Review 30 Rock: The Problem Solvers

acy y Liz discutiendo

Nueva ración semanal de Tina Fey, perdón, de 30 Rock. Por fin el nuevo actor del reparto ha sido seleccionado y empieza a trabajar. Parece una persona normal… Un momento. ¿Una persona normal en el zoo que es TGS? Tranquilos, no tardarán en “reformarlo”. De hecho, nada más empezar Jack ya le ha cambiado su nombre (también se llama Jack) por Danny. Si ya has visto The Problem Solvers y quieres comentarlo, aquí a la derecha es donde tienes que clicar.

Hay que ver qué cosas tiene la vida. Cuando por fin la trama principal de un capítulo recae en la relación entre Jack y Liz, resulta que nos gustan más las otras, las de Tracy y Jenna por una parte y Kenneth y el nuevo por la otra. Pero vamos por partes…

Me encanta la relación que existe entre Jack y Liz. No creo que haya muchas series donde se pueda ver una relación así entre un hombre y una mujer. No hay tensión sexual (no me los imagino juntos ni en un millón de años), por lo que es una relación totalmente libre de todos los tópicos. Jack es el jefe de Liz, pero también una especie de padre. Se burla de ella pero la protege, como protege un padre a su hijo más débil. Además, como pareja cómica no tiene rival hoy en día (Michael Scott y Dwight Schrute son los únicos que se les acercan).

Por eso en capítulos como The Problem Solvers disfrutamos tanto con su relación. Como en cualquier película romántica, tienen sus encontronazos. Y al final, cuando cada uno está con otra persona, se dan cuenta de que con quien realmente quieren estar es con el otro. Esa escena final, los dos corriendo por el Rockefeller Center y encontrándose cual Tom Hanks y Meg Ryan en Tienes un e-mail, es genial. Pero hablamos de negocios, así que en vez de besos y abrazos hay un buen apretón de manos.

Una bonita historia de negociosUna bonita historia de negocios

Los solucionadores de problemas de los que habla el título del episodio son Jenna y Tracy. Después de ayudar a Liz diciéndole que se busque un agente para su nuevo programa, se dan cuenta de lo bonito que es ayudar a las personas. Así que, ni cortos ni perezosos, se autoproclaman problem solvers (con camisetas y todo). Tracy está viviendo en esta cuarta temporada su época dorada, y a Jenna le está viniendo muy bien ponerse a su lado en su locura. El mejor momento del capítulo viene cuando Tracy lleva una camiseta que pone “the problem” y Jenna una que pone “solvers”.

El problema es cuando Jenna se pone a la izquierda, por lo que se puede leer “solvers the problem”. Cuando se dan cuenta, Jenna pregunta: “¿Qué hacemos? ¿Nos cambiamos de sitio, o nos cambiamos de camiseta?” Tracy, convencido, suelta: “Sólo para asegurarnos, hagamos las dos cosas”. Si sólo con eso ya hay para reírse un buen rato, la cosa mejora cuando cortan a la siguiente escena y vemos a Tracy con una camiseta muy corta y a Jenna con una muy grande. La frase, por supuesto, sigue estando mal.

The problem solversThe problem solvers

Tampoco me quiero olvidar de otras frases de Tracy para el recuerdo, como “vas a explotar como un globo con una granada dentro” o cuando le dice a Jenna: “para mí todos los blancos sois iguales, Pete”. Grande Tracy.

Pero no sólo con resolver problemas se acaban las aventuras de Jenna y Tracy. Por fin hay un actor nuevo, Jack Danny Baker. Será conocido como Danny porque Jack Donaghy (y nosotros) no podemos soportar que haya otro Jack en 30 Rock. Y resulta que Danny es un tío humilde, que se arregla sus propias cosas y no necesita a Kenneth. Lo que en principio podría parecer algo bueno para nuestro botones favorito se convierte en un problema cuando Jenna y Tracy deciden hacer lo mismo.

Ya no van a pedirle que haga nada más por ellos. Kenneth ya no tendrá que lavarle los dientes a Tracy, o probar las medicinas de Jenna para comprobar los efectos secundarios. Y eso Kenneth no puede consentirlo. He de confesar que es un personaje que siempre me ha puesto los pelos de punta, pero en este episodio me ha llegado a dar miedo de verdad. Al final consigue que Danny sea cruel con él, con lo que todo vuelve a la normalidad y los actores le vuelven a considerar un esclavo. Jenna lo describe perfectamente cuando Danny intenta hacerles comprender que Kenneth puede estar resentido con ellos: “What if Kenneth’s bitter? He’s an underhuman”.

El agente de LizEl agente de Liz

De lo que menos me ha gustado del capítulo ha sido el personaje del agente que se busca Liz. Una de las características de la serie es tener a algunos de los mejores personajes recurrentes (el Dr. Leo Spaceman y el detective Lenny Wosniak, sobre todo) de la televisión. Está claro que la intención de la serie es hacer personajes muy inverosímiles, pero con el agente y su traje tres tallas más grande han llegado al punto de la caricatura física. Lo que dice y hace es gracioso, pero el aspecto físico hace que no nos lo creamos.

Este fallo se nota más cuando unos minutos después aparece otro personaje, que sólo sale en una escena, pero totalmente hilarante. También se está entrevistando con Liz en un restaurante, pero no para de contestar al móvil. Incluso cuando la manga de Liz se incendia, él no le hace ni caso. Lo mejor, la conversación que tiene con un amigo: “estoy en una reunión con la señorita de Dealbreakers. Bah, un seis de normal y un siete borracho.” Ese es el tipo de personajes que convierten a 30 Rock en lo que es.

Tina Fey en llamasTina Fey en llamas

Pero bueno, es un fallo mínimo comparado con las buenas carcajadas que nos saca. Cuando un episodio de 30 Rock es pasable, ya es mejor que cualquier capítulo de casi cualquier serie de humor. Pero cuando es bueno como éste, pocos rivales tiene. ¿Vosotros cómo lo veis? ¿También os ha gustado? Comentad, comentad…


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »