Retratos de Glee: Finn Hudson

Retratos de Glee: Finn Hudson

Como toda buena serie, esta sección ha sufrido un parón considerable (perdón por la tardanza), pero aquí está de nuevo para continuar analizando a los personajes de Glee. Tras mis dos féminas favoritas, le ha llegado el turno al tercer vértice del triángulo amoroso: Finn. Como cantante, no lo hace nada mal. Como bailarín… necesitaría pasar 8 años en Fama para coger soltura. Y como inocente bonachón, nadie le gana (aunque Will se le acerca bastante). Si queréis repasar cómo le ha ido a Finn en Glee, y conocer más cosas de Cory Monteith, el actor que le da vida, sólo tenéis que hacer click.

Cuando le vimos por primera vez, Finn era el quaterback del McKinley, uno de esos chicos populares que sólo piensa en el fútbol, en su madre y en su ideal novia Quinn, la (como no podía ser de otro modo) jefa de animadoras. Pero Finn es diferente al resto de la gente con la que se junta, básicamente porque no intenta amargarle la vida a nadie. Y un día Will se cruzó en su camino, al oírle cantar en las duchas “Can't fight this feeling”, justo cuando necesitaba reclutar cantantes para New Directions. Así que tras una triquiñuela en la que engañó a Finn con un lío falso de tenencia de marihuana, le castigó obligándole a cantar en el coro. Ahí fue donde nuestra querida Rachel sintió el flechazo…

La historia de Finn y Rachel estaba impedida desde el principio, con Quinn de por medio. ¿Os acordáis de que Rachel se apuntó al club de celibato para estar más cerca de Finn? Aunque el pobre de Finn eso del celibato no le suponía ningún problema, ya que el chico es de disparo fácil (grande la escena en la que piensa cada vez que tiene un momento caliente, ese atropello con grito de madre incluido). Y es precisamente ese problemilla de Finn el que hace que se crea completamente la historia del embarazo de Quinn. No hace falta que volvamos a comentar todo el lío de la mentira de Quinn, así que lo único que se puede decir es que cuando parecía que Finn tenía dudas sobre dejar a Quinn por Rachel, llegó el embarazo, truncando la historia que empezaba a nacer. Aún así, los acercamientos entre Finn y Rachel se han ido sucediendo, sin llegar nunca a dar el paso definitivo. Hablando de amores imposibles, ya sabéis quién es el otro pretendiente del inocente Finn. El glamouroso Kurt, que vive en secreto su amor por el quaterback, y que ha sido en ocasiones un apoyo inesperado para Finn.

Retrato de
FinnRetrato de Finn

En cuanto a su papel en el Glee Club, lo cierto es que el personaje de Finn ha tenido bastantes altibajos. En un principio entró al coro por obligación, pero pronto le cogió el gusto y tuvo un buen feeling con sus compañeros. Con la entrada de Quinn, dejó a un lado su historia con Rachel, y se volvió menos comunicativo (al menos a mi parecer). Ha habido dos momentos de conflicto interno de Finn con respecto a su permanencia en el Glee Club. La primera de ellas vino cuando, cegado por los celos, el entrenador Tanaka obligó a elegir a los jugadores de fútbol entre el equipo o el coro. Y Finn, que en ese momento sufría humillaciones constantes por parte de sus compañeros de fútbol, decidió abandonar el coro. Pero un discurso del señor Schuester, y New Directions vuelve a estar completo. El segundo momento malo llegó cuando estalló la bomba informativa, activada por Rachel. Me refiero a la verdad sobre el padre de la hija de Quinn. Cuando Finn se enteró por fin, se pegó con Puck, discutió con Quinn y dejó el coro, justo antes de los seccionales. Yo le entiendo, porque después de hacerse cargo de un embarazo, de acoger a su novia en su casa tras ser expulsada de su hogar, y renunciar a Rachel para ser un buen padre… enterarse de la verdad tuvo que ser un golpe duro.

Y una vez más, Will salvó el día hablando con Finn y empujándole a que regresara junto a sus compañeros y ganasen la competición. Por el momento, Finn sigue sin querer saber nada de Quinn ni de Puck, y yo creo que es la ocasión perfecta para un acercamiento entre el quaterback y Rachel. Veremos lo que pasa… Y veremos como evoluciona el personaje de Finn, ese bobalicón inocente con pocas dotes en el baile pero con un gran carisma y una voz muy especial.

Descubriendo una
vozDescubriendo una voz

Ahora toca hablar de Cory Monteith, el actor que da vida a Finn en Glee. Cory nació el 11 de mayo de 1982 (¡¡27 años!!) en Calgary, Canadá. A diferencia de otros compañeros de reparto, él no ha tenido siempre claro que quería ser actor. Ha desempeñado múltiples trabajos, como su empleo en la cadena de supermercados Wal-Mart. También ha sido taxista, camionero, telemarketer y peón de la construcción. Vamos, que había hecho de todo antes de dedicarse a actuar. Fue en Vancouver donde el director David DeCoteau lo descubrió y le dio el papel protagonista de Killer Bash (2005). Tras eso, Cory ha participado en otras películas, como Bloody Mary, Destino Final 3, Un vecino con pocas luces, White Noise 2: The Light, Lo que no se ve y Whisper. Además, también ha intervenido en series como Young Blades, Supernatural, Killer Instinct, Smallville, Whistler, Stargate SG-1, Flash Gordon, Kyle XY y The Assistants.

La La “concepción”

Pero sin duda, el papel que le ha encumbrado al éxito ha sido el de Finn Hudson, uno de los protagonistas masculinos de nuestra serie favorita. Aunque no ha sido nominado a ningún premio, creo que Cory es un buen actor, que clava las caras de bobo y que canta fenomenal. Lo que pasa es que Finn es un personaje que a veces parece muy limitado, y estoy seguro de que en el futuro le veremos otras caras. Repasemos por último las mejores actuaciones de Finn en Glee. Por desgracia, el canal que estaba utilizando para poner los vídeos infringía derechos de autor, por lo que ya no están los vídeos con las actuaciones tal y como las vimos en la serie (a excepción del No air). Así que os dejo las versiones de estudio.

La verdad es que los solos de Finn son muy ñoñicos… jejeje. Pero no se puede negar que tiene una gran voz. ¿Qué opináis de este personaje? ¿Queréis que esté con Quinn o con Rachel? ¿Qué esperáis de su futuro? ¿Superará su problemilla con las chicas?

En la próxima entrega… Will Schuester, el maestro de ceremonias de New Directions. Y quedan 3 semanas para el regreso de Glee, ¡así que todos preparados!

Si quieres volver a visitar otros Retratos de Glee:


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »