Review 30 Rock: Dealbreakers Talk Show

El gran Will Arnett

Sí, sí. Ya sé que ha pasado casi un mes desde que emitieron este Dealbreakers Talk Show #0001, pero ya sabéis lo que tienen los ordenadores cuando les da por no funcionar. Pero bueno, no hay mal que por bien no venga. Así recordamos un poco este penúltimo capítulo del año. La semana que viene revisaremos el 4×08. ¿Aún te acuerdas de este capítulo? ¿Quieres comentarlo? Pues ya sabes…

Durante las tres temporadas y pico que lleva 30 Rock en emisión, son muchas las características que se han ido quedando marca de la casa. Una de ellas es insistir en que Liz Lemon (o sea, Tina Fey) no es, cómo lo diríamos, agradable a la vista. Se han empeñado en hacernos creer que es fea (incluso gorda), cuando en realidad es todo lo contrario. Estoy casi seguro de que todo es idea de Tina Fey, que desde el principio ha ridiculizado siempre que ha podido a su propio personaje. Y si bien me encanta cuando Liz hace el ridículo constantemente, no me acabo de creer que todo el mundo crea y dé por sentando que es una mujer fea.

Liz, en alta definición

Viene esto a cuento porque en este episodio la fealdad de Liz es lo que mueve la principal línea argumental. Por fin ha conseguido ser presentadora de su propio talk-show (Dealbreakers) y tanto ella como Jack están convencidos de que el programa va a ser un éxito. Es entonces cuando entra en escena el gran Devon Banks. Aunque sólo dure un minuto, la interacción entre Jack y Devon (igual que dos niños peleándose) es muy divertida. Además, sirve para que Jack empiece a dudar de si Liz es la mejor para presentar el programa. Toda la confianza que tenía Jack en ella se pierde, y con la presión de no poder perder dinero con el programa empieza a hacerle sugerencias a Liz.

Esta es la principal línea argumental del episodio. El tener a Jack y Liz juntos asegura una buena trama, y más si se tiene en cuenta que aparecen también dos de los tres grandes personajes recurrentes de la serie: Devon Banks (qué bueno es Will Arnett) y el Dr. Spaceman. Frases como la que le dice el médico a Liz (“te veo un poco nerviosa, ¿quieres que te dé algo para eso? Olvídalo, no puede tener sexo con pacientes“) es lo que hace que sus apariciones se esperen como agua de mayo. Es en esta trama donde aparece el mejor momento del episodio: la escena en la que graban a Liz delante de un croma para salir en los títulos de crédito. Verla actuar de forma tan antinatural, para desesperación de Pete y Jack, no tiene precio. “Sonríe“, le dice Pete desde detrás de la cámara, y cuando ve la cara que pone añade “…pero con la boca.” Luego le dice que salude y ante el extraño movimiento de brazos que hace Liz, Pete se desespera: “Pero saluda como un ser humano. ¿Te acuerdas de saludar?” Si este momento ya es brillante de por sí, aún mejora cuando la hacen pasar delante de la cámara de alta definición. Sale hecha toda una bruja (seguimos con la manía de decir que es fea), y luego van pasando todos los personajes por delante de la cámara y mostrándonos realmente como son. ¿El mejor? Kenneth, que cuando pasa por delante de la cámara vemos a un teleñeco.

Esa cámara, que lo descubre todo

Otro acierto de esta trama (y del episodio, y de la temporada) es utilizar a Jenna, pero en pequeñas dosis. Cuando abusan de este personaje puede llegar a ser muy cansino, pero con moderación es todo un acierto. Los guionistas se pueden anotar un punto por la utilización del personaje, porque sale poco y casi siempre junto a Tracy, cosa que la beneficia mucho.

Otra línea argumental tiene que ver con el propio Tracy. Ya lo hemos comentado aquí: la cuarta temporada de 30 Rock es la temporada de Tracy Jordan. Sale él en pantalla, y toda la lógica vuela por los aires. Imaginad que tenéis que explicar lo que hace en este capítulo. Sería algo así: quiere tener una hija, así que para ello tiene que hacer un EGOT (ganar el Emmy, el Grammy, el Oscar y el Tony), así que para ello tiene que crear la mejor canción de todos los tiempos, así que para ello se busca músicos de los cinco estilos más populares y los pone a trabajar juntos. Al final, como no funciona, decide robarle los cuatro premios a Whoopy Goldberg. ¿Lógica? Olvidaos, estamos hablando de Tracy Jordan. El momento de grabación de la canción es desternillante, sólo por detrás del momento de Liz grabando los títulos de crédito del programa.

Grabando la “mejor” canción de la historia

La tercera y última línea argumental está protagonizada por Frank. Sustituye a Liz como jefe de guionistas, y al final acaba comportándose (y vistiendo) igual que ella. Justo en el capítulo en que Liz se convierte en Jenna, Frank se convierte en Liz. Llega a parecerse tanto que cuando le echa la bronca a Tracy, éste dice: “¿Es cosa mía o Liz está cada día más buena?” Una trama divertida y ligera, perfecta para combinar con las otras dos más importantes.

Frank convertido en Liz

Para mí ha tenido todo lo que le pido a 30 Rock: momentos buenos de todos los personajes, apariciones de Devon Banks y el Dr. Spaceman, las locuras de Tracy… No es el mejor capítulo de la temporada, pero son 20 minutos que te alegran el día. ¿Y a vosotros qué os pareció este capítulo? ¿Algo que comentar, aunque sea con un mes de retraso?

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review 30 Rock: Dealbreakers Talk Show
Valoración

Categorías: 30 Rock Reviews Series Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »