Reviews

24

Review 24: 5:00 am – 6:00 am

Review 24: 5:00 am - 6:00 am

A las puertas del capítulo doble que marcará el principio del fin del octavo día, cambiamos el ritmo. Habíamos pedido más política, un presidente en condiciones y una conspiración, y el decimocuarto capítulo nos trae política, conspiración y una frase que, de momento, es la única alegría que me ha dado Dana. Si queréis que hablemos, dad un saltito hacia la línea azul.

A eso de las cinco de la madrugada parece ser que en Nueva York la gente empieza a trabajar. Esto es una cobertura estupenda para escapar, lo que rompe la dinámica de los últimos capítulos de escapar sólo por velocidad e insistencia. Me resulta gracioso pensar en escapar con uranio en un taxi es bastante raro e interesante, y de lo poco nuevo que ha aportado el capítulo. Empecemos por Dana… creo que nos hemos descuidado con el tema de los topos en la CTU. Cuando hace unas temporadas alguien era el topo se escondía para hablar por el móvil, esta chica, sin embargo, es descarada. No sólo es que pide datos que hacen sospechar a Chloe (eso da que pensar que en dos o tres capítulos la desenmascararán), sino que además se tira en plena crisis hablando por el móvil todo el rato. Esto lo veo un poco un fallo, porque antes los topos al menos se iban a la sala de servidores o al baño, ahora usan el bluetooth, pero Katee no es José Luis Moreno y se le ve mover los labios. En cualquier caso, el despiste del taxi y la conversación con los activistas nos han dado una alegría “mis ordenes son”… Dana no está sola, alguien ayuda a la CTU, y por lo que parece al final del capítulo, prefieren que la bomba no estalle, o no lo haga de momento.

En cuanto a los chicos de la IRK ya tienen lista la bomba y están listos para actuar. El hecho de que veamos a Tarin sospechar es sospechoso, porque es un recurso que ya hemos empleado anteriormente, así que puede ser que en este caso sea de verdad de la buena. Se me ocurren tres opciones de que no estalle la bomba, aunque es posible que esta lo haga, ya ha habido por lo menos dos bombas nucleares en 24: que Tarin se eche para atrás, que le paren los jefes de Dana o que la CTU pueda detenerlo (aunque esto me parece difícil). Ya digo que bien puede estallar, pero creo que no lo hará, así que, apuesto por que Tarín dude y en eso de tiempo a que los conspiradores muevan ficha. En cualquier caso, la furgoneta blanca con la carga nuclear me ha recordado mucho a la segunda temporada.
En Naciones Unidas hemos vuelto a una reacción política digna de un Presidente de 24 (salvo Logan) y una rebelión de su gabinete similar a la de la segunda temporada. Aunque en este caso no derrocan, de momento, a la presidenta Taylor, la colaboración entre Weiss y Brucker ha permitido que un grupo de asalto ataque al servicio secreto y al presidente Hassan. Los patriotas mal entendidos están siendo un problema esta temporada, tanto los de la IRK como los estadounidenses.

Sí ha sido emocionante, y mucho, la escena del ordenador, el pen drive y el infarto. Más allá de lo raro de que se agarren información en una memoria en lugar de enviarla o comentarla, la llegada de Kanin ha sido emocionante, por mucho que el argumento de las pastillas venga también de la tercera temporada. Eso si, me gusta el dilema de Weiss acerca de atacar a Hassan, traicionar a la presidenta y dejar morir prácticamente a un compañero (aunque no amigo).
La presidenta Taylor se ha mantenido firme, y aunque en este caso posiblemente se deba a que favorece a la trama, si parece realista la decisión de no entregar a Hassan. Se ha mostrado firme y se ha enfrentado a todo el mundo, y eso es algo que echábamos en falta porque en la pasada temporada no tuvo mucha complicación por ese flanco (por otros sí, pero en términos generales tuvo un gabinete bastante leal para lo que se estila). Se ha mantenido firme, y viendo que la cosa se pone fea, ha llamado a Jack que es en el único que confía. El general Brucker no conoce a Jack y parece que el error lo pagará bien caro.

Por último, ha sido muy importante el transporte de los Hassan por parte de Jack y Renee. Esta última ha dejado de poner cara de pena y lloriquear, y ha tomado la iniciativa, algo que ya estábamos esperando. Ha sido uno de los mejores momentos de 24 por todo, la emoción, saber que iba directo a una emboscada, la reacción ante la llamada de Kanin y el sacrificio del servicio secreto. Además, el enfrentamiento ya entre Jack y Renee con los cuerpos especiales ha sido entretenido, incluso Jack se ha quedado sin balas, y lo ha resuelto Hassan. Ahora habrá que ver qué puede suceder con el agente que ha detenido Jack. Aunque parecía demasiado bien informado acerca de todos los detalles, abre dos incógnitas al respecto: si cantará ante la presidenta y, por otro lado, si Hassan se planteará entregarse (la cara que se le ha quedado con lo del atentado da que pensar)… esto podría ser otra opción para detener la bomba.
En resumen, creo que es un capítulo que ha armado lo que queda por venir, enlazando la trama política con el tema de la bomba. Además, abre la puerta a una conspiración. El problema, a mi parecer es que ha tirado de recursos ya usados antes (el infarto y las pastillas, la falta de disciplina del sector duro del gobierno). En fin, la semana que viene, después del capítulo doble estaremos más cerca de saber si, definitivamente, tenemos un final digno, o nos quedamos a medio gas.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review 24: 5:00 am – 6:00 am
Valoración

Categorías: 24 Reviews Series Etiquetas: , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »