Pilotos de Verano: Rush

rush101-1

Los médicos han sido siempre uno de los personajes favoritos de los guionistas de televisión. Junto con los policías y los abogados, dudo que haya otra profesión que haya aparecido en más series. Tradicionalmente, los doctores (y las doctoras) han sido retratados como personas abnegadas, sacrificadas y, casi siempre, muy atractivas. En los últimos años, sin abandonar su atractivo, nos hemos acostumbrado a otro tipo de médicos con un carácter más discutible. Ambiciosos, irrespetuosos con el paciente y más preocupados de ganar dinero que de cumplir el código deontológico. El doctor William P. Rush pertenece a esta última hornada. A pesar de su innegable talento y capacidad, ha decidido dedicarse a tratar pacientes necesitados de una especial discrección y con posibilidades de pagar fuertes sumas al contado. Ni que decir tiene que muchos de sus casos son éticamente dudosos. ¿Quieres conocer algunos de ellos?

Si tuviera que seleccionar mis médicos favoritos de la televisión, sin un orden concreto, serían el capitán Benjamin Franklin “Hawkeye” Pierce, de M.A.S.H.; el doctor Joel Fleischman, de Doctor en Alaska; y el doctor Gregory House. A esta terna, a pesar de no ser médico, añadiría también a la enfermera Jackie Peyton, con la que el doctor Rush comparte un uso liberal de las sustancias químicas. En cualquier caso, quizá el mejor paralelismo de Rush sería con un doctor House varios años más joven. Ambos son brillantes (y muy conscientes de serlo), deslenguados, manipuladores y un punto irritantes. Incluso tienen los mismos gustos en el afeitado. No obstante, Rush ha encontrado la manera de trabajar en Los Ángeles de forma independiente y evitarse los disgustos con la jerarquía que seguramente tendría que soportar si pasara más tiempo en un hospital.

rush101-2

Su fórmula es sencilla, atender a pacientes dispuestos a pagar por adelantado con tal de no acudir al sistema oficial de salud y mantener sus problemas en el anonimato. Por supuesto, es una magnífica manera de ganar dinero rápido, pero no exenta de algunos problemas. En primer lugar, el doctor Rush necesita mantener los secretos de sus pacientes, que en ocasiones son tipos bastante despreciables. Y además, en determinadas circunstancias no tiene más remedio que acudir a los servicios médicos tradicionales. Para ello, cuenta con el apoyo del doctor Alex Burke, antiguo compañero de la universidad y amigo para todo, y a Harold, un conductor de ambulancias con más ganas de ganarse un dólar extra que de hacer preguntas. Todo apunta a que los casos de Rush serán uno de los puntos fuertes de cada capítulo y en el piloto hemos podido ver tres de ellos.

En un tiempo récord, el buen doctor se ha debido enfrentar a un productor de Hollywood con exceso de estimulación en su aparato reproductor y a una figura del beisbol con tendencia a ser demasiado agresivo con su novia. Entre medias, le ha tocado lidiar con un paciente inesperado. Manny, su proveedor de drogas, le hará involucrarse en la operación a vida o muerte de un pandillero latino tiroteado. Pero, por supuesto, no todo es trabajo para William. Como no podía ser de otra manera, su estilo de vida le ha hecho tener numerosos problemas personales. Por ejemplo, mantener la relación con la familia de su amigo Alex, de cuyo hijo es padrino, o recuperar después de varios años a su antigua novia, Sarah. Para todo ello, contará con el apoyo de su asistente Eve, tan capaz de organizar las citas del doctor Rush como de actuar de consejera personal.

rush101-3

Por el momento, no parece que Rush vaya a ser un bombazo como fueron en su momento Urgencias, House o Anatomía de Grey. Pero, en mi opinión, cuenta con los ingredientes necesarios para funcionar bien. Si tenemos que fiarnos por el piloto, la serie tiene ritmo, agilidad y recursos suficientes para mantener el interés. El galés Tom Ellis, otro actor británico interpretando a un médico norteamericano, parece capaz de llevar al personaje que deberá sostener toda la serie. Y los guionistas tienen un amplio campo para incluir situaciones que pueden ser cómicas o muy dramáticas, como ya hemos podido ver. En definitiva, me parece una buena serie para seguirla de forma tranquila, sin necesidad de agobiarse por no haber visto el último episodio. ¿Y vosotros? ¿Qué opináis?


Categorías: Opinión Etiquetas: , , ,

2 comentarios

  1. Lo que me gusta de esta serie además es que es muy ágil. De los 3 capítulos que han dado ya ninguno se me ha hecho pesado, y hay normalmente dos o tres tramas a la vez que no se hacen pesadas como en otras series de médicos en que una trama principal es la que se lleva el peso mayor.

    Como bien dices, quizá no pase a la historia, pero la verdad es que a mi me está gustando mucho… hay muchas cosas en el pasado de Rush que no conocemos.

  2. […] de Homeland, Extant ha arrancado con excesiva calma,True Blood y Utopia ya las conocíamos y Rush es un pasatiempos estival. Aún así, creo que es un buen verano de series. Y será mejor a partir […]

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »