Review Anatomía: I Saw What I Saw

Pelea en la sala de espera

El inicio del I Saw What I Saw nos indica dos cosas: que será un gran capítulo y que algo grave ha pasado. Un charco de sangre, Karev estampando el móvil contra un muro, los residentes sentados en una sala de espera donde Álex golpea a Jackson… En seguida vemos que la guerra se ha cobrado su segunda víctima, Cathy Becker, una paciente que ha muerto como consecuencia de un cúmulo de errores en las urgencias del Seattle Grace. Todos deben comparecer ante el Jefe para tratar de averiguar qué es lo que ha ido mal, quién es el responsable y, en consecuencia, quién pagará por ello. Pero, ¿qué ha pasado?

El ambiente del Seattle Grace no es, lo que se dice, apacible y, aunque los Mercy Westers lleven ya los uniformes azules, los dos bandos aún son visibles. En este contexto, llegan a las urgencias del hospital una decena de heridos en un incendio: varios quemados, un hombre con un hacha clavada en el pecho, un bombero con varias fracturas y traumas y Cathy Becker, una mujer con quemaduras leves en el pecho y otras algo más importantes en la pierna. Un caso poco atractivo, teniendo en cuenta lo que tienen alrededor o, al menos, así es como lo ven los doctores.

El caos se apodera del hospital… April y Reed son las primeras en ver a Cathy Becker. La Dra. Kepner se hace cargo de Cathy y la Dra. Adamson de su hijo, pero ambas tienen cosas más importantes en las que pensar: los buenos casos que el resto tienen entre manos. Tras una revisión April deja a la Sra. Becker y se va ayudar a Bailey con el hombre del hacha en el pecho. Efectivamente, Bailey necesita ayuda ya que Charlie (alias “el caido”), que debía sujetar el hacha sin moverla un milímetro, se desmaya llevándose la herramienta tras él, lo que hace que el paciente empiece a desangrarse.

Cathy está ahora en manos de Sloan y Lexie pero Mark tiene que irse con Arizona a atender a un paciente de 16 años con el 60% del cuerpo quemado. Lexie se queda con la Sra. Becker y le hace una cura perfecta en su pierna quemada. Cuando acaba se reúne con Sloan y Arizona para atender al chico quemado. Vamos a dejar a Cathy un momento y a detenernos en Lexie. Este personaje cada vez me gusta más. La pequeña Grey se ve abrumada por el dolor del chico y no puede evitar ponerse a llorar al ver su sufrimiento cuando Sloan le hace un corte en el brazo. Arizona echa a Lexie de la sala y le dice que vuelva cuando esté más tranquila. Lo que me gusta de la pequeña Grey es que es sensible y vulnerable pero siempre saca fuerzas para enfrentarse dignamente a su trabajo por duro que sea y, así, acaba entrando en la habitación y manteniendo una tranquila conversación con el chico para distraerlo de su dolor. 3 puntos para la pequeña Grey.

Los internos atienden a CathyLos internos atienden a Cathy

Volviendo a la Sra. Becker, un enfermero dice a Cristina y a Jackson que Cathy tiene dolores. Tras intentar averiguar quién está al cargo del caso, Cristina le administra morfina y vuelve con su paciente. La siguiente en atender a Cathy es, de nuevo, Lexie, a quién Arizona acaba de echar de la sala. La Sra. Becker se está ahogando y tiene que practicarle una incisión en el tórax, pero Lexie está muy nerviosa y Jackson lo hace por ella de una forma un tanto brusca. Le sale bien pero podría haber salido fatal. Minutos más tarde, Cathy se queda sin respiración. Charles intenta intubarla pero no puede, su garganta está completamente cerrada. Reed lo intenta también y tampoco tiene éxito. Charles llama a Karev para que lo ayude. Álex no tiene un buen día, lleva una semana sin saber nada de Izzie y se pasa el capítulo llamando a la madre de Stevens y dejando mensajes en el buzón de voz de Iz. En uno de ellos, la amenaza con llamar a la policía si no da señales de vida. Izzie reacciona y le devuelve su llamada, pero no son buenas noticias: no va a volver, al menos, por el momento. Es en este punto cuando Charles pide ayuda a Karev. Álex duda: ha estado toda la semana esperando hablar con Izzie pero una paciente está muriendo delante de él. Finalmente cuelga el teléfono, sin saber si podrá volver a contactar con su esposa, y le hace a Cathy una traqueotomía a ciegas y, según la versión de Reed, con una cara de psicópata digna de mención, pero, otra vez, sale bien. Karev se queda con la Sra. Becker y está con ella cuándo sus órganos empiezan a fallar. Mientras, la carpeta llega, de nuevo, a manos de April. A estas alturas, la paciente entra en parada y comienza a desangrarse. Todos están en la sala gritando e intentando salvarla, conscientes de que su pasividad puede haber sido la causa de que Cathy se encuentre en ese estado. Es una situación de locos que termina cuando Derek grita: “¡Parad! la habéis perdido”. Si, todos la han perdido.

Los internos le han dado su versión al Jefe y todo sigue igual de confuso. Hasta que a Reed se le enciende una luz y dice “sé lo que pasó”: April olvidó revisar, en el primer examen, la garganta de Cathy, donde tenía importantes lesiones. Ese error hace que la paciente empeore a medida que pasan las horas. La Dra. Kepner es despedida.

Digamos adiós a April KepnerDigamos adiós a April Kepner

Todos lamentan el error, pero no porque la paciente muriera, sino porque podrían haber perdido sus trabajos por un descuido de April. Es curioso, la única persona que dice que le podría haber ocurrido a cualquiera, que todos podían haber sido despedidos, es la perfeccionista y meticulosa Cristina Yang ¿tanto están cambiando las cosas en el Seattle Grace? Al final, parece que todos han aprendido la lección: la competición no trae nada bueno. Cuando digo todos incluyo también al Jefe. Richard recibe una reprimenda del Dr. Shepherd que le dice lo que sospecho que el Jefe ya sabe: él es el responsable de esa situación y, en cierta manera, de la muerte de Cathy. Si el Jefe fuera un político podríamos decir que su nivel de popularidad ha alcanzado mínimos históricos. Parece que Derek, su último aliado en el hospital, ha dejado de apoyarlo definitivamente. Veremos como lo afronta

Un muy buen capítulo en mi opinión. Lo mejor: la narración de los hechos a través de la defensa que cada uno de los doctores hace ante el Jefe de su trabajo. Acusaciones, contraacusaciones, justificaciones… Una misma escena vista desde diferentes puntos de vista, lo que otorga ritmo al episodio. Las sospechas van pasando de uno a otro a medida que avanza el capítulo: de Reed, a Cristina, de Cristina a Karev, etc. Un capítulo con mucha tensión y suspense, que no es lo que estamos acostumbrados a ver en Anatomía, al menos, no como argumento principal. A mi me está convenciendo la sexta temporada. ¿Qué os parece a vosotros?

Aquí os dejo el vídeo de la canción que da título al capítulo.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »