Review 30 Rock: Stone Mountain

Jenna y sus amigos gays

Por cada visitante de Todoseries que ama 30 Rock hay otro que la detesta. Es un hecho. No les hace gracia. Y no entienden los premios que gana, o que haya gente que la defienda a ultranza. Y una de las cosas que más critican es el tipo de humor que gastan, muy local (si es que algo referido a Estados Unidos puede ser llamado “local”). No les falta razón. 30 Rock es una serie hecha por liberales neoyorquinos, y ellos son el auténtico objetivo de la serie. Así que quien quiera odiar la serie por ese motivo, Stone Mountain es el ejemplo perfecto. Este es el capítulo más centrado en ellos mismos y con más intención de “adoctrinar” sobre Estados Unidos. Sin embargo sigue arrancando carcajadas, que es lo que se le pide a una comedia. Así que los que la amamos no nos sentiremos decepcionados con este 4×03. ¿Lo has visto ya? Haz click donde ya sabes…

En los pueblos todo es diferenteEn los pueblos todo es diferente

Normalmente las diferentes líneas argumentales de un capítulo de cualquier serie suelen variar mucho. Si una es muy buena, siempre hay una que no lo es. Y aunque en 30 Rock siempre hay partes del episodio mejores que otras, es muy difícil encontrar una línea argumental que no deje grandes momentos. Y este capítulo no es una excepción. Tres líneas argumentales, tres momentos geniales. Puede que el argumento principal sea difícil de entender completamente si no eres estadounidense, pero el episodio se puede disfrutar igualmente.

Empezamos con una novedad. Por fin los guionistas de 30 Rock se centran en los guionistas de TGS with Tracy Jordan (los personajes que hacen de guionistas, se entiende) y les dan una línea argumental. El resultado del experimento es bueno, e invita a que lo sigan haciendo en el futuro. Aprovechando que Jenna quiere hacerse amiga de ellos para mantener su estatus cuando llegue el nuevo actor, Frank, Toofer y Lutz le siguen el rollo para que les invite a una fiesta gay de Halloween, las mejores fiestas para ligar. Uno de los highlights del episodio viene de la mano de estos tres, en el que Lutz sigue soltando pistas sobre su orientación sexual:

“Voy de senadora italiana”

Frank: Jenna atrae a tíos gays. Los tíos gays organizan fiestas de Halloween alucinantes. Las tías buenas van a las fiestas de Halloween alucinantes. Ergo, si somos amigos de Jenna…
(Toofer y Lutz contestan a la vez)

Toofer: ¡Pasamos Halloween con tías buenas!
Lutz: ¡Pasamos Halloween con tíos gays! [Corrige rápidamente] ¡Tías buenas!

Otra línea argumental tiene que ver con Tracy. Es curioso lo de este personaje. Al principio me ponía nervioso y me daba bastante rabia. Ahora ha llegado a ser un personaje divertidísimo. De hecho, absolutamente todas sus intervenciones en este capítulo me han hecho gracia. Como cuando se entera que el hombre “increíblemente gordo” que sirvió de inspiración para crear a Pac-Man había muerto. Abatido, dice: “comeré cerezas y carne de fantasma en su honor.” Después de esa muerte y de otra celebridad por el estilo (un famoso bailarín de zuecos), Tracy empieza a creer en la regla de tres, una leyenda urbana que dice que todos los famosos mueren de tres en tres. Antes de morir él, prefiere matar a otra celebridad.

No está mal cuando lo intenta con Jimmy Fallon (otra de esas referencias que sólo entienden los americanos), pero lo que no tiene desperdicio es cuando llama por teléfono a Betty White (la de Las chicas de oro, ya con 87 años) para intentar que sea ella la que cumpla la Regla de Tres:

Betty White: ¿Hola?
Tracy: [Intenta asustarla] ¡BOOOOH!
Betty White: ¿Quién es?
Tracy: Hey, Betty, soy TJ.
Betty White: ¡Tracy! No te he visto desde aquella peli de la abuela rapera que hicimos. Qué divertido estabas en el papel de abuela rapera.
Tracy: ¿Y cómo te encuentras? ¿Dolor en el brazo? ¿Te cuesta respirar? ¿Planes para investigar la corrupción en Rusia?
Betty White: Un momento. ¿Me llamas porque han muerto el tío del Pac-Man y Jug Bercody? ¿Esto es por la Regla de Tres?
Tracy: Ummmm, no.
Betty White: Buen intento, Jordan. Pero voy a estar en tu funeral. ¡Yo te enterraré!

La última y principal línea argumental lleva a Liz y a Jack a Stone Mountain, pueblo del sur de Estados Unidos. Jack quiere encontrar allí al nuevo actor del programa, alguien que conecte con la América real (aunque Liz insista en que no hay una América más “real” que otra). Es en esta línea en la que se desarrolla la mayor parte de la historia, y en la que nos muestran los dos puntos de vista que supongo que tienen los americanos sobre las diferencias entre la gente de ciudad y la gente de pueblo.

Mientras Jack defiende que esa gente de la América profunda es más simple, más noble y con auténticos valores americanos, Liz argumenta que en todas partes cuecen habas, y que en Nueva York también hay gente así. Evidentemente, la que manda en la serie es Tina Fey, así que su punto de vista es el que gana. Jack descubre que la gente del pueblo puede ser tan neoyorquina (utilizando ese adjetivo como sinónimo de “malas personas”) como cualquiera, y durante el capítulo Liz tiene problemas de estómago y se tira pedos tranquilamente, como lo que esperaría cualquiera de alguien de pueblo, pero no de una intelectual de Manhattan. Ya lo dice Liz en su última frase antes de salir corriendo del bar del pueblo: “Todos los hijos del Señor son horribles”.

Jack consuela a Liz... desde la distanciaJack consuela a Liz… desde la distancia

Lo dicho. Un episodio con muchas referencias a la forma de vivir estadounidense, y que seguramente todos los que lo vemos desde aquí no entendemos al cien por cien. Sin embargo, un capítulo con las risas que siempre consigue 30 Rock y algún momento genial. Siguen pasando episodios de esta serie, y seguimos sin ver episodio malo.

Mejor frase: la de Jenna a los guionistas cuando les dice las condiciones para que puedan estar en la fiesta: “Y nada de burlarse de mí cuando utilice referencias a la cultura popular desfasada. ¿Estamos cowabunga con eso?”

Frank, al enterarse del final de LostFrank, al enterarse del final de Lost

PD: Empecé a leer Todoseries por Lost, y ahora colaboro escribiendo sobre 30 Rock. ¿Cómo se podían mezclar las dos series? En este episodio sucede el milagro. Jenna, que nunca ha visto Lost, está hablando con los guionistas y quiere caerles bien, así que se pone a hablar de nuestra serie de supervivientes favorita: “una vez salí con JJ Abrams, y no sé lo que esto significa, pero me dijo que la isla es sólo el sueño de Hurley.” Frank, con las manos en la cara, expresa lo que sentiríamos cualquiera de nosotros si alguien nos cuenta el final de Lost


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »