Review 666 Park Avenue: Pilot

Bienvenidos a The Drake y bienvenidos a mi primera review en Todoseries.com. Es mejor dejar esto claro para intentar conseguir vuestra clemencia, al menos en el inicio de esta aventura: muchos de vosotros os adentraréis en este diabólico edificio animados por ver a Terry O’Quinn; sé que hay mucho lostie en este blog. Como apenas he comenzado a ver la serie de los náufragos, no tengo al dueño del edificio en ningún pedestal. De hecho su personaje en Lost me aburre enormemente. En cambio, mis dudas vienen más, por ejemplo, por el lado rubio y femenino: Rachael Taylor no me da muy buenas sensaciones, sobre todo tras su horrible paso como Lucy por Grey’s Anatomy y su fugaz fracaso en Charlie’s Angels. Ahora, lejos de las labores interpretativas previas de nuestro elenco principal, nos vestimos de etiqueta y os invito a la gran inauguración, porque este piloto es lo que ha sido principalmente: una buena ceremonia que nos ha permitido presentarnos sin entrar casi nada en lo importante de la trama.

Cuando empecé a interesarme por este nuevo drama y conocí que el escenario principal sería un edificio, me causó ciertas dudas por la posible continuidad de la serie en futuras e hipotéticas temporadas. Por suerte, este piloto nos ha dejado claro que gente en el edificio hay a mansalva: son más de 200 habitaciones. Además, nos han dejado entrever que vamos a ir conociéndolos poco a poco y sin intermediarios. Hemos empezado por una especia de prólogo en el que vemos a Mr. Hartwell, un violinista con mucho talento que empieza a destrozarse los dedos conforme toca. Así hemos conocido cómo funciona: Gavin Doran, el dueño del edificio, le otorgó talento durante 10 años y ahora tiene que pagar el precio. El pobre hombre acaba siendo engullido por la puerta del edificio. Siguiendo con los personajes fugaces, ya que estamos, toca hablar también de John Barlow. Barlow resulta ser un viudo que le pide a Mr. Doran que le devuelva a su mujer. Para mantenerla con vida tendrá que matar a un enemigo de Gavin. Su conciencia puede más y acaba sin mujer y absorbido por el edificio. Tras ver esto, da la sensación de que cada persona que incumpla un trato con Doran pasará a formar parte de los cimientos de The Drake para siempre.

La muerte/desaparición de Mr. Hartwell nos da permiso para saludar a los sustitutos del violinista como encargados del edificio: Henry y Jane, la pareja de jóvenes protagonistas. De momento, me sorprende que sea precisamente el personaje de Rachael la que me haya gustado del tándem, sobre todo teniendo en cuenta la entradilla. Mientras Gavin ha contratado a Jane para poder acercarse a Henry -algún favor debe querer de él debido a su trabajo en el ayuntamiento, o eso creo de momento-, ella se ha dedicado a investigar la historia del fantasmagórico 999 Park Avenue. El gran descubrimiento: la existencia de una especie de hermandad bajo el símbolo de un dragón en el suelo y de una puerta que ha sido sellada y que va a ser presumiblemente el primer objetivo de la chica. Además, el sueño que ha tenido con Mary Barlow no va ayudar en absoluto: le dice que no dejarán que se vayan. Tanto Gavin como su mujer Olivia han estado mimando a los dos para que se queden en el edificio. Vestidos, fiestas y nuevas actividades laborales que terminan con Jane y Henry firmando un contrato que tendrá terribles consecuencias para ambos.

Dentro de los vecinos que acabaremos viendo de manera más o menos regular encontramos a Brian y Louise, un matrimonio formado por un escritor obsesionado por la vecinita sexy de enfrente, Alexis, que acaba por convertirse en la ayudante de fotografía de su mujer y que le sigue el juego de forma descarada. De momento, lo más destacable de este triángulo es que el ascensor ha atacado a Louise y ahora está en el hospital. Por otro lado tenemos a Nona, la joven que ve el futuro, que ha hecho su primera predicción: alguien atacará a Jane con un hacha mientras lleva el vestido rojo que le ha regalado Olivia. Por cierto, el collar que lleva Jane, si ya parecía importante porque todos le decían lo realmente bonito que era, ahora ya sabemos que es cierto porque se lo ha robado Nona, aunque simplemente pueda ser la “ladrona de las cosas pequeñas” que hay en el edificio. Por cierto, Olivia y Gavin perdieron a su hija en un accidente de coche, aunque algo me dice que ese accidente es un tanto diferente a como ellos lo cuentan.

Si algo me ha sorprendido de este piloto ha sido la cantidad de cosas que han sucedido en apenas 42 minutos. Es extraño ver a una serie nueva arriesgarse tanto en su primer episodio. Las audiencia no han empezado muy animadas con ella, de hecho bajar en más de de 2,5 millones de su predecesora no es buena señal, aunque de momento en demográficos se ha defendido bastante bien contra sus enemigos de franja.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review 666 Park Avenue: Pilot
3 (60%) 4 votes

Categorías: 666 park avenue Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »