¿Por qué Lost nos ha vuelto a enamorar?

¿Por qué Lost nos ha vuelto a enamorar?

Acabamos la primera temporada de Lost rendidos a los pies de Jack, Sawyer, Locke y compañía. Todo nos parecía magnífico. Habíamos entrado en un estado de nirvana colosal, desconocido por la mayoría hasta aquel momento. Luego llegó el parón y la convicción de que Lost jamás podría mejorar la primera temporada. Entonces apareció Ana Lucía, Eko, la parte de cola y Ben, y llegamos al final de la segunda temporada totalmente fascinados por los Otros y por la opción de que fueran rescatados. Parecía casi imposible, pero la segunda temporada había superado a la primera. Y llegó un nuevo parón y, de nuevo, la sensación de que Lost había tocado el cielo. Después de un dudoso arranque de tercera temporada llegó Juliet, llegaron las desavenencias entre losties, y justo cuando se iba Charlie y Jack pronunciaba aquel “We have to go back”, volvimos a tener la impresión de que Lost había superado el cielo. Para muchos, aquel flash forward fue el momento más sublime de la historia de la televisión. Entonces llegó la cuarta temporada

En el New York Post han escrito un artículo en el que argumentan 10 razones por las que Lost nos ha vuelto a enamorar… Aquí están:

  • Esta temporada está a la altura de la perfecta season finale de la pasada temporada
  • Conocemos el destino de Jack
  • Sabemos quién sobrevive
  • Los nuevos personajes son geniales
  • Jack y Locke son rivales
  • Sayid ha hecho equipo con Ben
  • Tendremos más episodios (de los 8 con la huelga pasamos a 13)
  • Más tensión sexual
  • La serie viaja (Berlín o Túnez ya han sido visitados)
  • Existe un final

Lo cierto es que la cuarta temporada está muy bien planteada. El flash forward de la finale abrió un abanico de opciones inmenso. Al principio creimos que el hecho de conocer que un personaje se salvaría restaría trascendencia a sus actos en el presente. No ha sido así, entre otras cosas porque nunca sabes si daremos un salto en el tiempo a un flash forward posterior o anterior. Además, la trama isleña con los dos grupos divididos y la confrontación entre dos líderes opuestos: Jack-Locke, es uno de los puntos fuertes de la temporada. Y los nuevos, como se menciona en el artículo, aportan interés a la historia. En Lost, todo suma.

Aunque 10 razones se quedan bastante lejos de las casi 250 que conseguimos dar entre todos y que dieron como resultado: Las 100 razones para ver Lost.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »