Review 30 Rock: Brooklyn Without Limits

Review 30 Rock: Brooklyn Without Limits

Como todo el mundo que ve 30 Rock ya sabe, ésta suele ser una serie muy identificada con la actualidad usamericana. Aunque llega con unos días de retraso, este Brooklyn Without Limits trata sobre las elecciones que hace poco tuvieron lugar allí. Y lo hace con el mejor candidato que podréis encontrar: un John Slattery irreconocible y a años luz del Roger Sterling que interpreta en Mad Men. ¿Ya habéis visto este 5×07? Pues para dentro.

Voy a empezar diciendo que el episodio no me acabó de convencer. Supongo que ha sido por las condiciones en las que vi el capítulo, que no fueron las óptimas. Y lo supongo porque este episodio tiene todo lo que normalmente me gusta de 30 Rock. Sin embargo, como digo, creo que el momento en el que vi Brooklyn Without Limits no ayudó al capítulo. Sí, me reí con algunas cosas, pero me ha dejado una sensación de no darlo todo.

“Super Mario lesbiana”

Venimos diciendo que las tramas de Liz son cada vez más flojas. Parece que los guionistas se han dado cuenta y, en vez de fortalecerlas, han decidido colocar a Liz como un comodín, como un personaje que conecta todas las tramas y habla con el resto de personajes. Aunque me ha dejado un poco alucinado con los vaqueros (¿de verdad era ella?), no ha conseguido cegarme del todo, y su pequeña subtrama no ha dado mucho de sí. El cold open ha sido genial, eso sí (“¡Quémalos!”). Aunque ha sido Jenna la que ha tenido las mejores frases, con ese diccionario de jerga que le indica que “azing” es el diminutivo de “amazing”

A la rubia de la serie, por su parte, no le sienta demasiado bien que Tracy tenga alguna posibilidad de ganar un premio por su interpretación, y menos un premio tan importante como un Globo de Oro (¿en serio Tracy puede ganarlo?). Así que decide sabotear a su compañero de trabajo para que la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood la vete de por vida y le den una tarjeta como la suya. Por cierto, es el mismo estilo de tarjeta con la que conseguía tartas gratis un par de episodios atrás.

Otra tarjetita para JennaOtra tarjetita para Jenna

Tracy sigue con sus locuras, y ya desde el principio marca la diferencia: “Los “entendidos” creen que tengo una “posibilidad” de ganar un “Oscar”. Y acabo de enterarme lo que son las “comillas”“. Genial, como siempre. Toda la escena de la proyección de vídeo ha sido muy buena, pero me quedo con Kenneth actuando de mesa humana.

La mejor línea argumental ha sido, no obstante, la de Jack y su lucha contra la congresista que interpretara Queen Latifah. No he visto mucho Mad Men, pero ver a John Slattery en un registro tan alejado ha sido uno de los puntos fuertes del episodio. Entre Kelsey Grammer y él han subido mucho el nivel de cameos de famosos, que tampoco estaba muy alto en este principio de temporada. Es cierto que ha habido, como siempre, demasiadas referencias a elementos de la cultura pop americana, como el juego con el nombre de Steve Austin, pero tampoco tantos como para que te pierdas y no entiendas nada.

Jonathan, otro personaje a reivindicarJonathan, otro personaje a reivindicar

Hablando de la trama de Jack, hay que destacar a Jonathan, otro de esos secundarios muy poco importantes pero que saben exprimir el jugo de cada segundo que están en pantalla. Esa escena inicial con Jack (“Esto no es una conversación!“) o frases como “La gente de nuestra edad nunca vota. Nos quita tiempo para hablar de nosotros mismos” son las que demuestran que con pocos detalles 30 Rock sigue estando muy por encima del resto de comedias. Un episodio entretenido, quizá no a la altura de los anteriores, pero enormemente entretenido y disfrutable. Como lo es 30 Rock.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review 30 Rock: Brooklyn Without Limits
Valoración

Categorías: 30 Rock Reviews Series Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »