Review Anatomía: Holidaze

Anatomía: Holidaze

Las fiestas de Navidad siempre crean controversia: o las adoras o las odias. Suelen ser sinónimo de reencuentros, en unos casos felices y en otros dramáticos. Algo pasa durante la Navidad que todos nos sentimos diferentes en algún sentido: ya sea porque el espíritu navideño inunda nuestros corazones o porque el final del año es el momento en el que hacemos balance y nos fijamos nuevos objetivos. Resulta un poco extraño hablar de esto cuando aún queda más de un mes, pero los guionistas de Anatomia ya han decorado sus árboles y han decidido aprovechar la fiesta de Acción de Gracias para mostrarnos lo que les pasará a los habitantes del Seattle Grace durante estas fiestas. ¿Ya has visto Holidaze? Pues… ¡adelante!

Holidaze es una extraña palabra formada a partir de las palabras “holidays” (vacaciones) y “daze” (aturdido), algo así como vacaturdido o aturdaciones… Vale, la traducción no es muy buena pero me sirve para explicar que el 6×10 ha dejado aturdidos a algunos de los personajes principales. Visitas inesperadas, nuevas situaciones, nuevas responsabilidades y nuevos retos en un capítulo que condensa la fiesta de Acción de Gracias, la Navidad y el Año Nuevo. Un episodio que nos deja un buen sabor de boca, que continúa con el buen ritmo de la sexta temporada y que, además, es el último de este 2009.

El capítulo empieza recuperando la trama que se abrió en el 6×09. El Jefe va a ver a Meredith para explicarle que lo que vio en el bar no es lo que parece y que él no es un alcohólico. Richard aprovecha la coyuntura para alabar la destreza quirúrgica de la Dra. Grey y se ofrece para ser su profesor particular de suturas y cortes. ¡Vaya! Parece que Richard quiere comprar el silencio de Meredith. De todas formas, ella acepta la ayuda encantada.

Quiero a CristinaQuiero a Cristina

Mientras tanto, Cristina se encuentra en un gran momento profesional. Yang adora a la Dra. Altman, ella le ha devuelto la ilusión en la cirugía, es brillante y arriesgada, el tipo de mentora que Cristina necesita. En el plano personal, las miradas entre Teddy y Owen son cada vez más frecuentes. Cristina, como ella dice, es insensible, pero no ignorante y sabe que pasa algo entre ellos. Owen no soporta la situación y habla con Teddy en una escena brutal, cargada de tensión y con un final algo inesperado: estaba convencida de que Hunt elegiría a Teddy pero afortunadamente, zanja la situacion con un “estoy enamorado de Cristina”. Después de eso,Yang habla con Hunt para decirle que no quiere que esté con ella porque le debe algo pero Owen deja claro que sus sentimientos hacia ella van más allá del agradecimiento. Me gusta mucho esta pareja, espero que las cosas con Teddy hayan quedado cerradas definitivamente.

Por otro lado Sloan debe ayudar a Derek y a Arizona a fabricar materiales para realizar una cirugía a un niño pequeño, pero ese es el menor de los problemas de Mark. Una adolescente se ha presentado en el hospital… ¡y es su hija! ¡El Dr. Sloan tiene una hija! La situación deja en shock a Mark y, de paso, a Lexie que, de repente, tiene una “hijastra” que no es mucho más joven que ella. Sloan, así se llama la chica (obviamente los guionistas le han puesto este nombre para que los que somos un poco lentos tengamos muy claro que es la hija de Mark), quiere pasar las fiestas con su recién estrenado padre y Mark no sabe cómo comportarse. Lexie le dice que debe hablar con ella y ver qué es lo que quiere y eso intenta, sin éxito, durante todo el capítulo. Sin embargo, al final, Mark siente la llamada del instinto paternal cuando su niña le dice que está embarazada y que su madre la ha echado de casa. Así que Mark asume su función y consuela a Sloan. Interesante trama la que se abre con esta incorporación. Mark y Lexie tienen ahora una familia, tengo ganas de ver como lo llevará el Dr. Sloan pero, sobre todo, quiero ver cómo lo llevará Lexie.

Papá te cuidaráPapá te cuidará

Mientras, Derek, Arizona y Sloan siguen intentando diseñar el material para operar al niño, cuando el Jefe les comunica que no hay fondos para continuar. Los tres se reúnen con él y, finalmente, Derek se ofrece a correr con los gastos, Arizona le sigue y Mark, después de renegar un poco, también. Richard considera que es el momento de disculparse con Shepherd que acepta sus disculpas sin demasiado entusiasmo: Derek no está dispuesto a recuperar la amistad perdida.

Por otro lado, el día de Nochebuena, Bailey recibe la visita de su padre. El Sr. Bailey no está muy satisfecho con las decisiones que Miranda ha hecho y le recrimina que prefiera pasar la Navidad operando una hernia en lugar de pasarla con su hijo.

Después de un largo día en el hospital todos van a casa de Meredith a celebrar la Nochebuena, y ese todos incluye tambien a Tatcher Grey, el padre de Mer y Lexie. Tatcher se ha dado cuenta de que Richard ha vuelto a beber y se lo dice a Meredith. Ella justifica al Jefe y le deja claro a su padre que no le ha perdonado a pesar de que le donara parte de su hígado, ¡Cuánto tiempo sin ver a la Meredith más borde!

Durante la cena, Miranda decide poner a su padre en su sitio y le dice que, aunque ella no esté con él, su hijo está sano y ella está feliz. Paradójicamente Miranda hace el discurso llorando. Creo que Bailey sabe que su padre tiene algo de razón: su carrera está prosperando pero su vida personal es un fracaso: acaba de divorciarse y no puede ver como su hijo crece. Finalmente las cosas se solucionan pero creo que el encuentro hará que Miranda se replantee algunas cosas.

Richard tiene un problemaRichard tiene un problema

El final del capítulo nos deja una imagen, como mínimo, impactante: el Jefe completamente borracho en el bar y Meredith yendo a buscarlo. La Dra. Gey se ha dado cuenta de que Richard tiene un verdadero problema.

Sé que algunas cosas se quedan en el tintero, pero no me gustaría terminar sin hacer referencia a la maravillosa trama médica de la chica sin corazón: Cristina ante un nuevo reto, Bailey cantando en el quirófano… Una historia deliciosa, muy acorde con el entorno navideño. ¡Bravo!

Y hasta aquí el 6×10, el último capítulo antes del parón. Un episodio que confirma la buena salud de la serie y que mantiene el nivel de la sexta temporada. En Holidaze los sentimientos vuelven a ser protagonistas: Los de Teddy hacia Owen, los de Owen hacia Cristina, los de Miranda hacia su hijo y su padre, los de Mark hacia su nueva hija, los de Meredith hacia el Jefe… El 6×10 nos plantea también nuevas situaciones, ¿Cómo llevaran Lexie y Mark su nueva vida en familia? ¿Sabrá Meredith gestionar el problema de Richard? ¿Tratará Teddy a Cristina de la misma manera? ¿Está todo aclarado entre Hunt y Altman? Lamentablemente, la respuesta a estas preguntas se hará esperar hasta enero.

Es vuestro turno, ¿Qué os ha parecido Holidaze?

Y… la canción: It's the Holidaze


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »