Review 30 Rock: Christmas Attack Zone

5x10

“La comedia es tan importante como el drama. La gente necesita reír, especialmente en estos tiempos difíciles.” La frase que Kenneth le dice a Tracy en este capítulo resume a la perfección lo que significa 30 Rock en la actualidad seriéfila en general, y la comedia en particular. Ninguna serie como esta te puede provocar tantas risas por minuto. Utilizando, además, eso que se llama (de forma bastante pedante) humor inteligente. ¿Ya has visto el último capítulo del año de 30 Rock? Adelante, pues…

Christmas Attack Zone es, como decíamos antes, el último episodio de 30 Rock del 2010. Aún no hay fecha para el retorno de la serie. Eso hace que el 5×10 sea el episodio especial de Navidad de 30 Rock. Esas cosas que hacen los americanos con sus series en Halloween y Navidad. Y el regusto que nos ha dejado la serie antes de irse de vacaciones ha sido, como no podía ser de otra manera, inmejorable.

Tracy, nominado al Globo de OroTracy, nominado al Globo de Oro

Liz decide no ir a su casa a pasar las Navidades para evitar ser testigo de las habituales tragedias navideñas en casa de los Lemon. Así que elige la solución más práctica: ir al Kmart de una estación de tren y luego ver Tootsie. Sin embargo, este gran plan cambia cuando Jack le ofrece pasar la Nochebuena con él y su madre, Colleen. Por supuesto, la cosa acaba en una encerrona de Jack a su madre, en la que están implicados su padre (al que la madre tuvo oculto durante 50 años) y Avery (cuyo embarazo desconoce Colleen). ¿Cómo acaba la situación? Todos al hospital tras un amago de infarto de la madre de Jack, en otro movimiento para vencer a su hijo en la partida de ajedrez que los dos siguen jugando.

Como todas las líneas argumentales referentes a los padres (especialmente a la madre) de Jack, la de este episodio también me ha encantado. No es fácil ver a alguien superando a Jack una y otra vez, y esa manera de ser tan horrible me atrapa. Además, la relación de su padre exhippie con Jack es genial. Esas expresiones que utiliza el padre para evitar la palabra Navidad, la portada de su libro… Todas las geniales intervenciones de Milton están un escalón por debajo de lo que es, en mi opinión, el mejor diálogo del episodio. Tiene lugar cuando la madre de Jack finge el infarto para que le hagan caso. Jack sabe que está fingiendo, y se niega a ayudarla.

Milton: Tenemos que llamar a una ambulancia. Hazme caso, maldita sea, soy doctor.
Jack: ¡En historia! ¿En qué emergencia serías necesario? ¿Si alguien quiere saber si los 60 fueron fabulosos o no?
Milton: Lo fueron.

¿Qué se puede decir?¿Qué se puede decir?

La parte de Jenna ha sido, al igual que la semana pasada, el eslabón más débil del episodio. La historia con su novio, de quien no recuerdo ni el nombre, es curiosa por lo enferma que es. Pero nada más. Bueno, sí. Su disfraz conjunto es genial, pero difícil de entender para los que no vivimos en los Estados Unidos. Verlos disfrazados de “Black Swan”, sin embargo, no compensa aguantar toda su línea argumental, en la que se ve a una Jenna muy lejos de sus máximas posibilidades. Estas suelen explotar cuando se acerca a Tracy. Y esta semana tampoco lo ha hecho.

Los cubos padres de KennethLos cubos padres de Kenneth

Y es una lástima, porque la línea argumental de Tracy ha sido, como el 99 por ciento de las veces, la que más risas me ha sacado. En su carrera por el Oscar, Tracy ya ha dado un paso importante: ser nominado al Globo de Oro. Por cierto, un pequeño paréntesis. 30 Rock, Tina Fey y Alec Baldwin han vuelto a ser nominados a los Globos de Oro. ¿Harán alguna broma con Tracy sobre esto? Seguro que sí. Fin del paréntesis. Como decíamos, ver a Tracy intentando ser serio ha sido una de las mejores cosas del episodio. Esa conversación con Dotcom: “Voy a hacer algo que debería haber hecho hace mucho“, dice Tracy. “¿Mucho? Pero si acabamos de llegar“, es la clara muestra de cómo 30 Rock le da la vuelta a todas las cosas que dabas por supuestas.

Y con un villancico de fondo, con imágenes de Liz volviendo a casa al darse cuenta de que no puedes escapar del horror de Navidad, con Jenna y su novio con su disfraz conjunto… Así acaba el último episodio de 30 Rock del 2010. Un episodio que nos recuerda, si es que alguna vez lo habíamos olvidado, que nadie como ellos sabe hacernos reír. Porque, como todos deberíamos saber, la comedia es tan importante como el drama.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »