Review Alcatraz: Clarence Montgomery

Con motivo de la emisión de la NASCAR, el capítulo 8 de Alcatraz se ha pospuesto al lunes 5 marzo, donde se emitirá en sesión doble junto al 9, pero como aquí no nos ha repercutido mucho porque se puede ver un websode de bastante calidad, nos desvinculándonos del calendario americano y lo comentamos esta semana. El capítulo en su conjunto da bastante información. Por un lado nos muestran la segregación racial, que imaginábamos había en la cárcel -son los años 60 no lo olvidemos- pero que aún no habíamos visto, al único preso inocente de Alcatraz, y jugosas pistas sobre el gran enigma.

Clarence Montgomery es un chef profesional afroamericano  encarcelado injustamente por el asesinato de su novia, la hija del dueño del club solo para blancos donde trabaja. Pero en el presente, la cosa cambia. Clarence Montgomery mata a dos chicas con la misma apariencia física, degolladas y colocadas igual que su difunta novia. Todo esto no sorprendería en esa serie si no fuera porque después no sabe ni quién ni cómo lo ha hecho, y porque en la autopsia se descubre que el crimen de los años 60 y los del presente no pueden haber sido cometidos por la misma persona ya que tienen lateralidad distinta, es decir, el antiguo fue cometido por un zurdo errático y los actuales, por un diestro preciso. Y eso se puede forzar, pero no cambiar.

La primera impresión seria pensar que tiene múliple personalidad, pero una conversación que tiene con su ex- compañero de Alcatraz, Emitt, al que acude tras huir ensagrentado y confuso de la escena del crimen, nos lleva por otro camino: Montgomery habla de experimentos en Alcatraz (de pronto todo tiene más un aire a Shutter Island que a Lost) y, ¡atención!, extracciones de sangre, dos datos importantes:

  •  Hasta el momento parecía que la importancia del abuelo Madsen residía en su sangre, ya que era al único al que se la extraían, imaginando todo tipo de propiedades en ella. Ahora sabemos que no, de los 8 reaparecidos hasta el momento, son dos a los que les sacaban la sangre en Alcatraz ¿Son simplemente a los primeros a los que se les practicaba esta técnica, o son especiales? Y si es así, ¿qué les une?
  • El capítulo pasado Jack Sylvaine mencionó un agujero bajo las celdas de aislamiento del que el abuelo Madsen hablaba mucho. Asociamos rápidamente que se trataba de la misteriosa puerta de Cal Sweeney, pero en este capítulo aparece una sala que es bastante más probable que sea el agujero al que se refiería el guapérrimo preso. Un lugar dónde el Doctor Beauregard emula La Naranja Mecánica y tras un electroshock, proyecta imágenes sobre el asesinato de la novia de Montgomery, teniendo este que verlas sin poder pestañear. Si recordamos, hasta el momento sólo habíamos visto utilizar el electroshock, cómo una técnica moderna, a la Dra. Singupta para actuar sobre los traumas de los presos y “curarlos”, pero en este caso se usa a la inversa, para crear un asesino. Lo que no sabemos es por qué, ni para qué.

¿Dará además la misteriosa puerta a esta sala? ¿O la puerta continua siendo parte del misterio temporal de Alcatraz?

Ambos temas se tratan al final del capítulo. Pero antes de llegar ahí, hay que comentar la investigación de nuestro equipo. A través de la vitamina E y Penicilina (medicina para la enfermedad de Wilson) que encuentran en la caja de Montgomery, llegan a su ex-compañero de Alcatraz dónde se enconde. Pero antes de que los agentes atraviesen la puerta del apartamento, que Emitt esta defendiendo con una escopeta, Montgomery que no puede controlar los asesinatos ni quiere volver a la cárcel, le pide a su amigo que sea él quien acabe con su vida. No sabemos si este es el verdadero final de Montgomey o si tratarán de revivirlo (aún no sabemos de que forma) cómo a Kit Nelson. Aunque tendrán que encerrarlo en la réplica de Alcatraz, en todo caso por los crímenes del presente, no por el de 1960 del que es inocente.

1963. Final: Mientras observan a Montgomery hablar con la Dra. Singupta, el Alcaide y el Dr. Beauregard discuten sobre el éxito del experimento, ordenado por éste primero, y el doctor le pregunta que hace con la sangre, en el espacio de tiempo entre que se la extrae y vuelve a introducir de nuevo, to them– plural- a lo que este responde que nada.

Sabíamos que el Alcaide estaba en el ajo, ya que es quién lleva al compañero de celda de Sweeney a la puerta a conocer a un amigo suyo, pero en este capítulo se ve más explícitamente su papel activo en el misterio, a diferencia del doctor, más desinformado de lo que nos habían hecho creer. Además, nos presentan un personaje más oscuro, capaz de convertir un inocente en culpable, que dista de ese  Alcaide cercano a los presos, incluso simpático.

Descartamos- como hemos dicho- que sólo la sangre del abuelo Madsen tiene algo que ver con el misterio porque ya van dos, y añadimos que ésta no sólo se obtiene sino que después de un tiempo, se vuelve a reponer… ¿modificada? ¿Será la manipulación de la sangre la que permite a los presos saltar en el tiempo?

P.D: Enhorabuena a Hurley/Dr.Soto por su primera cita con la forense. Sigue siendo forzado, pero oye, es bonito…

Nota del autor
3.5
Vuestra nota
Review Alcatraz: Clarence Montgomery
Valoración

Categorías: Alcatraz Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »