Review 30 Rock: Hogcock! / Last Lunch

30 rock

2013 será un año largamente recordado. Ha visto el fin de Fringe, ha visto el fin de 30 Rock, y muy pronto verá el fin de Breaking Bad. Aunque a primera vista parezca increíble, estoy seguro de que la serie que deja un hueco más difícil de llenar es la creada por Tina Fey. Ese vendaval de chistes por segundo, esas referencias a la cultura popular, esa metatelevisión… A pesar de las evidentes diferencias entre ellas, Arrested Development abrió el camino a principios de siglo (2003 a 2006), 30 Rock lo ha seguido (2006 a 2013) y de nuevo vuelve AD este 2013 con una última tanda de episodios. Ni hecho a propósito. Pero centrémonos en lo que nos interesa ahora: pasen y lean la última review de 30 Rock de la historia…


A Goon’s Deed in a Weary World, el capítulo de la semana pasada, marcó el final de 30 Rock. Cerraba todos los destinos, todos los caminos, y nos dejaba a todos contentos. Si en la review correspondiente ya dijimos que era un finale perfecto, ¿qué nos espera con este doble Hogcock!/Last Lunch? La duda se despeja pronto. Este episodio doble, al igual que el propio TGS, es un añadido, un epílogo en el que nos cuentan cómo afronta cada personaje lo que le queda por delante. Es, en cierta medida, ese programa extra de TGS que Liz Lemon tiene que hacer para cumplir el contrato. Los destinos quedaron cerrados la semana pasada, en esta toca ver qué siente ante eso.

30 rock 1

Y, ante los cambios, siempre viene el miedo. El miedo a no poder ser feliz (Jack), el miedo a quedarse en casa y no trabajar (Liz), el miedo a decir adiós (Tracy) y el miedo a dejar de ser famosa (Jenna). Durante siete años TGS los ha mantenido a todos en sus estatus favoritos, pero ahora todo cambia. Y en este capítulo vemos cómo lo afronta cada uno e ellos.

Una de las características de 30 Rock ha sido siempre la autorreferencia. Una serie que cuenta la vida de un equipo que produce un programa de televisión da mucho juego en este aspecto. Esta finale ha sido, probablemente, el episodio en el que más se ha marcado este juego metatelevisivo que siempre ha habido entre 30 Rock (la serie real) y TGS (el programa ficticio). No es difícil imaginarse que los que se están despidiendo no son Tracy Jordan y Liz Lemon, sino Tracy Morgan y Tina Fey. Lo hacen, además, en el mismo lugar al que tuvo que ir ella en el piloto para convencerle de que actuara en su serie: un club de striptease. Pero no solo Tracy y Liz. Todos los actores saben que están llegando al final, y eso se nota. Última frase de Tracy en la serie, despidiéndose mirando a cámara: “Thank you, America. That’s our show. Not a lot of people watched it, but the joke’s on you, because we got paid, anyway”. Eso es 30 Rock en estado puro. Nunca ha habido tanta sinceridad en una despedida como en Last Lunch.

30 rock 2

Hablar de cómo han afrontado los diferentes personajes el final del trayecto es fácil: ha sido un episodio genial de 30 Rock, la mejor despedida posible. Chistes a mil por hora, situaciones inverosímiles que solo una serie con el trasfondo que llevan tras tantos años puede soportar… Podríamos citar a Jenna, que no sabe si está llorando o no porque se han llevado su espejo, o a Jack, en un viaje de autodescubrimiento que dura 7 segundos (yo me compraría un lavavajillas transparente, en serio), o a Kenneth, del que por fin sabemos que es inmortal y que acabará dirigiendo la NBC por los siglos de los siglos. Lo mejor que le ha podido pasar a estos personajes es que la serie acabara siendo fiel a sí misma, sin ningún postizo. Así afrontan los problemas estos personajes: 30 Rock style.

A pesar de eso, Last Lunch ha servido también para que 30 Rock se atreva a llegar donde nunca antes lo había hecho. Los personajes cartoon se han convertido, durante unos minutos, en personajes tridimensionales, en personajes que han sabido tocar la fibra sensible del espectador. Al ver a Jack con los ojos llorosos en el barco intentado explicar que siente amor por Liz es cuando te das cuenta cuánto los vas a echar de menos. Ha sido un episodio muy sentimental, muy emocional, pero también han salido indemnes de eso. ¿Cómo no van a hacerlo cuando estamos hablando de la despedida tras siete años de emisión?

30 rock 3

Y así acaba 30 Rock, con una series finale prácticamente perfecta. La canción final, ideal para la ocasión (The Rural Juror, es, probablemente, el mejor título ficticio de las docenas que ha inventado la serie de Tina Fey), nos recuerda la misión de esta serie por encima de cualquier otra cosa: hacernos reír. Ese y no otro ha sido su objetivo continuo. Y vaya si lo ha conseguido.

Se nos va. Con la sensación de que los deberes están hechos, de que han dejado su huella en la televisión y de que ahora son otros los que tienen que intentar seguirla. Habrá tenido fallos. No gustará a todo el mundo (como dijimos en una review años ha, “es una serie hecha por y para liberales neoyorquinos”). Pero la marca que deja es indiscutible. La vamos a echar mucho de menos. Ya solo nos queda despedirnos 30 Rock style: “Gracias, 30 Rock. These were the best days of my flerm“.

Nota del autor
5
Vuestra nota
Review 30 Rock: Hogcock! / Last Lunch
4.4 (88%) 20 votes

Categorías: 30 Rock Reviews Etiquetas: , , , , , ,

4 comentarios

  1. mfuentesp

    excelente final, excelente serie, una de las mejores, una pena que termine, lo de kenneth lo mejor, un personaje que supo ganarse su espacio, me falto una referencia a JACOB (de lost) pero nada mas, Una serie para volver a ver y guardar en los favoritos.-

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »