Review 30 Rock: The Return of Avery Jessup

Con la noticia de la renovación de 30 Rock para una séptima y última temporada de 13 episodios las cosas se ven con otros ojos, ¿no creéis? Ahora ya sabemos que solo nos quedan 15 episodios de 30 Rock y se acabó (14 si contamos con este “The Return of Avery Jessup” que ya hemos visto), cinco horitas de una de las comedias que han definido la primera década del siglo XXI. Pero bueno, ya nos pondremos profundos cuando lleguemos al final. Ahora dediquémonos a disfrutar del penúltimo episodio de la sexta temporada, en el que por fin hemos recuperado a Avery Jessup. Y ahora que la hemos vuelto a ver en acción, recordamos cuánto la echábamos de menos…

En estas mismas líneas ha habido momentos en que deseábamos que Jack volviera a estar soltero. Al verlo libre, pudiendo ser él mismo de nuevo, nos entraban ganas de que Avery no volviera nunca de Corea del Norte. Pero aquí lo hemos visto en su relación con Avery y hemos pensado: “Madre mía, qué buena pareja hacen”. Así que la única explicación posible es que Jack Donaghy / Alec Baldwin es tan bueno que da igual el argumento que le propongan, él hará que sea mejor.

Porque el momento en que le confiesa a Avery todo lo malo que ha hecho durante el año en que han estado separados resume todo lo bueno que puede aportar un personaje como Jack. Y cuando ella le devuelve el golpe revelando que todo era un truco… Que esa sea la pareja más normal de las tres principales de la serie (Jack/Avery, Jenna/Paul, Liz/Criss) habla mucho de cómo es esta serie.

La línea argumental de Jack y Avery ha sido, sin duda, la mejor de todo el episodio. Si hiciéramos una lista de cuáles han sido los mejores momentos de la temporada (o incluso de la serie), sin duda tendríamos a Jack en la parte principal de la clasificación. Si a eso le sumamos la vuelta de Avery y de su relación, la cosa está más clara aún. Por cierto, todas las referencias a las noticias que dan en Corea del Norte (“Kim Jong-Il ha pasado un día perfectamente normal, no estando muerto”) han sido geniales, lo mejor del capítulo.

El episodio ha tratado de las parejas, eso está claro. En otra trama, Liz tiene que luchar con el hecho de que es ella la que lleva los pantalones en la relación. Cuando Criss (James Marsden) empezó en la serie, pensamos que sería como el resto de los novios de Liz, y que duraría dos telediarios. Casi una temporada después, empezamos a pensar que Criss Chross (lo de la serie con los nombres merece un post aparte) puede ser el hombre definitivo en la vida de Liz. Aunque sea un poco penoso, la vida de Liz tampoco es para tirar cohetes, y encajan como anillo al dedo. Ahora que quieren tener una “planta” y quedan tan pocos episodios, parece claro que ya nada les separará.

Y la tercera pareja en cuestión es la de Jenna y Paul. Aunque éste último no haya aparecido en el episodio, su boda es la que ha centrado toda la parte de Jenna, Kenneth y Tracy. Aunque en general se haya entendido bien, el hecho de hablar de los acentos le ha quitado mucha gracia a todos los que lo vemos desde este lado del mundo y no controlamos los acentos americanos. Sin embargo, con la broma de Tracy pidiendo a Siri (?) que resucite a Jessica Tandy (18 años después de su muerte) porque ha recordado cómo pronunciar la palabra “incorregible” ya tenemos risas suficientes para esperar la siguiente aparición de Jack.

Ahora que ya saben cuánto les queda de vida, los guionistas de 30 Rock han empezado a colocar todas las piezas para un final feliz. En este caso, Avery ha vuelto en todo su esplendor (ejemplo perfecto de que dos grandes personajes cómicos pueden empezar a salir y que no se pierda la magia), Liz está más dispuesta que nunca a tener su planta con Criss y Jenna y Paul están a un paso de la vicaría. El círculo empieza a cerrarse.

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review 30 Rock: The Return of Avery Jessup
Valoración

Categorías: 30 Rock Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »