Review Anatomía: Let The Bad Times roll

El capítulo veintidós de esta temporada ha sido de lo más intenso y más sabiendo desde el principio que uno de nuestros residentes del Seattle Grace-Mercy West no ha pasado el examen. Desde el principio tuve en mi mente el nombre de la persona que había suspendido, y aunque durante todo el capítulo se las han apañado muy bien para desconcertarnos y pensar que cualquiera de ellos podía ser esa persona, al final ha resultado ser la que yo pensaba desde el principio. De esto y del resto de tramas, porque han ocurrido más cosas en el capítulo, hablamos dentro… ¿vienes?

En el capítulo anterior nos quedamos con todos nuestros residentes, menos Karev, entrando a sus respectivos exámenes. Y ya que estoy hablando de Karev, voy a empezar con él. Tras pegarse la carrera de su vida, llega a su prueba, tarde, pero llega. A sus examinadores no les hizo mucha gracia y por ello le exigieron la perfección. Alex muy seguro de sí mismo rozó dicha perfección, le impidió llegar a ella una pregunta con trampa. Ahí sus nervios explotaron, lo cual es normal, con todo lo que ha pasado en estos días, la presión que tenía y lo que se estaba jugando. Pero eso no le ha impedido aprobar su examen. ¡Bien por Karev! Ahora vamos con Cristina. Me ha hecho gracia ver que uno de sus examinadores era el mítico Señor Feeny de Yo y el mundo, pero a Cristina no le ha hecho tanta gracia como a mí. Ella también ha ido contestando con bastante seguridad pero el examinador parecía no estar muy conforme con sus respuestas. Cristina se ha contenido todo lo que ha podido pero al final también ha terminado estallando. Aún así, ha conseguido superar la prueba. Yes, Yang can! Seguimos con Meredith. Lo he pasado mal al verla tan mala y a la vez me he reído bastante con ella. Qué bueno ha sido que le tocaran casos que requerían respuestas repugnantes dado su estado. Algunos apuntan a que puede que esté embarazada, aunque yo no lo tengo tan claro. Tras llamar a Derek, que de poco le sirve para tomar la decisión de seguir con el examen o no, entra de nuevo en la habitación y aún vomitando delante de los examinadores, decide seguir adelante hasta el final. ¡Claro que sí Meredith, ahí con un par! Nada más por eso ya merecía el aprobado. Y ya por último tenemos a Jackson y April. A ambos no les estaba yendo demasiado bien, aunque April se ha llevado la peor parte. Creo que su aptitud nos ha puesto de los nervios a todos. Ambos tenían que descargar tensión y que mejor manera de hacerlo que tener sexo en el lavabo de caballeros. Me ha encantado la escena. A Jackson esto le ha venido mejor para aprobar el examen pero por desgracia para Kepner ya era demasiado tarde. April, el año que viene será.

Jesus, it felt soooo good!

Mientras tanto en el hospital, los mentores de nuestros residentes están ocupados con otros menesteres. Derek ha estado ocupado con un hombre que le faltaba parte de su cabeza y Bailey ha estado liada con los posibles nuevos residentes, por si los suyos deciden irse a trabajar a otros hospitales. Por otra parte, Lexie decide de una vez por todas arriesgarse y decirle lo que siente a Mark. A partir de la octava vez – por decir un número – que le dijo “I love you” paré de contar. Mark se quedó a cuadros. Y aunque quedara algo cursi la declaración me gustó. Sobre todo la parte en la que le dice que está infectada por el virus de Mark Sloan. Y cómo no, Julia tenía que aparecer al final de la escena para dejarnos con las ganas de ver que le hubiera dicho Mark en ese momento. No sé si será de forma inmediata o no, pero estoy convencida que Mark le dará la patada a Julia, si no en el próximo capítulo, en el siguiente. Por cierto, creo que todavía no lo he dicho, pero en estos últimos capítulos me están encantando todas las escenas que están teniendo juntos Derek y Lexie. Me gusta su dinámica. Si al final se van Derek y Meredith, eso, entre otras muchas cosas, lo voy a echar de menos.

Virus Mark Sloan

Arizona, por su parte, recibe en el hospital la visita de su mejor amigo, el cual tiene cáncer, para que Callie lo trate. Esta es una amistad inesperada para todos. Nick, interpretado por Jordan Belfi, le mintió a su amiga, diciéndole que lo sabía desde hacía 6 meses cuando en realidad llevaba 6 años con él. Hace tiempo pasaron por la muerte de un amigo común del hermano de Arizona y por eso mismo su amigo de la infancia le mintió. No quería que volviera a pasar por lo mismo, pero al final le va a hacer pasar por lo mismo o incluso peor. No me extraña nada el cabreo que se pilla y la bronca que le echa. Si hubiera ido en su momento podría haberle ayudado. Yo en su situación me hubiera puesto exactamente igual. Tiene que resultar frustrante y hacerte sentir mucha impotencia. Y más viendo que comparten una relación tan especial, que hasta se casaron de mentira cuando eran pequeños. Sólo he visto al chico en un capítulo y ya le he cogido cariño. Sé que cuando muera lo voy a pasar mal con Arizona, al igual que me pasó con Teddy. Y hablando de la doctora Altman, parece que su relación con Owen va mucho mejor, tanto que hasta me está empezado a caer bien el doctor Hunt. ¡Quién me lo iba a decir!

Id preparando los clinex

En definitiva, este capítulo dirigido por el propio Kevin McKidd, va a ser el primero al que le dé cinco estrellas. Good job Kevin! Y ahora ya os dejo con un tema musical del capítulo (Bells de The Naked and Famous) y la promo del siguiente:

Promo 8×23:

Nota del autor
5
Vuestra nota
Review Anatomía: Let The Bad Times roll
5 (100%) 2 votes

Categorías: Anatomía de Grey Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »