Review Anatomía: Migration

El final de temporada lo tenemos a la vuelta de la esquina y se presenta de la más emocionante. Shonda Rhimes ha vuelto a hacerlo. Nos espera una season finale de infarto. Os aconsejo, aunque seguro que no hace falta que os lo diga, que tengáis preparados los clínex. Hasta la fecha, el final de la sexta temporada ha sido el que más me ha impactado de todos los que llevamos. Creo que nunca he llorado tanto viendo una serie como con ese doble capítulo. ¿Logrará la season finale de la octava temporada superarlo? Este viernes lo sabremos. Pero ahora toca hablar sobre nuestros pájaros y el lugar donde, en principio, pondrán su próximo nido. ¡Dentro review!

Tras el éxito en los exámenes orales de la mayoría, comenzamos con una fiesta por todo lo alto en casa de Meredith. April, la única que no pasó la prueba, ahoga las penas en el alcohol. Ha sido gracioso verla dándolo todo bailando al ritmo de “I´m sexy and I know it” de LMFAO, pero a la vez me ha dado mucha pena en esa escena y en el resto del capítulo. Por si no fuera ya poco no haber aprobado el examen, Owen le informa que para el próximo año tampoco habrá trabajo para ella en el Seattle Grace-Mercy West. Espero que si al final Karev se queda, se entere de esta situación y pida menos dinero para que así April pueda seguir en el hospital. Sinceramente, una de las cosas que más me han gustado de este capítulo ha sido ver como todos la apoyaban. Y la mayor sorpresa me la he llevado con Cristina. Ver defendiéndola por teléfono de esa manera ha sido sensacional. Me encanta, ahora más que nunca, este grupo y la piña que han formado. No quiero que se vaya nadie. Toda esta situación ha hecho que April pase un poco de Jackson, actuando como si no tuviera importancia lo que pasó entre ellos. A Jackson yo le veo con interés por querer estar con ella y apoyarla en este momento por el que está pasando. Me dio mucho coraje ver como April se alejaba de él al final del capítulo. Pero bueno, su historia no va acabar aquí ni mucho menos.

Por su parte, Alex, con la ayuda de Webber, ha vivido el momento de su vida en lo que a trabajo se refiere. El ex chief le ha ayudado durante todo el capítulo para que consiguiera las mejores condiciones para su futuro trabajo. Aunque en principio Karev ya había decidido quedarse en Seattle, le llega una oferta de uno de los mejores programas del país, que parece difícil de rechazar. Esto no le sienta nada bien a Arizona. Le monta una buena en mitad del hospital. Pero todo sea dicho, con todo lo que ha vivido en este capítulo con el amigo de su hermano, es comprensible su reacción. Qué impotencia han tenido que sentir, tanto Cristina y Teddy al ver que no podían hacer nada por él, como Arizona al ver que ni ellas tenían solución al problema. Lagrimas everywhere al ver a Nick derrumbarse cuando Arizona le dice que no había nada que hacer. Me ha dado coraje hasta a mí. Qué le gusta a Shonda hacernos sufrir

Ahora hablemos de Bailey y del epic fail que ha sufrido en este capítulo. Ben, ese hombre caído del cielo, que soporta la adicción de Miranda por su trabajo como nadie, tenía preparada de la mejor de las maneras proponerle en matrimonio. Pero todo tiene un límite. La actitud de Bailey durante todo el capítulo es de lo peor. Pero para cuando se da cuenta de ello es demasiado tarde. A Ben le han ofrecido otro trabajo fuera de Seattle y va a cogerlo. Lo siento por Miranda, pero creo que para merecerse a Ben debería replantearse sus prioridades. Ha sido, como dicen los americanos, awkward ese momento en el quirófano con Derek. Se han quedado todos en el sitio con el tema de la proposición. Qué Derek no pierda la concentración en ningún momento, con todo lo que estaba ocurriendo dentro del quirófano es de admirar. Por cierto, que asco el caso este de los gusanos, ¡puaj! Aunque para “awkward” todas las escenas que han compartido Lexie y Mark. Lo que me he reído con Derek en la escena del ascensor. ¡Qué malo! Espero que Mark tome una decisión pronto.

Y ya para terminar, comentar el momento que más me ha impactado del capítulo. La amistad de Meredith y Cristina es una de las relaciones más sólidas de toda la serie. ¿Habrá llegado esta relación a su fin? En más de una ocasión hemos escuchado eso de que Meredith es la persona de Cristina y viceversa. Así que tras todo lo ocurrido con Owen, choca escuchar a Cristina decirle a Meredith que Owen es su persona. Y más aún habiendo decidido irse. Aunque ese abrazo que le da en la cama dice mucho. Por otro lado, Derek le pide a Meredith que él sea su persona. Le han ofrecido un excelente trabajo fuera de Seattle, con el que va a poder hacer lo que siempre ha querido. La verdad es que todo nos indica que la mayoría de nuestros pajaritos van a cambiar de nido. Pero claro, a veces el vuelo no es seguro. Y ese final de capítulo, al más puro estilo Perdidos, es una muestra de ello. Esto va a cambiar la vida de todos para siempre. Veremos como acaba todo esto.

Y ahora ya si vamos con la cancioncita de la semana y la promo de la season finale.

Promo: Vamos a morir de un puñetero infarto viendo este capítulo.

P.D: Siento que la calidad de las capturas no sean demasiado buenas.

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review Anatomía: Migration
5 (100%) 1 vote

Categorías: Anatomía de Grey Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »