero que nos ha sacado alguna sonrisa.

El Jefe pasa por el peor momento de su vidaEl Jefe pasa por el peor momento de su vida

Adele no es la única que busca a Richard. Lexie y Reed intentan encontrar al Jefe porque su paciente necesita una colecistitis de urgencia. Richard entra en quirófano pero comete un error: cierra el conducto biliar del paciente lo que empeora su estado. Es una negligencia grave pero, otra vez, Bailey lo soluciona y le guarda el secreto. A estas alturas ya sabemos que algo le pasa al Jefe, está muy distraído, y no es porque tenga un affaire, es algo peor: Richard ha vuelto a beber. Así lo vemos en una escena final con una gran carga dramática y que supone la redención del Jefe. Los recuerdos que tiene mientras bebe de su vaso de vodka, nos muestran varias cosas: que sabe que no ha gestionado bien la fusión y que el distanciamiento con Derek le ha afectado muchísimo: ha perdido a un amigo, quizá su único amigo, en el momento en el que más lo necesita. Nosotros nos damos cuenta y Meredith también. Creo que será ella la que, a pesar de todo, acabe ayudando a Richard.

Y así llegamos al final de New History, con Izzie arrebatándole el puesto de personaje más odiado al Jefe y con el inicio del triángulo Cristina-Teddy-Owen. Como he dicho antes, es un capítulo de transición, de los menos intensos de la temporada pero un buen capítulo, al fin y al cabo, y totalmente necesario. El tema de la fusión y las competiciones está ya agotado y aplaudo que no hayan estirado la trama más de lo necesario. El 6×09 nos abre las puertas de un futuro interesante, con nuevos protagonistas y nuevas historias, veremos como las desarrollan. Hay muchas cosas que comentar: el debut de la Dra. Altman, la recaída del Jefe, la fugaz vuelta de Izzie… Es vuestro turno, ¿qué sensación os deja el 6×09? ¡A los comentarios!

Y aquí está la canción del 6×09, no se llama New History, sino History a secas… ¿Adivináis de quién es?


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »