Review 30 Rock: Meet the Woggels

Diecinueve episodios después, ya podemos decir bien alto y claro que esta sexta temporada no va a ser mejor que la quinta. Tiene episodios brillantes, y momentos muy divertidos, pero eso es algo que se da por supuesto en 30 Rock. Este Meet the Woggles tenía todos los ingredientes para convertirse en un gran capítulo: un sofá con brazos pero sin ojos, unas tijeras gigantes, Tracy y su hijo disparando a Kenneth… Sin embargo, ha fallado en lo más básico: entretenernos.

Y es que las tres líneas argumentales del episodio han sido más bien flojas. Siempre cuesta ver a Jenna cuando una trama es toda para ella sola, pero cuando la cosa es como esta semana, en la que no pasa nada surrealista en sus minutos, la cosa se pone mucho peor. Cuando quedó con Paul en que cada uno tendría aventuras por separado, me imaginaba a una Jenna teniendo aventuras sexuales de lo más bizarras. Sin embargo, hacer de Yoko Ono en una banda infantil tan parecida a una auténtica no es lo que yo diría muy extraño. El caso ha sido más evidente aún al final del episodio, en esos breves instantes que ha pasado con Tracy. Ahí hemos visto de lo que es capaz de dar Jenna cuando se encuentra con su compañero. De Tracy ya hablaremos más adelante.

Otra línea argumental ha tenido que ver con Jack y su madre. A pesar de que siempre es un gustazo volver a ver a Colleen, en esta ocasión las puyas no han sido tan grandes como de costumbre, y ese final feliz ha sido un poco descafeinado. Como hemos dicho, la presencia de Collen siempre es motivo de alegría. Esta vez, ni ella ha podido salvar el desaguisado. Porque encima, con la personalidad que tiene, ha eclipsado totalmente a Jack, habitual tabla de salvación de cualquier capítulo por debajo de la media. La inferioridad de Jack frente a su madre, aunque bien mostrada a lo largo de seis años, ha sido un lastre muy fuerte que no ha permitido lucirse a Alec Baldwin como en él es habitual.

Y pasamos así al último subplot del episodio. Tracy es un personaje tan surrealista, tan extraño, que puede brillar ya sea en pequeñas dosis o protagonizando un episodio entero. Y, aunque su parte no ha sido tampoco brillante (eso de no querer que el hijo vaya a la universidad tampoco es que sea una idea para tirar cohetes), la cantidad de frases graciosas que ha dicho le han convertido en lo mejor de Meet the Woggles.

Así que, afrontémoslo, no ha sido un buen episodio de 30 Rock. Por supuesto, a estas alturas no hay nada que perdonar. Cualquier tropezón es perdonado en esta serie, que nos ha regalado tantos momentos maravillosos. Y con un episodio en directo a la vuelta de la esquina (el 6×21, el 26 de abril), la emoción nos hace olvidar cualquier “dos estrellas”. Seguro que nos compensarán.

Nota del autor
2
Vuestra nota
Review 30 Rock: Meet the Woggels
Valoración

Categorías: 30 Rock Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »