Review 30 Rock: Florida

30 rock 5

Florida, «el pene de América» según Jack Donaghy, es el destino al que se dirigen Liz y Jack en este, el antepenúltimo episodio de 30 Rock. Mientras, Jenna y Tracy se quedan al mando en Nueva York. Dos tramas que podrían dar un capítulo entero para ellas solas, pero que aquí han tenido que compartirel tiempo disponible. Además, Hazel Whassername ha vuelto, Kenneth se vuelve malo y la madre de Jack sigue atormentándolo desde la tumba. ¿Lo comentamos?

Admitámoslo ya. Florida no ha sido tan bueno como los episodios que últimamente estaba perpetrando 30 Rock. Pero ahora que estamos tan cerca del final, a esta serie se le perdona todo. Como el propio Tracy nos recuerda al principio tras decir una tonteria de las suyas: «Esto es lo típico de Tracy que vais a echar de menos».

30 rock 1

Florida nos ha traído dos líneas argumentales totalmente separadas:  Jack y Liz se marchan a Florida a recoger las cosas de la madre de Jack y Tracy y Jenna se quedan al mando de TGS. Como decíamos en la entradilla, cualquiera de las dos líneas argumentales habría dado para un capítulo entero, por lo que el hecho de tener que compartir tiempo una con la otra no las ha beneficiado.

La más floja de las dos ha sido la parte protagonizada por Tracy y Jenna. El retorno de Hazel habrá molestado a muchos. De los personajes secundarios (o terciarios, en realidad), ella es la que menos cariño despierta. Además, con tan pocos episodios en la recámara, todos preferiríamos más minutos para Pete, los guionistas e incluso Cerie. Pero precisamente porque queda tan poco, me cuesta criticar cualquier decisión de 30 Rock. Con el montaje de abusos a Kenneth he tenido bastante en esta parte del capítulo.

30 rock 2

Liz y Jack, por su parte, tratan un tema que quedó muy claro en los primeros episodios de la serie: nunca pasará nada entre ellos. Jack ha ido a Florida a recoger las pocas cosas que su madre le ha dejado y Liz le ha acompañado para demostrar que ella también puede ser espontánea e impulsiva. Una vez allí, les toca compartir cama, como buenos amigos. Buena la frase de Liz: «¿Cómo quieres dormir de forma normal? ¿Cara a cara o culo con culo?». Ella no se plantea otra manera de hacerlo…

Y es allí, en la cama, cuando Jack se pone en la piel de los guionistas y Liz en la de la poca gente que nunca haya entendido por qué no ha pasado nada entre ellos. En realidad, la explicación era innecesaria. Dudo mucho que alguien que haya llegado hasta aquí y haya visto las siete temporadas de 30 Rock necesite una explicación a por qué Liz y Jack no se han liado. Esta serie, y esta relación, no va de eso. Nunca ha ido de eso. Una de las grandezas de 30 Rock ha sido la de crear una pareja de hombre-mujer en la que ningún implicado (ni Jack, ni Liz ni ningún espectador) se ha visto despistado por la típica tensión sexual siempre tan difícil de resolver. Desde luego, la televisión necesita muchas parejas a lo Jack-Liz.

30 rock 4

Pero no solo de su relación han hablado Jack y Liz. Jack se ha dado cuenta de que, aunque tarde, todo el mundo puede encontrar la felicidad. Su madre (»Amo a mi madre. Por el síndrome de Estocolmo, claro») le ha demostrado que se puede ser «feliz» sin comillas, y que ser presidente de Kabletown no es nada si no eres feliz. Y la serie sigue cerrando cabos. Jack entiende que la vida es más que el dinero y la fama. Y Liz ya ha dado el paso definitivo para ser madre de adopción. ¡Qué rápido se acerca el final!

Y así acaba este Florida, con Jack a punto de ser presidente, con TGS cancelado y con solo un programa más para ellos (dos de 30 Rock para nosotros), Liz a punto de ser madre de dos hermanos… Un episodio que, sin estar a la altura de los anteriores, sigue marcando el paso para cerrar por todo lo alto la serie creada por Tina Fey. No sé si lo habia dicho antes pero… ¡cuánto la vamos a echar de menos!

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review 30 Rock: Florida
4.4 (87.5%) 8 votes

Categorías: 30 Rock Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »