Review 30 Rock: Mazel Tov, Dummies!

Episodio histórico el de 30 Rock. Y no porque sea el penúltimo antes del último parón de la historia de la serie. Es histórico porque es el capítulo en el que Liz Lemon, al fin, se nos casa. Aunque haya sido una boda 30 Rock-style, es un momento que nunca creí que vería. Pero ha llegado, y lo ha hecho en un episodio excelente, con todos los ingredientes necesarios para hacer de 30 Rock… Bueno, para que 30 Rock siga siendo 30 Rock. Que ya es mucho.

Un episodio en el que aparece Dennis Duffy, el rey de los buscas (ahora vendedor de seguros de suicidio), no puede ser malo. Un episodio en el que el Dr. Spaceman tiene sus segundos de gloria tiene que ser bueno. Un episodio en que aparecen los dos… Bueno, no hay que ser muy dummy para saber lo bueno que ha sido este Mazel Tov, Dummies.

Liz Lemon, que durante tantos años ha estado sola y con la peor suerte del mundo en cuanto a relaciones, parece que por fin ha encontrado al hombre de sus sueños. No solo eso, sino que ha caído en las garras de la sociedad y ha consentido en realizar la boda de sus sueños (aunque para ello haya tenido que utilizar el único vestido blanco que tiene: el de la princesa Leia).

Ver a Liz Lemon casarse con Criss Cross, a pesar de la “cutrez” de la boda en sí, ha sido uno de los momentos más emocionantes de la historia de la serie. ¡Liz Lemon casada! Perdonad que me ponga tan pesado con el tema, pero han sido siete años a su lado, compartiendo sus sinsabores. Y por fin lo ha hecho. En fin, es lo que tiene llorar en todas las bodas, que hasta en las cutres y ficticias me pasa. Aunque se hayan casado porque las parejas casadas tienen prioridad sobre las solteras a la hora de adoptar.

Liz Lemon/Tina Fey siempre ha sido un altavoz a la hora de quejarse de cómo la sociedad está montada para sacarte todo el dinero posible.
Criss: No está mal ser una mujer humana.
Liz: Sí lo está, ¡y todo por culpa de la sociedad!
Liz odia el matrimonio. Sabe que es un concepto creado para ganar dinero y hacer que las mujeres se vuelvan locas. Pero claro, en el fondo, en una parte pequeña de ella que odia, lo que quiere es ser una princesa en su día señalado. Al final todo tiene un ídem feliz: no tienes por qué tener el vestido perfecto, o que todo sea como un sueño Disney. La boda perfecta puede ser la que tú quieres que sea. Además, aparecer en la boda con tu traje de la princesa Leia sí es Disney, al menos desde hace algunas semanas…

Y encima el detonante de todo ha sido el mejor ex de Liz: Dennis Duffy. Sí, el hombre que vendía buscas en pleno siglo XXI, el que ahora vende seguros a suicidas, el que se casó con una mujer que también se apellidaba Duffy el día de San Patricio, el que ha adoptado a un hijo negro al que ha llamado Black Dennis, el hombre que, al escuchar a Liz decir la palabra latina Ergo, dice: “Yes, Ergo. Affleck’s finally gonna get that Oscar.” Ay, Duffy, cómo te hemos echado de menos.

El episodio ha tenido también otras dos partes: Tracy y Jenna. Al primero, el inefable Dr. Spaceman le da una mala noticia: su salud es de hierro, y tiene que vivir cada día como si hubiera un mañana. Si bien la subtrama no ha dado tampoco mucho de sí, ha tenido la frase que más me ha hecho reír en mucho tiempo. Ocurre cuando todos los de la oficina pasaban ante Tracy dándole sus ideas para una nueva película. Es el turno de Kenneth: “En un mundo con demasiada libertad, un joven se atreve a ser diferente. Hitler, dos puntos, el chico que soñó con las estrellas”. Aún me río mientras lo escribo. Otra prueba, además, que cuantas menos líneas tiene Kenneth, más divertido es.

De Jenna poco hay que decir. Su línea argumental ha sido corta y no muy buena. En 30 Rock, los personajes como el hombre que “gana” a Jenna abundan. Son personajes caricaturescos, imposibles en cualquier otra serie. Pero hay algunos que entran por los ojos y otros no. El de esta semana, por ejemplo, no ha entrado. Y Jack animando a Jenna tampoco ha sido nada del otro mundo.

Mejor volvamos a la boda, la gran boda del año en el mundo seriéfilo. Si Liz va a ser princesa por un día, por supuesto va a ser la princesa Leia. Y si va a ser la boda de sus sueños, por supuesto va a ser con un puño americano con las letras TITO y va a ser poniéndole dientes de oro a Criss en vez de un anillo. Va a ser, en definitiva, la boda que todos sabíamos que alguien como Liz Lemon iba a tener.

Ay, qué bien sienta cuando una serie acaba y la última temporada es tan buena…

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review 30 Rock: Mazel Tov, Dummies!
3.6 (72.5%) 8 votes

Categorías: 30 Rock Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »