Review 666 Park Avenue: Murmurations

Toda película de terror, serie de miedo o novelas de este género llegan a un punto en el que alguno de los protagonistas escucha voces, murmullos que los enloquecen y los hacen seguirlas en un inútil intento por encontrarlas. 666 Park Avenue no es en esto diferente, aunque en esta ocasión algo cambia, y es que las Murmurations son cosa de los estorninos que viven entre las paredes del edificio. De momento, avanza muy lento y quizá toda la historia esté siendo un poco aburrida. Además, tantas referencias a los clásicos hacen que todo parezca un batiburrillo de historias. Ahora sigamos los ruidos de nuestros pájaros a ver a dónde nos llevan.

Para centrarme directamente en lo comentado en la entradilla, y siguiendo el mismo itinerario que seguí en el Piloto, vamos a echarle un vistazo a los dos casos puntuales que hemos visto en Murmurations. En primer lugar voy a empezar con el caso de nuestra particular Dorian Gray, Danielle. Esta parte del episodio es la que más me ha sorprendido, por lo tanto es de lo más positivo que encuentro. En principio, nos han enseñado a una dulce y gafe en el amor Danielle, a la que el amable Gavin le presenta a un hombre. Sinceramente, creía que sería ella la asesinada, pero descubrir que es la que mata y que lleva haciéndolo décadas ha sido todo una revelación. Además, parece que Gavin la resetea cada vez que comete una atrocidad.

El otro caso particular no es de un inquilino, sino del exterminador que contrata Jane para acabar con los estorninos. Si Nona ya había avisado tanto a Jane como al hombre, ellos no le prestan atención y la premonición de la pequeña ladrona se cumple y los estorninos acaban causando la muerte del exterminador al más puros estilo Hitchcock.

Por otro lado tenemos a las dos parejas protagonistas. Ni siquiera la cena ha tenido mucha chicha. Por un lado tenemos a Gavin, que pone a prueba la integridad de Henry –que sigue resultando muy soso- y aunque no sabemos si es afortunado o no, sabemos que el joven parece haberla pasado. Por otro lado tenemos de nuevo a Jane, que comparte su obsesión por el sótano -aquí os doy la razón a los que decís que es muy American Horror Story– y además por los entresijos de los juros del Drake. Parece que la rubia está destinada a ser quien descubra los acontecimientos pasados del edificio: ¿la noticia se la habrá dejado Nona? De momento, la dejamos encerrada tras la ansiada puerta del sótano.

Por último, y por esta vez menos importante también, tenemos al triángulo amoroso. Siguen sin conseguir que me gusten. Lo único importante quizá sea las consecuencias que tendrá para Bryan y Louise los 300000 dólares que les “regala” Gavin. Por cierto, ¿realmente escribe algo Bryan? Porque creo que sería interesante si lo que escribiese es lo que está ocurriendo, pero esto es apreciación mía, y sólo por creer que los secundarios puedan jugar con los protagonistas algo más…

Sólo un pequeño apunte que lleva como protagonista las terroríficas audiencias: son más terribles aún cuando vemos que 666 Park Avenue en su segunda semana baja dos millones de espectadores más. A unos 4 millones de la audiencia de Revenge, que es su predecesora. Y los demográficos tampoco son buenos, así que no sé cuanto aguantaremos comentando la nueva serie de Terry O’Quinn. Me han dicho que hay cierta maldición con los ex-losties… puede que sea verdad. Y ahora como dirían los Looney Tunes: “esto es todo amigos”.

Nota del autor
2.5
Vuestra nota
Review 666 Park Avenue: Murmurations
4 (80%) 1 vote

Categorías: 666 park avenue Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »