Reviews

24

Review 24: 12:00 am – 1:00 am

El nuevo día parece traer aires renovados para la octava temporada. Si ya hace unas cuantas horas hablábamos de los capítulos en los que Jack conducía, en este caso, no por menos conducir, el cambio es menor. En una hora hemos cerrado gran parte de las tramas y hemos abierto la puerta a algunas nuevas. Si quieres que los hablemos, pasa adentro.

Este capítulo de 24 ha tenido dimensiones de cliffhanger y da esperanzas a aquellos a los que no estaba gustando la temporada. A parte de la trama de Dana, de la que hablaremos, hemos cambiado el eje de los malos y, sobre todo, hemos recuperado al mejor Jack Bauer, que parece que se va a implicar más en adelante. Duele pensar que para que Jack nos guste, alguien tenga que hacerle pasar un mal rato. La intervención del jefe de gabinete Weiss y de Hastings contra Renee, ha recuperado el espíritu de 24. Primero porque nos recuerda que los peores enemigos están dentro, y que las peores consecuencias vienen de los ambiciosos. Weiss promete en una sola llamada telefónica todo lo que echábamos en cara a la trama política. Ambición, falta de escrúpulos y, posiblemente, dobles intenciones. Hasta la fecha había desempeñado bien sus funciones y de hecho, parecía más responsable que Kannin, pero lo cierto es que se ha retratado como todo un trepa. Claro que en esta categoría destaca Hastings, que ya había mostrado tendencias arribistas con el tema de los aviones, y de usar a Renee, pero el salto de ahí a inculpar a un inocente, es grande. De hecho, como personaje ha ganado al resistirse y al claudicar… esto le da una profundidad que le había faltado hasta la fecha

Las consecuencias las paga Renee. Me parece que de lo mejor de la temporada es su actuación. Hemos sufrido con el interrogatorio, en el que no ha habido golpes y, además, ha asumido su responsabilidad (eso lo suponemos, porque no hemos visto exactamente el momento). La apuesta se ha redoblado: ya no es con Jack ni sin Jack, sino con Jack o la cárcel. Tenemos hacia Renee una simpatía que no sentimos hacia Dana, y en solo una de las escenas del interrogatorio, hemos podido sentir más solidaridad que en toda la historia de Kevin

Por el lado de Dana, al fin avanzamos, aunque no sabemos a donde, ni si hemos llegado a algún sitio. Me alegro de que haya terminado el tema del chantaje de Kevin, pero, no sé si me preocupa más que ramifiquen más la trama, o que todos los minutos robados a la temática principal hayan servido para que todo termine con dos quinquis muertos en una furgoneta. Uno puede pensar que todo era para que Cole no estuviera en la operación, pero sería desproporcionado. Por otro lado, a no ser que sea fruto de alguna pirueta argumental (que puede gustarnos o no), todo apunta a que la trama se centrará en “alguien ha matado a alguien” “pues a mi no me mires” y eso es confiar mucho en el público de 24. Yo tengo miedo, pero confío en los guionistas (aunque esta confianza, en el tema de Dana, empieza a reducirse). Otra posibilidad es que esto haya servido para potenciar el personaje de Cole, no solo como un hombre de acción, sino como un tipo con un mínimo de ética equiparable al de Jack, aunque esto lo veremos en el próximo capítulo.

Chloe y ReneeChloe y Renee

En resumen, esto se queda en inventarse algo que de continuidad a la trama de Dana y que justifique todo el tiempo invertido; que se complique una cobertura de la muerte de Kevin y su socio; o que todo quede en nada y nos quedemos con cara de pasmo.

Hemos recuperado a un Jack que, a mí, me ha emocionado con ese “quítate chaval”. Ha sido un Jack absolutamente pleno, inteligente, con vista política y operativa y ha atizado unas cuantas cabezas, aunque ha bajado la guardia. Este pequeño fallo (Jack Bauer ha sido siempre invencible) ha dado lugar a una brillante escena de diálogo entre Hastings y él. De hecho, una gran recuperación del mejor 24 es la figura de los jefes de la CTU incompetentes, trepas, y burócratas que, al final mueren, le dan la razón a Jack, o las dos cosas. Es lo que queremos y lo que esperamos. Jack ha definido uno de los aspectos fundamentales de este error con lo de decir que no a la clase política: al final, salvo excepciones, el papel de la CTU ha sido más importante cuando no ha seguido ciegamente a los políticos. Esto se reafirma con el diálogo del final acerca de la falta de seguridad de Hastings y la necesidad de contar con Jack. Por un segundo todos hemos sido el director de la CTU y hemos repetido la gran frase:” te quiero con los dos pies dentro”.

Al final, los malos. Hemos resuelto la trama rusa y hemos vuelto a la del terrorismo islámico (tangencial en la segunda temporada y fundamental en la cuarta). Farhad se ha visto sorprendido por el cambio de planes de sus socios para atacar a Estados Unidos, no solo por las consecuencias, sino porque, además, parece que tenían claro el cambio antes de tiempo. Esto hace que se pueda redimir llamando a la CTU, pero la verdad es que si los rusos aportaban aire fresco, el integrismo está más que repetido. Sería interesante ver si esto no tiene más que aportar, o de qué manera esperan extender la trama para toda la temporada. Parece que el problema del despliegue de los aviones da oportunidad a que se escape el uranio, pero no creo que el juego del gato y el ratón dé para 15 episodios. Esto significa que no sabemos si el ataque nuclear es fruto de la improvisación, o si, por el contrario, tiene algo por detrás que de continuidad argumental a la temporada.

En resumen: Jack is Back. Tenemos varios motivos para la esperanza: que Dana vuelva a tener una trama coherente, que Jack sea Jack, que Weiss sea tan malo como podemos sospechar y que la célula terrorista sea un paso a algo más grande.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review 24: 12:00 am – 1:00 am
Valoración

Categorías: 24 Reviews Series Etiquetas: , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »