Review Anatomía: It’s a Long Way Back

Review Anatomía: It's a Long Way Back

El título le viene de perlas al episodio, nada menos que cuatro semanas separan It's a Long Way Back del amado y odiado Song Beneath the Song. Anatomía ha vuelto con un episodio en el que los personajes toman posiciones para correr el sprint de final de temporada. Si algo se puede decir del 7×19 es que abre tramas, algunas muy buenas. Sea como sea a partir de aquí a Shonda le quedan solo tres capitulos para igualar el espectacular cierre de la sexta temporada, una tarea difícil pero, a la vista de los acontecimientos, puede que no imposible

Empiezamos la review con un punto negativo: el capítulo abarca un espacio de tiempo demasiado largo: 12 semanas. La prolongada y costosa recuperación de la que habla Meredith en su monólogo inicial se resuelve en poco más de 40 minutos y, con ello, queda evidenciado que el accidente de Callie era una excusa para encajar el episodio musical. Al final del 7×19 la feliz familia vuelve a casa, completamente recuperada y con una boda que planear. No estoy a favor de las historias atropelladas, tampoco creo que la recuperación de Callie y la pequeña Sofía tuviera que alargarse hasta el infinito pero un par de capítulos hubiera sido lo suyo.

Una nueva familiaUna nueva familia

Poco hay que decir de la trama de Callie y su bebé, todo ha ido según lo esperado: Callie impotente por la lentitud de la rehabilitación, su bebé evolucionando favorablemente y Arizona y Mark unidos, al fin, ante la adversidad. Sin embargo, esta trama nos da casi el mejor momento del episodio: Cristina reclutando aliados para hacer el mal. Me ha encantado ver a la doctora Yang compinchándose con sus compañeros a espaldas de Bailey para que Callie pueda ver la cara de su bebé ha sido emocionante, muy old school. Un guiño a aquella época en la que la jerarquía en el hospital estaba much más definida, en la que los residentes hacían piña para hacer lo que creían en lugar de lo que debían.

Como decía en la entradilla, parece que el episodio marca el camino hacia la finale y un ejemplo de ello es que nos recuerda que la carrera por ser jefe de residentes sigue en marcha y en manos de Owen Hunt. Como ya dije, yo voto por Karev, y me reafirmo después de ver la que ha montado para mostrarle su plan al mundo en general y a Owen en particular. La trama es Alex en estado puro. Por un lado, tiene un punto cómico con la old bitch que tiene por paciente y el chantaje emocional que le hace, por otro nos muestra el lado machote de Alex en forma de no me acabo de sacar este proyecto de la manga y por último, su parte irresponsable. Alex se podía haber metido en un buen lío, no entiendo cómo ha podido pensar que podía asumir el coste del traslado y las operaciones de una docena de niños de África, ¡si vive en una caravana en el aparcamiento del hospital! Era evidente que el cheque de la old bitch llegaría pero me hubiera gustado verlo en apuros aunque, entonces, no estaríamos hablando de Karev. No sé muy bien cómo pero todas sus irresponsabilidades acaban bien, ¿acabará esta con un ascenso?

El plan de KarevEl plan de Karev

Sigamos con Teddy Altman, un personaje que ha salido de la penumbra y que, a falta de tramas médicas con Cristina Yang, comparte una historia de seducción con Henry Burton. Las citas que han tenido a lo largo del episodio me hacían pensar que quizá Teddy había cambiado de opinión con respecto a su marido, claro que no contaba con la aparición de un viejo conocido. La vuelta del terapeuta Andrew Perkins () pone a Teddy en el mismo punto en el que estaba cuando llegó al Seattle Grace: en medio de un triángulo amoroso. He aquí la segunda trama que se abre de cara a la recta final, todo apunta a que la Dra. Altman tiene tres semanas para tomar su decisión.

Antes de hablar de la trama con mayúsculas de Meredith y Adele, hagamos un repaso rápido del resto. Me gusta que le hayan hecho un lavado de cara al Dr. Stark. Hasta ahora era algo parecido a una madrastra de cuento: llegaba para sustituir a Arizona, con malas formas y sin un atisbo de sensibilidad. El nuevo Dr. Stark se ha ganado la confianza y el cariño de sus colegas pero ha volcado todo su rencor y mala leche con April Kepner. Me da en la nariz que la cándida April va a intentar reconquistar al Robert que ella conoce pero no estoy muy segura de si Don es Dr. Stark se dejará querer. Otra pareja para la que se avecina tormenta es la formada por Owen y Cristina: el Dr. Hunt no ha dejado de pensar en bebés y Cristina… es Cristina y ella solo piensa en cirugías cardíacas.

Ahora sí, vamos con la que es, con mucho, la mejor trama del episodio. Empezaré por decir que celebro que sea una trama que tiene a Meredith como protagonista y, dicho sea de paso, lejos de su ya habitual lamento por sus problemas para concebir. Digo esto porque, en ocasiones, Anatomía ha otorgado demasiada importancia a un solo aspecto de los personajes y eso acaba desgastando buenas tramas. Me agrada comprobar que Grey no piensa únicamente en inyectarse hormonas. La historia de Adele, Richard y Meredith nos muestra las luces y las sombras de la Dra. Grey, un personaje que ha ganado, y mucho, en matices con el paso de los años. Unos matices que se ponen al servicio de una trama descorazonadora, empezando por el post-it que cae de la chaqueta del Jefe. Con esa nota, el Alzheimer que se llevó a Ellis aún antes de morir aparece con una fuerza arrolladora. Ellis Grey está muy presente en esta trama y adquiere la forma de Meredith a los ojos de Adele en una maravillosa escena que nos muestra a una Meredith tierna y compasiva y a una Adele con el alma destrozada. Ante tal evidencia, la Dra. Grey decide actuar: Derek acepta a Adele en el ensayo y Meredith se asegura de que reciba el medicamento.

Esto va a acabar muy malEsto va a acabar muy mal

Sí, es una irresponsabilidad y sí, tendrá consecuencias pero no puedo más que aplaudir este giro. A nivel narrativo, la secuencia en la que Meredith comprueba e intercambia los expedientes logra transmitir, sin apenas diálogo, las dudas y miedos de la Dra. Grey. Por otra parte, no deja de sorprenderme lo lejos que queda la Meredith rencorosa y arisca. Ahora pone en peligro el ensayo, su trabajo e, incluso, su relación por ayudar a Richard y su mujer. Tal y como predijo Derek, el estudio se ha convertido en algo personal pero no en el sentido en el que imaginábamos. Sin duda, esta será la gran historia de final de temporada.

Y hasta aquí mi visión de It's a Long Way Back. Las cosas se ponen muy interesantes. Sólo puedo decir que estoy deseando ver el 7×20. ¿Qué os ha parecido a vosotros?

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Anatomía: It’s a Long Way Back
5 (100%) 1 vote

Categorías: Anatomía de Grey Reviews Series Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »