Pilotos de Verano: Roadies

roadies101-1

El verano es época de conciertos y festivales. Las más grandes bandas de música se echan a la carretera para acercarse a sus fans y ofrecer grandes espectáculos. Pero nada de ello sería posible sin los roadies, o los pipas, como también se les conoce en España. Ese equipo de personas, más o menos grande, según la importancia de la banda, que se encarga de montar los escenarios, comprobar el sonido, las luces… En definitiva, asegurarse de que los conciertos se celebran en perfectas condiciones, sin que las estrellas tengan nada de que preocuparse. Cameron Crowe, el guionista y director de Jerry Maguire y Almost Famous, entre otras, vuelve a recuperar sus experiencias como redactor de la mítica Rolling Stone, con la que siguió las giras de grandes bandas norteamericanas en los años 70. ¿Os apetece descubrir los secretos tras los grandes conciertos del verano? Seguidme después del salto.

Todos los trabajos tienen sus particularidades, pero algunos se prestan más a llenarse de personajes interesantes. Pasarse semanas, incluso meses, siguiendo a una banda de música por todo el país, recorriendo miles de kilómetros, sin estar más que unos pocos días en el mismo lugar, requiere de personas con unas cualidades muy especiales. La más importante de ellas, una pasión casi enfermiza por la música. Por otra parte, las relaciones que se producen entre un grupo de personas que trabaja, come y duerme de manera tan próxima durante tanto tiempo acaba pareciéndose más a una familia que a la de los simples compañeros de trabajo. Y una familia, como la que forman los roadies que ponen en marcha la gira de The Staton-House Band, necesita de un padre y una madre que cuide y se preocupe por todos ellos.

roadies101-3

Porque Bill, el director de la gira, y Shelli, directora de producción, no son únicamente los responsables de que todos y cada uno de los conciertos sean un éxito. También son jefes de equipo, guías de comportamiento, paño de lágrimas y líderes espirituales. En definitiva, los auténticos padres de una familia numerosa y bastante desquiciada. Y, como suele suceder entre los cabezas de familia, se tragan las mayores preocupaciones para mantener a todos sus “hijos” en una feliz ignorancia. En este caso, la llegada de Reg Whitehead, un nuevo director financiero que se unirá al grupo y que cuenta con los peores augurios. Al fin y al cabo, viene a asegurarse de que el show gane dinero, un tipo que antes trabajaba en negocios inmobiliarios y, por si fuera poco, es inglés. Suficiente para que cada miembro de la familia vea amenazado su actual modo de vida.

Al decir que Bill y Shelli son el padre y la madre del grupo quizá hayáis entendido que son un matrimonio y no es así, al menos de manera literal. De hecho, Shelli está casada con otro productor de conciertos, con el que se mantiene en contacto telefónico casi permanente. Y Bill tiene una vida sexual que podríamos definir como desorganizada. Aunque lo cierto es que hay una química especial entre ellos. Como esas parejas que llevan mucho tiempo juntas, se compenetran casi sin necesidad de hablar entre ellos. Pueden opinar de forma diferente en muchas cosas, pero tienen muy claro cuál es el objetivo final. Además, cuentan con la presencia del “abuelo” Phil, el veterano que lleva trabajando en la carretera desde los años 70 y que representa el ejemplo perfecto de los auténticos valores de la música en directo.

roadies101-2

Entre el resto del equipo hay toda una galería de personajes que pueden ir marcando cada uno de los 10 episodios que tiene programado Showtime para esta primera temporada. El piloto ha dedicado más tiempo a la historia de Kelly Ann, la estudiante de cine que ha conseguido una beca para ir a la universidad y que, supuestamente, abandonará la banda en breve. También hemos conocido a su hermano Wes, genio del café expresso que acaba de ser despedido de la gira de Perl Jam. Un personaje, por cierto, interpretado por el rapero Colson Baker, también conocido como Machine Gun Kelly o MGK. También el jefe de seguridad de la gira, Puna; la técnico de sonido, Donna, de la que nadie debería saber que está embarazada; o Milo, el afinador de guitarras. Todos ellos tienen historias que necesitan ser contadas. Por no hablar de Natalie, la grupie desequilibrada a la que no le importan las órdenes de alejamiento.

Lo cierto es que Roadies tiene una pinta estupenda. Muchas historias que contar, personajes estupendos, potencial para la comedia, anécdotas sobre los grandes grupos de música norteamericanos y, por supuesto, muchas canciones. La apuesta de verano de Showtime tiene aspecto de ser una de las más interesante de esta temporada. Al menos, yo pienso darle una oportunidad a los próximos episodios. ¿Y vosotros? ¿Estáis dispuestos a salir a la carretera con The Staton-House Band? Animaos y dejadnos vuestros comentarios.


Categorías: Opinión Etiquetas: , ,

1 comentario

  1. Faraday

    He visto el primer par de capitulos y ni fu ni fa, pero tambén es cierto que no soy mucho de comedias. Aun así sale mi preciosa Imogen Poots que es la única razón, almenos por ahora, para seguir la serie.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »