Review 30 Rock: Idiots Are People Two!

Review 30 Rock

Aahh… Qué agradable es volver a la rutina a veces. Cuánto se echa de menos, en estos tiempos de series decepcionantes/regulares/aburridas, algo como 30 Rock. ¿Ya no te acordabas de sus críticas a la televisión (básicamente, al canal que emite la serie)? ¿O de sus referencias a las vidas de los propios actores? Bueno, pues ya está aquí la serie de Tina Fey para recordarnos cómo se hace una buena comedia. Y eso que este año hay algunas novedades…

Porque si el episodio anterior nos dejó con una sorpresa final inédita en 30 Rock (cualquier elemento narrativo tradicional en esta serie es pura coincidencia), en este caso nos han presentado la primera parte de un episodio doble que concluirá la semana con “Idiots Are People Three!” ¿30 Rock realizando un capítulo doble que empieza con Pete en el suelo y un flashback de ocho horas que nos llevará a ese momento? Parece que, de momento, y hablando desde un punto de vista narrativo, están dispuestos a investigar un poco y ofrecer algunas cosas nuevas.

Porque si hablamos del argumento… Si hablamos del argumento, es obvio que 30 Rock va a seguir por donde ha ido todos estos años. Antes del estreno de la sexta temporada, Tracy Morgan (el actor que interpreta a Tracy Jordan) hizo algunos comentarios ofensivos hacia los homosexuales. GLAAD, la principal organización de la comunidad homosexual de Estados Unidos, pidió la cabeza de Morgan. El actor se disculpó y sigue en la serie. Los guionistas ya tenían material para una trama de Tracy. En este 6×02, Tracy realiza unos comentarios ofensivos para los homosexuales, y éstos se manifiestan a las puertas de la NBC. Aunque no sé hasta qué punto es una disculpa (básicamente viene a decir que Morgan hizo aquellas declaraciones porque es idiota), la serie se encarga de volver a poner en el argumento hechos de la vida real, y opina sobre ellos. Y lo que parece opinar 30 Rock sobre la polémica real de Tracy Morgan es: “digas lo que digas, alguien se va a ofender”.

Al menos, la forma que tengo de entender esta parte del episodio es que los guionistas no se están disculpando. Sí, Tracy Jordan es idiota y por eso ha insultado a los homosexuales. Pero si dices eso también se ofenden los idiotas, que tienen el mismo derecho a manifestarse en las puertas de la cadena hasta que alguien se retracte de sus opiniones. En fin, que no me ha quedado muy claro si han pedido perdón por las palabras de Tracy Morgan o si han defendido que no se puede decir nada por miedo a ofender. O quizá le estoy dando demasiadas vueltas a algo que tampoco es tan importante.

Por cierto, la trama de los idiotas nos lleva a una de las características clásicas de 30 Rock: los cameos. Hasta tres caras famosas hemos visto en este Idiots Are People Two!. Empecemos por la más surrealista. Kelsey Grammer, reciente ganador del Globo de Oro al mejor actor protagonista en serie dramática (por la muy recomendable Boss), aparece como una especie de James Bond al que acuden Jenna y Kenneth para que les solucione la papeleta. Sinceramente, me ha parecido una aparición de lo más surrealista. Si no recuerdo mal, Grammer ya apareció en 30 Rock como trabajador del TGS (corregidme si me equivoco), pero esta vez parece hacer de sí mismo. La verdad es que no entiendo muy bien su papel. Supongo que la semana que viene lo tendremos claro.

Denise Richards es la segunda aparición estelar. Y la verdad es que no tiene desperdicio. Autoproclamada “Portavoz de los idiotas de Estados Unidos”, sus insólitos 15 segundos en pantalla no pueden dejar indiferente a nadie. ¿En qué serie puede pasar algo así? Solo en 30 Rock.

El tercer cameo es el nuevo novio de Liz. Si bien la semana pasada no pudimos verle la cara, James Marsden se descubre como el interés romántico de Liz para esta temporada. Y, como “famoso” que es, ya sabemos de antemano que no va a estar muchos episodios. Lo cual tampoco será ninguna novedad. Si hay un papel que te garantice salir en 30 Rock pocos episodios, ese es el de novio de Liz Lemon. Y es que, por muy perfecto que pueda parecer un novio, todos sabemos que Liz está destinada a estar sola. Bueno, sola no. Está destinada a estar con Jack. Y no hablo de una relación romántica, ni mucho menos. No creo que haya una pareja con menos tensión sexual (que no es lo mismo que química, ojo, que de esa tienen mucha) en el panorama televisivo. Simplemente está claro que, después de seis años, Liz necesita la aprobación de Jack para salir con alguien, pero nadie que sea capaz de conseguirla se interesará por alguien como Liz. Así que es un círculo vicioso del que Lemon será incapaz de salir.

A medias nos hemos quedado con la historia de Pete, Jenna y Kenneth. Y como no sé muy bien hacia donde se dirige, dejaremos el comentario para la semana que viene, cuando acabe esta trama tan extraña.

Así que ya se ha puesto la rueda en marcha. Tendrá sus más y sus menos a lo largo de la temporada, pero de momento la cosa va viento en popa. Siguen metiendo 10 chistes por minuto, siguen retorciendo la realidad (esa mirada de Jenna rompiendo la cuarta pared), siguen cambiando lo que esperamos por algo mucho mejor (“abrir una cerradura es como montar en bici: ambas son necesarias para escapar del vestuario de los Atlanta Falcons”), siguen criticando su propio canal (“necesitamos a los idiotas, son la mayor parte de los espectadores que tenemos”). En definitiva, siguen haciendo la gran comedia a la que nos tienen acostumbrados. Que no paren.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »