Review 666 Park Avenue: Diabolic

El episodio de esta semana de 666 Park Avenue juega con algo que puede llegar a ser realmente frágil: la confianza. Algunos intentarán mantenerla a toda costa, aunque para ello pierdan la razón; otros intentarán que los mayores aliados del rival dejen de serlo y un último grupo se desesperará al ver que sus más queridos cómplices parecen fallarles poco a poco. Una guerra en la que la mejor arma es menguar “el ejército” del rival. ¿Quiénes la mantienen? ¿Quiénes la pierden? Si habéis visto ya el episodio, que nada os detenga para leer la review.

Comenzamos dónde lo habíamos dejado en el último. La fiesta de Halloween sigue trayendo cola y no es para menos. Con un robo y un intento de asesinato como alicientes era imposible deshacerse de todo tan fácilmente. Si hay dos protagonistas claros en al serie hasta ahora, son Gavin Doran y Jane. Cada uno a su manera, cada uno en un bando se llevan las mejores tramas, o al menos las más largas.

Voy a comenzar con el dueño del edificio. Un Gavin Doran más preocupado que nunca porque le han robado la misteriosa caja. ¿Qué hay en ella? Esa es la gran pregunta que se hace todo el mundo. De hecho, ha sido el hashtag elegido en twitter por los propios actores de la serie. Un hombre al que Doran hizo sufrir en el pasado quiere devolvérsela, ahora que sabe como hacerlo. La caja es un peligro para los Doran si se abre… pero esto es lo que me ha resultado extraño, porque el ladrón la abrió y fue él quien acabó muerto. Supongo que se necesitará algo especial para lograr abrirla sin peligro y que ese “algo” está ya bajo la tutela de Victor Shaw. Hemos vuelto a ver cómo se las gasta Doran: confió en quien no debía, Sam, y lo ha traicionado, siendo uno de los principales culpables del robo. La solución de Gavin: dejarle atrapado en el edificio y al borde del suicidio.

Gavin Doran ha tenido su primer encuentro con Victor Shaw y tras poner sobre la mesa las intenciones de cada uno, el dueño de The Drake le ha dado un regalo de lo más encantador.

Gavin intenta que Olivia no conozca la verdad sobre su secuestro y para ello utiliza sus influencias en el doctor del edificio -el que intentó “pillar cacho” con Louise-. El médico tiene una gran adicción al juego -en concreto a las carreras de caballos- así que por sus deudas no puede pagar el alquiler, por lo que llega a un acuerdo con Doran sobre sus servicios. Ahora el médico tiene un problema que es servir a Doran. ¿Su próxima misión? Lograr que Kandisky sea puesto en libertad. De verdad, estoy hasta las narices del ruso, no es un personaje que me guste, me gustaba mucho más la pobre periodista, pero supongo que algo podrá hacer para ayudar a Doran…

La policía sigue investigando el ataque sufrido por Jane. Los encargadosso los Detectives Jarvis y Cooper, este último creo que tendrá un protagonismo mayor de aquí en adelante. El problema es que nada de lo que ha declarado Jane parece tener sentido. El montaplatos que utilizó para poder huir tiene toda la pinta de no haber funcionado en décadas, nadie ha visto ni al hombre disfrazado de diablo muerto ni tampoco al hombre del hacha. ¿Se lo estará inventando Jane? Lo que sabemos es que es una historia difícil de creer, ya que su atacante fue un asesino en 1939. Un fantasma que ha intentado matarla. El único que parece creerla es el inspector Cooper, más bien intuye que algo va mal tras la denuncia de desaparición del hombre disfrazado de Diablo. Por cierto, creo que Cooper será pretendiente de la rubia: me ha parecido a mí ver ciertas miradas cómplices, aunque puede que sea todo imaginación mía. El que no parece confiar en su novia es Henry. Centrado en conseguir ser alcalde, ansía como sea poder quedarse en New York, aunque Jane está deseando marcharse del edificio. Creo que la idea de hacerse pasar por “el soltero de oro” de New York no va a tener que ser fingido, porque han terminado realmente mal. No parece tener mucho futuro su relación y menos con esa falta de confianza, aunque seguro que estará Laurel para recoger los pedazos rotos.

Mientras en la anterior review divagaba por aquí sobre la identidad de la pequeña fantasma, resulta que Jane ha descubierto más cosas. Revisando la foto descubre el collar de su abuela y se da cuenta de que la madre de la pequeña, Jocelyn, es su abuela. Aquella abuela a la que habían encerrado en un psiquiátrico. ¿Intentará el edificio que le pase lo mismo a Jane por entrometerse tanto? Otra cosa que descubre es que el hombre del hacha es uno de los fundadores de la hermandad del dragón. Seguro que esto hace que Jane siga en el edificio pero… ¿en qué condiciones?

Hemos llegado casi a la mitad de la temporada siempre y cuando sean esos 13 o 15 episodios de los que se habla. El tema del que estoy más pendiente con 666 Park Avenue es el de sus audiencias (demográficos): 1,4 esta semana, una décima más que en el anterior. Conclusión: siguen siendo enormemente malos. Así que mientras siga, seguiremos. Pero la sensación es que cada vez queda menos para la despedida…

Nota del autor
3.5
Vuestra nota
Review 666 Park Avenue: Diabolic
3.2 (63.33%) 12 votes

Categorías: 666 park avenue Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »