Review 30 Rock: Floyd

Floyd

¿Os acordáis de Floyd? Ha sido el único novio bueno que ha tenido la pobre Liz Lemon. Y vuelve en este capítulo. ¿Por fin va a ser feliz nuestra guionista favorita? La verdad es que se lo merece ya de una vez. Pero no olvidéis qué serie estáis viendo. Aquí nada es lo que parece. Pero bueno, eso será mejor comentarlo dentro. Así que, si ya habéis visto este 4×16, sed bienvenidos a ésta, vuestra humilde review.

En serio, ¿todo le tiene que salir tan mal a Liz? Entiendo que es una comedia, y que a Tina Fey le encanta humillar y castigar a su alter-ego. ¿Pero nunca tendrá un buen momento, algo que le haga ser feliz aparte de comer y ver la tele? Durante un segundo, mientras veía el capítulo, fui tan ingenuo como para creer que por fin había llegado el momento feliz de Liz (mira, sin haberlo querido me ha salido un pareído), pero sólo fue durante un segundo. No tardaron en recordarme qué serie estaba viendo. Axioma que no volveré a olvidar: 30 Rock = Liz no feliz. La escena del restaurante, en la que Floyd le ha dicho por qué se casa con Kaitlin y no con ella, casi me rompe el corazón. Creo que es el momento más dramático (de drama como contrario de comedia, no de drama como desastre) de los 74 episodios emitidos hasta ahora de 30 Rock.

La escena más dramáticaLa escena más dramática

Ya hemos dicho en alguna review que la serie se suele perder cuando se sale de la comedia más pura y dura e intenta adentrarse en los problemas románticos de los personajes. Sin embargo, creo que el capítulo de hoy ha sido una excepción. La línea argumental de Liz, en la que se vuelve a ver con su antiguo novio Floyd, no ha sido una gran fuente de risas. Pero me ha gustado. Y creo que ha sido por esa “rareza” de haber sido un plot tan serio, tan dramático. Evidentemente, esto no es La lista de Schindler. Ver a Floyd borracho a punto de vomitar en directo y tragarse el vómito para chillar “¡falsa alarma!” es digno de 30 Rock, pero yo me refiero a lo que pasa antes, durante la cena. Así que, al menos por hoy, la trama “seria” de Liz ha sido muy aceptable.

Una broma genialUna broma genial

También es posible que haya sido más fácil de digerir porque se mezcla con una de las líneas argumentales más divertidas que recuerdo en la serie. Increíble pero cierto: ¡Jack (con ayuda del otro Jack, perdón, Danny) contra los guionistas! Todo empieza con una pequeña broma de los nerds contra Danny, sigue con una broma genial de Jack contra ellos (sin duda, el mejor momento del episodio, ese beso de Lutz a Danny en el suelo…), continua con Frank fastidiando a Jack, y acaba con algo que haría que todos nos rindiéramos incondicionalmente. Ver a Jack olvidándose de tramas amorosas y formando equipo con Danny (haciéndose llamar como el “animal más bello”, las panteras plateadas) para luchar contra los guionistas es una de las mejores cosas que he visto en 30 Rock en mucho tiempo. Y ese momento de los guionistas chillando, Frank gritando que ha desperdiciado su vida escribiendo cosas en su gorra, Lutz besando a Danny en el suelo, todos desnudándose… Sublime. Otra vez.

Una auténtica pesadillaUna auténtica pesadilla

En medio de estas dos tramas tan diferentes se ha colado una intermedia: la de Jenna y Tracy. Así es como me gusta que utilicen a Jenna y a Tracy. Que les metan en alguna línea en la que todo sea surrealista es lo mejor que pueden hacer para sacarles el máximo jugo. Aunque en realidad esta trama no me ha divertido mucho, sí que creo que es el camino a seguir para estos dos personajes. Esta vez no ha habido mucha suerte (lo de los sueños me cansaba un poco), pero los mejores momentos de estos dos siempre es en situaciones así. ¿Lo mejor de esta parte? La frase de Tracy: “mis dientes están sueltos, así que esto no es un sueño”.

Una trama regular, y dos tramas que se recordarán: una por lo divertida y la otra por lo dramática que es. Está claro que es un episodio de 30 Rock de nivel alto. Entre el de la semana pasada y este, parece que las cosas empiezan a recobrar toda su fuerza. Qué mejor noticia que esa ahora que viene el sprint final. ¿Qué pensáis vosotros de Floyd? ¿Os ha dado tanta lástima Liz como a mí? ¿Os habéis reído tanto como yo con las bromas? ¡A comentar!


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »